Faithlife
Faithlife

¿Para que sirven las tormentas?

Paz en medio de Tormentas   •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 2 views

Conocer el proposito por el cual, el Señor permite las tormentas en nuestras vidas.

Notes & Transcripts

Proposito:

Conocer que las adversidades en nuestra vida, tienen un propósito divino, es correr a Jesús, confiar en el y se de ejemplo para los demás.

Proposición:

Aprenderemos a identificar cual es nuestro refugio en medio de las tormentas, y como debemos reaccionar.

Introducción:

Hay situaciones en nuestra vida que viene a teñir de miedo nuestra paz, de pronto nuestra confianza en Dios se derrumba, se hace pedazos nuestra esperanza, ese momento que sientes que Dios se olvido de ti, pues tu alma se turba pensando que Dios esta muy distante, es cuando mas cerca esta de nosotros.
Marcos 4.35–41 NTV
Al atardecer, Jesús dijo a sus discípulos: «Crucemos al otro lado del lago». Así que dejaron a las multitudes y salieron con Jesús en la barca (aunque otras barcas los siguieron). Pronto se desató una tormenta feroz y olas violentas entraban en la barca, la cual empezó a llenarse de agua. Jesús estaba dormido en la parte posterior de la barca, con la cabeza recostada en una almohada. Los discípulos lo despertaron: «¡Maestro! ¿No te importa que nos ahoguemos?», gritaron. Cuando Jesús se despertó, reprendió al viento y dijo a las olas: «¡Silencio! ¡Cálmense!». De repente, el viento se detuvo y hubo una gran calma. Luego él les preguntó: «¿Por qué tienen miedo? ¿Todavía no tienen fe?». Los discípulos estaban completamente aterrados. «¿Quién es este hombre? —se preguntaban unos a otros—. ¡Hasta el viento y las olas lo obedecen!».

Marcos 4.35–41 NTV
Al atardecer, Jesús dijo a sus discípulos: «Crucemos al otro lado del lago». Así que dejaron a las multitudes y salieron con Jesús en la barca (aunque otras barcas los siguieron). Pronto se desató una tormenta feroz y olas violentas entraban en la barca, la cual empezó a llenarse de agua. Jesús estaba dormido en la parte posterior de la barca, con la cabeza recostada en una almohada. Los discípulos lo despertaron: «¡Maestro! ¿No te importa que nos ahoguemos?», gritaron. Cuando Jesús se despertó, reprendió al viento y dijo a las olas: «¡Silencio! ¡Cálmense!». De repente, el viento se detuvo y hubo una gran calma. Luego él les preguntó: «¿Por qué tienen miedo? ¿Todavía no tienen fe?». Los discípulos estaban completamente aterrados. «¿Quién es este hombre? —se preguntaban unos a otros—. ¡Hasta el viento y las olas lo obedecen!».

¿Que son las tormentas?

Una tormenta es un fenómeno caracterizado por la coexistencia próxima de dos o más masas de aire de diferentes temperaturas.
Generando lluvias, vientos, relámpagos, truenos, rayos y ocasionalmente granizos entre otros fenómenos meteorológicos.
¿Por qué había tormentas tan grandes en el Lago de Tiberíades?
Precisamente ese lago se llamaba también “Mar de Galilea” por sus fuertes tormentas. El lago está a 213 metros bajo el nivel del mar – rodeado de barrancos y montañas empinadas excepto en el Sur. (El monte Hermón, en el Golán tiene 2.236 metros; el monte Merón en Alta Galilea tiene 1.208 metros). "Como resultado de esta formación, a menudo soplan vientos fríos por sus cuestas e, inesperadamente, se levantan tormentas violentas sobre la cálida superficie del lago"
Las olas pueden llegar a sobrepasar más de nueve metros de altura.
Pero además la mentalidad israelita veía en el mar el lugar donde estaban escondidos los espíritus malignos, los demonios, las fuerzas ocultas que persiguen a los seres humanos.

Jesús cansado.

Marcos 4.35–41 NTV
Al atardecer, Jesús dijo a sus discípulos: «Crucemos al otro lado del lago». Así que dejaron a las multitudes y salieron con Jesús en la barca (aunque otras barcas los siguieron). Pronto se desató una tormenta feroz y olas violentas entraban en la barca, la cual empezó a llenarse de agua. Jesús estaba dormido en la parte posterior de la barca, con la cabeza recostada en una almohada. Los discípulos lo despertaron: «¡Maestro! ¿No te importa que nos ahoguemos?», gritaron. Cuando Jesús se despertó, reprendió al viento y dijo a las olas: «¡Silencio! ¡Cálmense!». De repente, el viento se detuvo y hubo una gran calma. Luego él les preguntó: «¿Por qué tienen miedo? ¿Todavía no tienen fe?». Los discípulos estaban completamente aterrados. «¿Quién es este hombre? —se preguntaban unos a otros—. ¡Hasta el viento y las olas lo obedecen!».
-27
-27
Debemos de saber, que ese día Jesús trabajo mucho el versículo 35 nos informa que al atardecer, otras versiones dice ya de noche, durante todo el día en continua enseñanza, se va al mar por eso podemos ver el por que de la siesta.

Las tormentas en nuestras vidas.

Todos los estamos expuestos a las tormentas en la vida, así como los discípulos experimentaron ese día, la vida cristiana no asegura la inexistencia de estos, Jesús nunca dijo que la vida sería mas fácil, el prometio estar con nosotros, hasta el fin de mundo.
así cuando Jesús le dice a Pedro, que el diablo los había pedido para zarandearlos.
Lucas 22.31 NTV
»Simón, Simón, Satanás ha pedido zarandear a cada uno de ustedes como si fueran trigo;
Lucas 22.31–32 NTV
»Simón, Simón, Satanás ha pedido zarandear a cada uno de ustedes como si fueran trigo; pero yo he rogado en oración por ti, Simón, para que tu fe no falle, de modo que cuando te arrepientas y vuelvas a mí fortalezcas a tus hermanos».
No les dijo que no a Satanás, el pidió por su nuestra fe.

Las tormentas sirven para ir con Jesús

Los discípulos corrieron a Jesús a despertarlo por que tenían miedo de morir.
A. Las tormentas tienden a mostrar nuestro refugio, a donde corremos cuando estamos en peligro, cual es nuestra primera reacción.
B. Si Jesús es nuestra ultima opción, vamos a pasar un muy buen tiempo en medio de la tormenta, tratando de arreglar por nuestros propios medios sin tener resultados positivos.

Las tormenta sirven para testimonio de las demás personas.

A. Notamos que había otras barcas que siguieron la barca de los discípulos, y claramente no estaban ajenos a la tormenta. Siempre hay personas que están pasando por un problema similar.
B. Nos guste o no las personas siempre estarán viéndonos, para ver como reaccionamos y tomarlo de ejemplo, pero también hay otro grupo que estará al pendiente de si caemos, ellos tiene que saber que nuestra fortaleza viene de Dios, y que por su gracia estamos con vida. y si a Él le place sacarnos de la tormenta así será de lo contrario el sabe que es lo mejor para nosotros.

Jesús los deja solos.

Mateo 14.22–32 NTV
Inmediatamente después, Jesús insistió en que los discípulos regresaran a la barca y cruzaran al otro lado del lago mientras él enviaba a la gente a casa. Después de despedir a la gente, subió a las colinas para orar a solas. Mientras estaba allí solo, cayó la noche. Mientras tanto, los discípulos se encontraban en problemas lejos de tierra firme, ya que se había levantado un fuerte viento y luchaban contra grandes olas. A eso de las tres de la madrugada, Jesús se acercó a ellos caminando sobre el agua. Cuando los discípulos lo vieron caminar sobre el agua, quedaron aterrados. Llenos de miedo, clamaron: «¡Es un fantasma!». Pero Jesús les habló de inmediato: —No tengan miedo —dijo—. ¡Tengan ánimo! ¡Yo estoy aquí! Entonces Pedro lo llamó: —Señor, si realmente eres tú, ordéname que vaya hacia ti caminando sobre el agua. —Sí, ven —dijo Jesús. Entonces Pedro se bajó por el costado de la barca y caminó sobre el agua hacia Jesús, pero cuando vio el fuerte viento y las olas, se aterrorizó y comenzó a hundirse. —¡Sálvame, Señor! —gritó. De inmediato, Jesús extendió la mano y lo agarró. —Tienes tan poca fe —le dijo Jesús—. ¿Por qué dudaste de mí? Cuando subieron de nuevo a la barca, el viento se detuvo.
Mateo 14.

En las tormentas Jesús siempre esta cerca.

A. Podemos ver comoJesús los manda al otro lado del lago, Para cualquier observador, la actitud de Jesús tendría toda la apariencia de una indiferencia muy poco comprometida con las personas que decía amar.
B. Verdaderamente los caminos de Dios no son nuestros caminos, El Señor sin duda, quería enseñarles algo y por esta razón se abstuvo de intervenir. Aveces es necesario que las personas se fortalezca en medio de la crisis, que se de cuanta de cuán limitados son sus recursos. (En el vesiculo 24 dice que ellos lucharon)
C. Sea cual sea la situación, Dios viene a nosotros en el momento justo, en el tiempo perfecto para que le saquemos el máximo de provecho a la situación que estamos viviendo.

¿Para que sirven las tormentas?

hay un común denominador en las dos tormentas, es la prueba de la fe, en las ocaciones vemos a Jesús, reprendiendo por dudar, por no tener fe.
verdaderamente tenemos fe en Dios, o solo si cambia nuestra situación le creeremos.
Salmo 56.3 NTV
Pero cuando tenga miedo, en ti pondré mi confianza.
Marcos 4.35–41 NTV
Al atardecer, Jesús dijo a sus discípulos: «Crucemos al otro lado del lago». Así que dejaron a las multitudes y salieron con Jesús en la barca (aunque otras barcas los siguieron). Pronto se desató una tormenta feroz y olas violentas entraban en la barca, la cual empezó a llenarse de agua. Jesús estaba dormido en la parte posterior de la barca, con la cabeza recostada en una almohada. Los discípulos lo despertaron: «¡Maestro! ¿No te importa que nos ahoguemos?», gritaron. Cuando Jesús se despertó, reprendió al viento y dijo a las olas: «¡Silencio! ¡Cálmense!». De repente, el viento se detuvo y hubo una gran calma. Luego él les preguntó: «¿Por qué tienen miedo? ¿Todavía no tienen fe?». Los discípulos estaban completamente aterrados. «¿Quién es este hombre? —se preguntaban unos a otros—. ¡Hasta el viento y las olas lo obedecen!».

Conclusión:

A veces parece que él se ha olvidado de nosotros, pero Dios observa todo desde un lugar que le permite una mejor perspectiva que la nuestra. No se desespere. Cuando sea el momento Justo, vendrá a usted del modo menos esperado.

Aplicación:

comprendiendo el sentido de las tormentas, cual será nuestra postura delante de ellas, seguiremos reaccionando de la misma forma, o acaso nos daremos por vencidos.
Talvez hoy no estamos en medio de una tormenta, la pregunta seria ¿cual será nuestro refugio el día de esta?
Si hoy no estamos en medio de una tormenta, la pregunta seria ¿cual será nuestro refugio el día de esta?
Pero si hoy estamos en medio de una, ¿Ya fuimos a Jesús?
por que también pudo suceder que tu fe se vio afectada y abandonaste tu fe, y culpamos a Dios por la tormenta y nunca acudimos a Dios.
hoy puede regresar a Jesús, y clamar por misericordia.
Salmo 121.1–8 NTV
Levanto la vista hacia las montañas, ¿viene de allí mi ayuda? ¡Mi ayuda viene del Señor, quien hizo el cielo y la tierra! Él no permitirá que tropieces; el que te cuida no se dormirá. En efecto, el que cuida a Israel nunca duerme ni se adormece. ¡El Señor mismo te cuida! El Señor está a tu lado como tu sombra protectora. El sol no te hará daño durante el día, ni la luna durante la noche. El Señor te libra de todo mal y cuida tu vida. El Señor te protege al entrar y al salir, ahora y para siempre.
salmos 121.1-
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →