Faithlife
Faithlife

IGLESIA O SECTA

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 3 views
Notes & Transcripts

PREÁMBULO

¿Iglesia o secta? Capítulo 1: ¿Qué es una secta?

Una prominente revista secular, después del suicidio de 39 miembros de una secta explicó: «La línea divisoria entre religión y secta, entre fe y fanatismo, a menudo es difícil de trazar».

¿Iglesia o secta? Capítulo 1: ¿Qué es una secta?

consideramos que una secta es un grupo (generalmente sincero) que ha dejado la verdad enseñada en la Biblia y ha ido tras una doctrina extraña y/o un líder con mucho carisma. La secta se compone de elementos doctrinales y sociológicos. Para lograr sus propósitos termina manipulando y controlando a los feligreses.

¿Somos una Iglesia o una secta? ¿Nota ud la diferencia?
Hoy veremos mediante la segunda carta de Juan a una hermana en Cristo lo que es una secta, y como es que uno anda en la verdad. ¿Podrá una Iglesia verdadera volverse una secta? El Apóstol Pablo nos da una advertencia:
Hechos de los Apóstoles 20.29–30 RVR60
Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.
Hechos 20.
Hechos de los Apóstoles 20.32 RVR60
Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados.
¿Quiénes entrarán en la Iglesia del Señor? ¿De dónde se levantarán hombres que hablen cosas perversas? ¿Puede un creyente genuino apartarse de la fe? ¿Cómo evitar no caer en el engaño de una secta? ¿Cómo identificar una? ¿Es notable la diferencia entre una Iglesia y una secta? Hoy
Juan dice haber hallado a unos hijos de una manera:
“Mucho me regocijé porque he hallado a algunos de tus hijos andando en la verdad,..” v.4
En ocasiones cuando vemos a alguien por años fiel congregándose, decimos: “las mismas caras”. Cuando deberíamos gozarnos porque hay hnos que no han abandonado la fe.
Sabe hno Yo quiero ser hallado por el Señor andando en la Verdad.
Aprenderemos como vivir la diferencia andando en la verdad. Dios nos llama a andar en al verdad ¿Cómo?

I. CONFORME AL MANDAMIENTO

“andando en la verdad, conforme al mandamiento..” v.4b
Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
Y este es un distintivo de la Iglesia en la Verdad de una Secta. La Iglesia sigue el mandamiento de Cristo, mas la secta el mandamiento de hombres. Como dice Pablo a los hnos:
Efesios 4.14 LBLA
para que ya no seamos niños, sacudidos por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de doctrina, por la astucia de los hombres, por las artimañas engañosas del error;
Para no ser guiados por cualquier nueva corriente o viento de doctrina, Dios nos ha dejado en su Palabra el mandamiento mediante el cual su Iglesia puede andar en la verdad.
Juan menciona tres veces la palabra “Mandamiento” Y hace referencia de como llegó a nosotros y de que consiste.
“Mucho me regocijé porque he hallado a algunos de tus hijos andando en la verdad,..” v.4
En ocasiones cuando vemos a alguien por años fiel congregandose, decimos: “las mismas caras”. Cuando deberíamos gozarnos porque hay hnos que no han abandonado la fe.
Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
Sabe hno Yo quiero ser hallado por el Señor andando en la Verdad.

A. Que hemos recibido. v.4

2 Juan 4 RVR60
Mucho me regocijé porque he hallado a algunos de tus hijos andando en la verdad, conforme al mandamiento que recibimos del Padre.
Juan le hace recordar a la Señora elegida que hay un mandamiento que no tiene origen humano, sino uno que procede del Padre.
2juan 4
Cuando dice “recibimos del Padre” el sentido aquí es obtener algo o entrar en posesión de.
¿Qué dice Juan que recibió? mandamiento
Un mandamiento que encamina, delimita, revela la verdad. No es cualquier mandamiento. Hno hemos recibido mandamientos de parte de Dios y si queremos andar en la verdad, tenemos que entrar en posesión de ese mandamiento, porque proviene del Padre.
Juan usando el mismo verbo dice al respecto:
Juan 3.27 RVR60
Respondió Juan y dijo: No puede el hombre recibir nada, si no le fuere dado del cielo.
Es decir no hay verdad que el hombre conozca o verdad que practique que no provenga del Padre.
Ejemplo: El testimonio de Pedro
Mateo 16.16–17 RVR60
Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.
Mat 16
¿Cuál debe ser nuestra actitud al mandamiento?
Jesús nos da el ejemplo y la referencia:
Juan 12.49–50 LBLA
Porque yo no he hablado por mi propia cuenta, sino que el Padre mismo que me ha enviado me ha dado mandamiento sobre lo que he de decir y lo que he de hablar. Y sé que su mandamiento es vida eterna; por eso lo que hablo, lo hablo tal como el Padre me lo ha dicho.
Juan 12
Si ud y yo, y como Iglesia seguimos este patrón, esta regla no nos vamos a desviar de la verdad.
ud. preguntará, ¿Cuál es ese mandamiento que hemos recibido?
Hemos dejado en claro que Jesús solo habló lo que el Padre le mandó, entonces los mandamientos de Jesús son los del Padre. Y Jesús se lo dejó a sus discípulos y ellos por las Escrituras a nosotros. Es como una carrera de Postas, que inicia con Dios revelando su verdad en mandamiento.

B. Que hemos tenido. v.5

Juan va responder la pregunta: ¿Cuál es ese mandamiento que hemos recibido? Es el mandamiento que hemos tenido desde el principio.
Cuando dice “hemos tenido” el verbo que usa aquí se puede traducir tambien por poseer en un sentido concreto o abstracto. Es decir que se posee algo que en un momento se recibió o que se dio como posesión. Y los que lo recibieron, se apoderaron de ese mandamiento, y esa es la idea, poseer la verdad del mandamiento.
También dice Juan “desde el principio”, Y no está haciendo referencia a Génesis. La palabra principio señala el principio de algo, el comienzo. ¿Qué comienzo señala aquí?
1 Juan 1.1–3 RVR60
Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida (porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó); lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo.
Juan está señalando el comienzo cuando recibieron el mandamiento del Padre por medio de Jesús, cuando andaron con él, le vieron y oyeron.
1juan 1.1-3
¿Cuál es el mandamiento desde el principio?
“Que nos amemos unos a otros” Y Juan hace referencia a lo que dijo Jesús: 15.12,17
Juan 13.34 RVR60
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Jn
Por ello dice a la señora elegida, que no le escribe un nuevo mandamiento. Y esto nos hace pensar que los que recepcionaban las cartas apostólicas o sus mensajes, siempre esperaban un mandamiento, o siempre los autores o mensajeros dejaban un mandamiento.
Y Juan le dice a la señora elegida no hay un nuevo mandamiento, sino el mismo que Juan recibió de Jesús, quien lo recibió del Padre. Juan posee ese mandamiento y al parecer la señora también, y la idea es no buscar nuevos mandamientos, sino ocuparnos en los que poseemos.

C. Que hemos oído. v.6b

¿Cuál es el mandamiento que no es nuevo? Que nos amemos unos a otros. Y ¿cómo definimos el amor?

Y este es el amor, que andemos según sus mandamientos.

“En esto consiste el amor: que vivamos según sus mandamientos” (Biblia de Jerusalén)
Jesús también lo definió así:
Juan 14.15 RVR60
Si me amáis, guardad mis mandamientos.
Juan 14.21 RVR60
El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.
Juan 15.10 RVR60
Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.
hnos el mandamiento es una posesión que los discípulos adquirieron de una forma oral, ellos la oyeron y la transmitieron de forma oral y escrita.
Hnos, el mandamiento es una posesión que tenemos, que ha llegado a nosotros de forma escrita. Y esta es la forma mas segura por la que ha llegado a nosotros.
Ahora Juan pasa a enfatizar cual es el mandamiento, pero en forma de praxis. v.6b
1 Juan 5.2–3 RVR60
En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.
1Jn
Ahora Juan pasa a enfatizar cual es el mandamiento, pero en forma de praxis. v.6b

Este es el mandamiento: que andéis en amor, como vosotros habéis oído desde el principio.

Podemos notar que tanto el amor como el mandamiento son un ANDAR:
“que ANDEMOS según sus mandamientos”
“que ANDÉIS en amor”
El mensaje aquí es: El amor es practico y el mandamiento también. Se nos está instruyendo a que el amor y el mandamiento sean parte de nuestra vida, un estilo de vida.
La Iglesia del Señor a diferencia de una Secta, posee el mandamiento como una verdad, sin necesidad de posible interpretación, sino obediencia. La Iglesia del Señor vive el mandamiento, tiene un amor practico:
Esta manera de pensar puede mantener saludable a la Iglesia del Señor. Observe lo que dice Juan en su primera carta:
1 Juan 5.2–3 RVR60
En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.
1 Juan 3.18–19 RVR60
Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. Y en esto conocemos que somos de la verdad, y aseguraremos nuestros corazones delante de él;
1Jn 3
Entonces andar en la verdad, es conforme al mandamiento, y también es...

II. ES PERSEVERAR EN LA DOCTRINA DE CRISTO. v.9b

el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo.

¿Cómo perseveramos en la doctrina de Cristo? De la misma forma que andamos, conforme al mandamiento. Pero aquí se añade algo más, y de gran importancia

A. Reconociendo a los engañadores. v.7

2 Juan 7 RVR60
Porque muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Quien esto hace es el engañador y el anticristo.
2jn
¿cuántos engañadores? muchos
¿Quién está detrás de estos engañadores? El Engañador y el anticristo.
¿Qué predican o confiesan lo engañadores? Que Jesucristo no ha venido en carne.
Juan lo tiene bien claro, por ello también lo remarca en su primera carta:
1 Juan 4.1–3 RVR60
Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo.
1jn 4.1-
Lo que diferencia a una Iglesia del Señor de una secta, depende del Cristo al que presentan.
Una congregación que confiesa a otro Cristo que el que se nos dio del Padre, uno diferente del que han tenido los discípulos, uno extraño del que hemos oído en la Palabra, no proviene de la verdad, sino que es el anticristo.
Una mala Doctrina de Cristo, lleva a un estilo de vida torcido, ajeno al amor y a la verdad.
¿Porque era tan importante tener en claro si Cristo vino en carne para vivir en armonía al mandamiento del amor?
¿Se puede vivir con el lema del amor dejando la doctrina de Cristo? por supuesto que NO.
Y Juan lo desarrolla:
1 Juan 4.9–10 RVR60
En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.
1Jn 4
En sintesis si Dios no envió a su Hijo en carne, no hay como demostrar que nos amó. El amor inicia en que Dios nos amó al dar a su Hijo por nosotros, nos lo dio en carne porque murió en la carne y anduvo entre los hombres, y de esto era testigo Juan. Ud notará la defensa de Juan a esta herejía cuando dice:
Juan 1.14 RVR60
Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.
Juan 3.16 RVR60
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
1 Juan 1.1 RVR60
Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida
Entonces nosotros amamos a Dios y nos amamos unos a otros porque él nos amó primero.
1 Juan 4.7–8 RVR60
Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

B. Rechazando a los engañadores. vv.10-11

2 Juan 10–11 RVR60
Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras.
Cuando dice “Recibáis” es la misma idea del mandamiento que hemos recibido como dice Juan. Es como que recibes y posees algo y luego también haces lo mismo con lo que es opuesto. Es como tener a dos mujeres y ambas son rivales.
Hno no podemos tener dos doctrinas de Cristo, o es la verdad o es la mentira. Por ello no confraternizamos con los que predican a otro Cristo, y esto no es que somos intolerantes, se trata de mandamiento porque al decir no lo recibáis este verbo está en imperativo, es un mandamiento.
Y Juan nos explica el porque:

11Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras.

Cuando dice “Participa”, es lo mismo que compartir, o entra en comunión con alguien. Y no podemos entrar en comunión con ellos porque al recibir la doctrina de Cristo estamos en comunión con el Padre y con el Hijo.
1 Juan 1.3 LBLA
lo que hemos visto y oído, os proclamamos también a vosotros, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y en verdad nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo Jesucristo.
1 Juan 4.3 RVR60
y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo.
No nos está diciendo que los odiemos, sino que tengamos cuidado con estar animándoles al recibirles, por el contrario prepárese en la doctrina de Cristo y cuando sea tiempo defienda la verdad como lo hacía Juan.

C. Permanecer equilibrado en la verdad y en el amor. vv.1-3

2 Juan 1 RVR60
El anciano a la señora elegida y a sus hijos, a quienes yo amo en la verdad; y no sólo yo, sino también todos los que han conocido la verdad,
2jn 2
Juan y Pablo hacen uso de esta frase:
“la verdad en amor” o “amar en la verdad”
El anhelo de Juan este que el favor de Dios sea con nosotros con este distintivo “en verdad y en amor”
2 Juan 3 RVR60
Sea con vosotros gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y del Señor Jesucristo, Hijo del Padre, en verdad y en amor.

D. Recibiendo Galardón completo. v.8

2 Juan 8 RVR60
Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo.
Cuando dice: perdáis es lo mismo de destruir o arruinar. Podemos arruinar todo el esfuerzo de nuestras obras por participar con la mentira, por no perseverar en la doctrina de Cristo.
Jesús nos lo recuerda:
Apocalipsis 2.2 RVR60
Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos;
apo 2.2
Apocalipsis 2.6 RVR60
Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco.
Apocalipsis 2.15 RVR60
Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco.
Pero esto no hacía la Iglesia en Pérgamo y el Señor lo reprendió:
Apocalipsis 2.15 RVR60
Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco.

CONCLUSIÓN:

RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →