Faithlife
Faithlife

LA SEXTA BIENAVENTURANZA

sermón del monte, bienaventuranza   •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 26 views
Notes & Transcripts
Las bienaventuranzas Capítulo 6: LA SEXTA BIENAVENTURANZA

LA SEXTA BIENAVENTURANZA

La sexta bienaventuranza, Limpio Corazón.

Mateo 5.8 RVR60
Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.
1 Juan 3.2 RVR60
Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.
Para poder tener un corazón limpio necesitamos indiscutiblemente de la gracia de Dios.
-18
Gálatas 5.16–18 RVR60
Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.
16 Digo, pues: anden por el Espíritu, y no cumplirán el deseo de la carne.17 Porque el deseo de la carne es contra[a] el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne, pues éstos se oponen el uno al otro, de manera que ustedes no pueden hacer lo que deseen. 18 Pero si son guiados por el Espíritu, no están bajo la Ley.
Ya no jugar más con el pecado en nuestra vida debemos de tomar en serio el pecado
Si no tomamos en serio lo que enseña la Biblia sobre el pecado, no tomaremos en serio nuestra santificación.
Si Satanás no nos puede retener en su reino, intentará empujarnos hacia o el legalismo o el libertinaje. Ambos errores vienen de no tomar en serio lo que enseña la Biblia sobre el pecado: el legalismo intenta vencer al pecado cumpliendo una serie de leyes; y el libertinaje abarata la gracia, usándola como una excusa para pecar. La santificación requiere una sobria evaluación del pecado que aún queda en nosotros
Asediados por el pecado
Constantemente somos tentados por ese pecado que aún mora en nosotros. Cientos de ataques diarios son los que cada creyente tiene que resistir (si es que los resiste). Es una oposición constante y activa. Cuando el Espíritu nos dice que guardemos nuestros ojos de ver lo malo, la carne nos anima a satisfacer el deseo de pecado
-2Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Hebreos 12.1–2 RVR60
Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.
Puestos los ojos en Jesús
12 Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,
El pecado puede atacarte fuertemente con una gran tentación, o puede desgastarte con cientos de tentaciones pequeñas cada día.
2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.
El pecado puede atacarte fuertemente con una gran tentación, o puede desgastarte con cientos de tentaciones pequeñas cada día.
Si tu cedes a una, luego cedes a otra, y ya en la tercera no te es tan gravoso, y así sucesivamente el pecado va debilitando tu fortaleza espiritual para conducirte a la derrota y asaltarte sin misericordia.
¿Cuál es tu postura ante el pecado?
¿Estás luchando activa y ofensivamente contra él?
¿O estás cediendo terreno?
No tenemos ningún pasaje en la Biblia que nos permita bajar la guardia ante el pecado; que nos diga: “descansa, ya eres salvo y no debes preocuparte por ello”.
¡No! La Biblia nos llama vez tras vez a perseguir la santidad y a hacer morir el pecado.

Agridulce de la Vida Cristiana

Es a la vez un alivio y un dolor en el corazón saber que en todos los verdaderos creyentes existirá pecado remanente en ellos durante el transcurso de esta vida.
Filipenses 3.12 NTV
No quiero decir que ya haya logrado estas cosas ni que ya haya alcanzado la perfección; pero sigo adelante a fin de hacer mía esa perfección para la cual Cristo Jesús primeramente me hizo suyo.
:12Nueva Versión Internacional (NVI)
12 No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea perfecto. Sin embargo, sigo adelante esperando alcanzar aquello para lo cual Cristo Jesús me alcanzó a mí.
:23Nueva Versión Internacional (NVI)
Romanos 7.23 RVR60
pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.
Esto no quiere decir que debemos ser condescendientes con el pecado. Significa que hay que luchar a diario. La Biblia nos ordena constantemente a hacer morir al pecado que permanece en nuestras vidas
23 pero me doy cuenta de que en los miembros de mi cuerpo hay otra ley, que es la ley del pecado. Esta ley lucha contra la ley de mi mente, y me tiene cautivo.
Esto no quiere decir que debemos ser condescendientes con el pecado. Significa que hay que luchar a diario. La Biblia nos ordena constantemente a hacer morir al pecado que permanece en nuestras vidas
Romanos 8.13 RVR60
porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.
:13Reina-Valera 1960 (RVR1960)
13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.
Colosenses 3.5 RVR60
Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;
:5Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Queda claro, gracias al registro inspirado de la historia de los santos de Dios, que pureza de corazón no quiere decir que en la vida no haya pecado.
5 Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;
Noé se emborrachó; Abraham se expresó en forma deliberadamente ambigua y evasiva para confundir u ocultar información; Moisés desobedeció a Dios; Job maldijo el día de su nacimiento; Elías huyó aterrorizado de Jezabel; Pedro negó a Cristo.
Pero la limpieza de corazón que aquí Cristo elogia va más allá de esto.
¿Qué es limpieza? Es estar libre de la corrupción y los afectos divididos; es sinceridad, veracidad y firmeza de corazón.
Como una cualidad del carácter cristiano, la definiríamos como una sencillez piadosa.
Es lo contrario de falsedad. El cristianismo genuino hace a un lado, no solo la malicia, sino también el engaño y la hipocresía.
No es suficiente ser limpio en las palabras y en la conducta exterior. Limpieza de deseos, motivos e intenciones es lo que debe caracterizar (y lo hace en general) al hijo de Dios. Aquí, entonces, hay una prueba muy importante para que cada cristiano profesante se la realice.
¿Mis afectos están puestos en las cosas de arriba? ¿Mis motivos son limpios? ¿Por qué me congrego con el pueblo del Señor? ¿Es para ser visto de los hombres o es para encontrarme con el Señor y disfrutar la dulce comunión con él y su pueblo?
“Porque ellos verán a Dios”. Una vez más cabe señalar que las promesas que están unidas a las bienaventuranzas tienen un cumplimiento presente y futuro.
Los limpios de corazón poseen discernimiento espiritual y con los ojos de su entendimiento obtienen una visión clara del carácter divino y perciben la excelencia de sus atributos. Cuando el ojo es bueno todo el cuerpo está lleno de luz.

Matar o Morir

Esto no es opcional. Se trata de un combate mortal: muere el pecado o moriremos nosotros.
No es que en algún momento vayamos a ser perfectos, pero hacemos guerra contra el pecado mientras él nos ataca día a día. No nos conformamos al pecado. Peleamos y lo matamos.

¿Cómo matamos al pecado?

1. Reconoce conscientemente al viejo hombre como muerto; es decir, cree en la verdad de la Escritura acerca de la muerte del viejo hombre en Cristo y busca vivir en esa libertad
:11Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Romanos 6.11 BTX
Así también vosotros, consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús.
11 Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro.
Vivir en la realidad de que lo eres es la prueba de lo que eres.
1 Corintios 5.7 RVR60
Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.
:7Reina-Valera 1960 (RVR1960)
7 Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.
1 Corintios 5.7–8 TLA
Por lo tanto, dejen de pecar. El pecado es como levadura vieja, que a todos echa a perder. Si dejan de pecar, serán personas nuevas, como los panes nuevos y sin levadura que se comen en la Pascua. Nuestra nueva vida es como la fiesta de la Pascua. Nuestro cordero de la Pascua es Cristo, que fue sacrificado en la cruz. Nosotros somos como el pan de la fiesta, y debemos ser como el pan sin levadura, es decir, sinceros y honestos. No seamos malos ni hagamos daño a nadie, pues seríamos como el pan que se hace con levadura vieja.
-8Traducción en lenguaje actual (TLA)
7-8 Por lo tanto, dejen de pecar. El pecado es como levadura vieja, que a todos echa a perder. Si dejan de pecar, serán personas nuevas, como los panes nuevos y sin levadura que se comen en la Pascua. Nuestra nueva vida es como la fiesta de la Pascua. Nuestro cordero de la Pascua es Cristo, que fue sacrificado en la cruz. Nosotros somos como el pan de la fiesta, y debemos ser como el pan sin levadura, es decir, sinceros y honestos. No seamos malos ni hagamos daño a nadie, pues seríamos como el pan que se hace con levadura vieja.
Suena extraño, pero la salvación es una cosa extraña y maravillosa: Limpia la levadura vieja del pecado, porque en realidad ya está limpia. Si tratas de darle lógica a esta realidad y dices:
“Yo no tengo que luchar contra el pecado porque ya fui limpiado”, vas a demostrar solamente que no eres de aquellos que fueron limpios.
2. ¡Cultiva una enemistad contra el pecado! No matas a los amigos.
:13Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Romanos 8.13 RVR60
porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.
13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis
Matas a tus enemigos. Medita en cómo el pecado mató a tu mejor amigo (Jesús), deshonra a tu Padre, y busca destruirte para siempre. Desarrolla un mayor odio hacia el pecado.
3. No hagas planes que puedan abrir la puerta para que el pecado entre. “No piensen en proveer para las lujurias de la carne”,
:14Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Romanos 13.14 NTV
Más bien, vístanse con la presencia del Señor Jesucristo. Y no se permitan pensar en formas de complacer los malos deseos.
14 sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne
4. Reconoce el espíritu de la época y conscientemente resiste el impulso a conformarte a él,
:2Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Romanos 12.2 NTV
No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.
2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
Como dijo D.L. Moody, “El barco navega en el agua del mundo, pero si el agua entra en él, se hunde”.
5. Desarrolla hábitos mentales que renueven continuamente tu mente en torno a Dios.
:5Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Romanos 8.5 RVR60
Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.
5 Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.
Colosenses 3.2 RVR60
Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.
:2Reina-Valera 1960 (RVR1960)
2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.
:8Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Filipenses 4.8 RVR60
Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.
8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.
6. Lucha contra tus impulsos pecaminosos con todas tus fuerzas,
Como un boxeador combate a un oponente, y como un corredor de maratón combate la fatiga.
-6
Romanos 7.4–6 RVR60
Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios. Porque mientras estábamos en la carne, las pasiones pecaminosas que eran por la ley obraban en nuestros miembros llevando fruto para muerte. Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.
4 Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.
5 Porque mientras estábamos en la carne, las pasiones pecaminosas que eran por la ley obraban en nuestros miembros llevando fruto para muerte.
6 Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.
7. Admite tus fracasos y confiesa tu pecado cada día
:9
1 Juan 1.9 RVR60
Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.
9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.
8. Pide por la ayuda y el poder del Espíritu en todas estas cosas.
Ezequiel 36.27 RVR60
Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.
:27Reina-Valera 1960 (RVR1960)
27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.
2 Corintios 4.16 NTV
Es por esto que nunca nos damos por vencidos. Aunque nuestro cuerpo está muriéndose, nuestro espíritu va renovándose cada día.
16 Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →