Faithlife
Faithlife

Fracasos en la fe

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 4 views
Notes & Transcripts

Fracasado en la fe

Cuantas veces hemos saboreado el sabor de la derrota en nuestras vidas, en proyectos, negocio. Pero un fracaso en nuestra fe.
Fracasos en la Fe
¿cuando dejamos de confiar en Dios?, si las circunstancias son fundamentales para la fe, no tenemos la fe en Dios. sino solo en nuestras situaciones. Si solo tenemos “peros” para Dios.
Cuántas veces hemos experimentado un fracaso en nuestra vida, un proyecto un negocio.
si solo tenemos “peros” para Dios.
Pero un fracaso en nuestra fe,
contexto.
aquí la nación de Israel ya salió de esclavitud, pasaron el mar rojo, pasaron por el desierto llegaron a Sinaí, recibieron la ley de Dios, están justo en la frontera de la tierra prometida por Dios.
Números 13.23–33 NTV
23 Cuando llegaron al valle de Escol, cortaron una rama con un solo racimo de uvas, tan grande, ¡que tuvieron que transportarlo en un palo, entre dos! También llevaron muestras de granadas e higos. 24 A ese lugar se le llamó el valle de Escol (que significa «racimo») por el racimo de uvas que los israelitas cortaron allí. 25 Después de explorar la tierra durante cuarenta días, los hombres regresaron 26 a Moisés, a Aarón y a toda la comunidad de Israel en Cades, en el desierto de Parán. Informaron a toda la comunidad lo que vieron y les mostraron los frutos que tomaron de la tierra. 27 Este fue el informe que dieron a Moisés: «Entramos en la tierra a la cual nos enviaste a explorar y en verdad es un país sobreabundante, una tierra donde fluyen la leche y la miel. Aquí está la clase de frutos que allí se producen. 28 Sin embargo, el pueblo que la habita es poderoso y sus ciudades son grandes y fortificadas. ¡Hasta vimos gigantes allí, los descendientes de Anac! 29 Los amalecitas viven en el Neguev y los hititas, los jebuseos y los amorreos viven en la zona montañosa. Los cananeos viven a lo largo de la costa del mar Mediterráneo y a lo largo del valle del Jordán». 30 Pero Caleb trató de calmar al pueblo que se encontraba ante Moisés. —¡Vamos enseguida a tomar la tierra! —dijo—. ¡De seguro podemos conquistarla! 31 Pero los demás hombres que exploraron la tierra con él, no estuvieron de acuerdo: —¡No podemos ir contra ellos! ¡Son más fuertes que nosotros! 32 Entonces comenzaron a divulgar entre los israelitas el siguiente mal informe sobre la tierra: «La tierra que atravesamos y exploramos devorará a todo aquel que vaya a vivir allí. ¡Todos los habitantes que vimos son enormes! 33 Hasta había gigantes, los descendientes de Anac. ¡Al lado de ellos nos sentíamos como saltamontes y así nos miraban ellos!».
Números 14.1–10 NTV
1 Entonces toda la comunidad empezó a llorar a gritos y así continuó toda la noche. 2 Sus voces se elevaron en una gran protesta contra Moisés y Aarón: «¡Si tan sólo hubiéramos muerto en Egipto o incluso aquí en el desierto! —se quejaban— 3 ¿Por qué el Señor nos está llevando a esta tierra sólo para que muramos en batalla? ¡A nuestras esposas y a nuestros hijos se llevarán como botín! ¿No sería mejor volvernos a Egipto?». 4 Entonces conspiraron entre ellos: «¡Escojamos a un nuevo líder y regresemos a Egipto!». 5 Entonces Moisés y Aarón cayeron rostro en tierra ante toda la comunidad de Israel. 6 Dos de los hombres que exploraron la tierra, Josué, hijo de Nun, y Caleb, hijo de Jefone, se rasgaron la ropa 7 y dijeron a todo el pueblo de Israel: «¡La tierra que atravesamos y exploramos es maravillosa! 8 Si el Señor se agrada de nosotros, él nos llevará a salvo a esa tierra y nos la entregará. Es una tierra fértil, donde fluyen la leche y la miel. 9 No se rebelen contra el Señor y no teman al pueblo de esa tierra. ¡Para nosotros son como presa indefensa! ¡Ellos no tienen protección, pero el Señor está con nosotros! ¡No les tengan miedo!». 10 Sin embargo, toda la comunidad comenzó a decir que apedrearan a Josué y a Caleb. Entonces la gloriosa presencia del Señor se apareció a todos los israelitas en el tabernáculo.
numeros 14.
Números 14.1–9 NTV
1 Entonces toda la comunidad empezó a llorar a gritos y así continuó toda la noche. 2 Sus voces se elevaron en una gran protesta contra Moisés y Aarón: «¡Si tan sólo hubiéramos muerto en Egipto o incluso aquí en el desierto! —se quejaban— 3 ¿Por qué el Señor nos está llevando a esta tierra sólo para que muramos en batalla? ¡A nuestras esposas y a nuestros hijos se llevarán como botín! ¿No sería mejor volvernos a Egipto?». 4 Entonces conspiraron entre ellos: «¡Escojamos a un nuevo líder y regresemos a Egipto!». 5 Entonces Moisés y Aarón cayeron rostro en tierra ante toda la comunidad de Israel. 6 Dos de los hombres que exploraron la tierra, Josué, hijo de Nun, y Caleb, hijo de Jefone, se rasgaron la ropa 7 y dijeron a todo el pueblo de Israel: «¡La tierra que atravesamos y exploramos es maravillosa! 8 Si el Señor se agrada de nosotros, él nos llevará a salvo a esa tierra y nos la entregará. Es una tierra fértil, donde fluyen la leche y la miel. 9 No se rebelen contra el Señor y no teman al pueblo de esa tierra. ¡Para nosotros son como presa indefensa! ¡Ellos no tienen protección, pero el Señor está con nosotros! ¡No les tengan miedo!».
:1-9Reina-Valera 1960 (RVR1960)
23 Y llegaron hasta el arroyo de Escol, y de allí cortaron un sarmiento con un racimo de uvas, el cual trajeron dos en un palo, y de las granadas y de los higos.
Ellos se prepararon para la promesa de Dios, justo en el momento de recibir su bendición, fracasaron en la fe.
24 Y se llamó aquel lugar el Valle de Escol,[a] por el racimo que cortaron de allí los hijos de Israel.
25 Y volvieron de reconocer la tierra al fin de cuarenta días.

¿Pero por que fracasaron?

26 Y anduvieron y vinieron a Moisés y a Aarón, y a toda la congregación de los hijos de Israel, en el desierto de Parán, en Cades, y dieron la información a ellos y a toda la congregación, y les mostraron el fruto de la tierra.
27 Y les contaron, diciendo: Nosotros llegamos a la tierra a la cual nos enviaste, la que ciertamente fluye leche y miel; y este es el fruto de ella.
es facil decir si peque contra Dios, pero podemos decir me rebele contra Dios.
28 Mas el pueblo que habita aquella tierra es fuerte, y las ciudades muy grandes y fortificadas; y también vimos allí a los hijos de Anac.
29 Amalec habita el Neguev, y el heteo, el jebuseo y el amorreo habitan en el monte, y el cananeo habita junto al mar, y a la ribera del Jordán.
30 Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo: Subamos luego, y tomemos posesión de ella; porque más podremos nosotros que ellos.
31 Mas los varones que subieron con él, dijeron: No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros.
por que Dios nos bendice y nos desafia, pero cuando desistimos nos estamos rebelando contra Dios.
32 Y hablaron mal entre los hijos de Israel, de la tierra que habían reconocido, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra que traga a sus moradores; y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de grande estatura.
33 También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.
Los israelitas se rebelan contra Jehová
14 Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche.
2 Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: !!Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos!
somos tan tontos que decimos preferimos volver que tener una promesa de Dios.
3 ¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto?
4 Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto.
5 Entonces Moisés y Aarón se postraron sobre sus rostros delante de toda la multitud de la congregación de los hijos de Israel.
6 Y Josué hijo de Nun y Caleb hijo de Jefone, que eran de los que habían reconocido la tierra, rompieron sus vestidos,
7 y hablaron a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra en gran manera buena.
8 Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel.
9 Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis.

¿que es un fracaso en la fe?

No poder expresar o ejercitar nuestra fe en Dios cuando enfrentamos un problema, prueba o una tentación. cuantas veces hemos perdido una bendición por el temor. Es decir no confiamos en Dios

Es decir no confiamos en Dios

Causas de los fracaso de Fe

Temor al fracaso

1 Temor al fracaso

Se paralizo esos gigantes le infundieron miedo, el temor engaña, nos priva de recibir lo mejor de Dios. se olvidaron de Dios. que a perdido por el temor, el temor destruye, el temor paraliza, el temor nos aparta del proposito de Dios.
la fe genuina inicia cuando usted confia en Dios, sin preguntar.

No recordaron el poder de Dios en situaciones del pasado.

Cuantas veces Dios lo a provisto en situaciones de Prueba, recuerde que Dios ya lo a hecho muchas veces antes.
muchas veces nos tomamos ese mérito cuando es el que lo hace, ellos perdieron la memoria, cuando ellos salieron de Egipto.
Talvez tuvimos una vida desastroza, antes de Crsito, acaso podriamos olvidar eso. Justo cuando estamos a punto de empezar a recibir lo prometido.
olvidar las cosas ha hecho en nuestra vida es un pecado terrible.

No ver las cosas desde la perspectiva de Dios

Mientras más miraban los gigantes más se convencía que no podía, no que ya Dios le había entregado esa tierra.
Marcos 11.22–24 NTV
22 Entonces Jesús dijo a los discípulos: —Tengan fe en Dios. 23 Les digo la verdad, ustedes pueden decir a esta montaña: “Levántate y échate al mar”, y sucederá; pero deben creer de verdad que ocurrirá y no tener ninguna duda en el corazón. 24 Les digo, ustedes pueden orar por cualquier cosa y si creen que lo han recibido, será suyo.

Consecuencias de los fracasos en la Fe

Sufrimos decepciones

la rebeldía contra Dios es devastadora. no es un pecado trivial es devastador.
Y cuando creemos que Dios nos a decepcionado esto es muy devastador para nuestra fe, y queremos regresar a Egipto.
nunca en medio de esas decepciones se arrepintieron sino que dijeron queremos regresar al mundo.
no se puede ser feliz viviendo en rebeldía contra Dios.

Causamos sufrimiento a otros

Números 14.1 NTV
1 Entonces toda la comunidad empezó a llorar a gritos y así continuó toda la noche.
:1Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Pasaron una noche de sufrimiento y eso es solo el inicio.
Los israelitas se rebelan contra Jehová
Números 14.30–32 NTV
30 No entrarán a ocupar la tierra que yo juré darles, excepto Caleb, hijo de Jefone, y Josué, hijo de Nun. 31 »Ustedes dijeron que sus niños serían llevados como botín. Pues bien, yo me ocuparé de que entren a salvo a esa tierra y que disfruten lo que ustedes despreciaron. 32 Pero en cuanto a ustedes, caerán muertos en este desierto.
14 Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche.
rebelarse contra Dios trae consecuencia, así que no se asuste cuando Dios intervenga.
-32Reina-Valera 1960 (RVR1960)
30 Vosotros a la verdad no entraréis en la tierra, por la cual alcé mi mano y juré que os haría habitar en ella; exceptuando a Caleb hijo de Jefone, y a Josué hijo de Nun.
31 Pero a vuestros niños, de los cuales dijisteis que serían por presa, yo los introduciré, y ellos conocerán la tierra que vosotros despreciasteis.
32 En cuanto a vosotros, vuestros cuerpos caerán en este desierto.

Como salimos del fracaso en la Fe

Meditar en la Palabra de Dios

Que me quieres decir, como salgo de esta situación
Josué 1.9 NTV
9 Mi mandato es: “¡Sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni te desanimes, porque el Señor tu Dios está contigo dondequiera que vayas”».
:9Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Recordar lo que Dios ha hecho por nosotros

9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.
.

Recordar lo que Dios ha hecho por nosotros

Mantener nuestro enfoque

Salmo 121.1–3 NTV
1 Levanto la vista hacia las montañas, ¿viene de allí mi ayuda? 2 ¡Mi ayuda viene del Señor, quien hizo el cielo y la tierra! 3 Él no permitirá que tropieces; el que te cuida no se dormirá.
-3Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Jehová es tu guardador
Cántico gradual.
121 Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro?
2 Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.
3 No dará tu pie al resbaladero, Ni se dormirá el que te guarda.
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →