Faithlife
Faithlife

creados para su gloria

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 38 views
Notes & Transcripts
CREADOS PARA SU GLORIA
Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna. Las viandas para el vientre, y el vientre para las viandas; pero tanto al uno como a las otras destruirá Dios.
Pero el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor para el cuerpo. Y Dios, que levantó al Señor, también a nosotros nos levantará con su poder.
¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo. ¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne .Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él .Huid de la fornicación.
Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; más el que fornica, contra su propio cuerpo peca. ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.” (, RVR60)
En esta ocasión hablaremos conforme a la Palabra de Dios del tema creados para su gloria.
El ser humano debido a su naturaleza caída, lo cual es por causa del pecado, siempre busca primero la satisfacción propia. Pero realmente la pregunta que siempre debemos contestarnos es ¿fui creado para mi propia satisfacción? ¿Para nuestra propia gloria, honra, fama?
si usted ha pensado así en una ocasión de su vida, espero que con la meditación que tendremos en esta ocasión, usted pueda llegar a pensar diferente, que se acepte como Dios lo hizo, porque nosotros existimos hoy en día por la misericordia de Dios, usted y yo vivimos porque Dios nos ama.
El tema de para que fuimos creados, ha sido abordado múltiples de veces…y estoy seguro que en más de una vez Dios le ha hablado a su vida…para muchos quizás comprender el tema creados para su gloria ha sido tan comprensible que ya hoy en día son expertos en aplicarlo personalmente.
Pero quizás para otros a pesar de escuchar y saber es necesario que siempre volvamos a lo básico y radical de lo que Dios espera de nosotros… de una u otra forma es mi oración que Dios nos ministre en esta ocasión y salgamos de aquí bendecidos por su Espíritu Santo. ¿Amen familia?
Empecemos recordando, que aunque Dios no tenía que crearnos, aun así en su amor Dios lo hizo con propósitos divinos. Nosotros y el resto de la creación somos creados para glorificar a Dios.
Tampoco Dios nos creo porque se sentía solo, ni porque necesitaba compañerismo con otros seres vivientes. Pero Dios nos creo por amor y para su gloria.
Si en alguna ocasión a causa de las circunstancias de la vida usted ha deseado ser alguien más, opte por ser para lo que Dios lo ha Creado.
Al hablar de La razón por la que Dios creó a la humanidad es para su gloria.
“todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice.”
Isaías 43.7 RVR60
todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice.
¿Se considera usted creado por Dios?
Hno. y hna. Hay un propósito primordial para nuestras vidas y nos dice para que lo glorifiquemos, para eso nos formo y nos hizo.
Pero ¿qué significa dar gloria a Dios? y antes de reflexionar un poco más detalladamente en el pasaje de veamos que es dar gloria a Dios
El significado de dar gloria a Dios es muy amplio, pero un significado fácil de entender es, dar gloria a Dios Se usa para expresar honra en el sentido de reconocimiento o aclamación, reverencia de la criatura al Creador y Juez eternamente.
(. Es un ejemplo de esta definición.. Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos,
Apocalipsis 14.8–10 RVR60
Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación. Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
Glorificar a Dios es reconocer, aclamar la santidad de Dios, su Poder, vivir agradecidos…siempre, de manera que es un estilo de vida.
10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: 11 Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.”
No podemos decir que damos gloria a Dios si nuestra conducta, reverencia y temor hacia Dios no va de acuerdo a la Palabra de Dios de lo que ella misma nos enseña acerca dar gloria a Dios.
Dar gloria a Él, es reconocer su majestad
Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.
Dios en su soberanía y amor nos enseña acerca de la libertad cristiana a tener opciones de cómo vivir en nuestro cuerpo humano. Es claro que nuestro cuerpo tiende a buscar lo deseos e impulso naturales.
Sin embargo, cada uno de nosotros decide seguir el propósito primordial de la vida humana. Muchos caemos en la tendencia de buscar nuestra satisfacción propia antes de satisfacer y honrar a Dios primero en trabajar, comer dormir, socializarlos antes para complacernos a nosotros mismos y después glorificamos a Dios.
A la luz de la Palabra de Dios vemos que “todas las cosas nos son licitas, pero no todas convienen. Dios ha hecho al hombre, su cuerpo y todo en el mundo. Y El declaro en el libro de Génesis que todo lo hecho por El es bueno.
Sin embargo, hay restricciones para que realmente se cumpla el propósito de Dios en nuestras vidas.
Lo que Dios espera de cada persona creada, es que nosotros le honremos a Él primero. Todo lo que usted haga debe hacerse para darle gloria a Dios.
Así se lo dijo al apóstol Pablo para que lo escribiera y nosotros lo tengamos siempre presente,
“Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.”
Muchas personas que no han entendido porque los creyentes de Cristo oran al sentarse a comer. Y la razón es porque no han distinguido que estamos dando gracias a Dios por los alimentos, y estamos glorificando a Dios. No es que seamos personas religiosas, estamos siendo agradecidos.
La humanidad entera desde el principio fue creada para la gloria de Dios. Dios en su divino amor y voluntad nos creo para su propósito.
“Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.”
Cuando usted y yo comprendemos que toda nuestra vida fue diseñada para cumplir los propósitos de Dios, llegaremos a tener una vida de significado real.
La Palabra de Dios nos dice que no todas las cosas nos convienen, no todo nos es útil, no todo vale la pena, no todo es aconsejable realizar porque no nos es provechoso. Por lo tanto debemos analizar si lo que a diario hacemos esta glorificando primero a Dios.
Otra de las restricciones que vemos y no debemos permitir es que nos dejemos dominar de todas las cosas, no debemos dejar que nos esclavicen, lo que no nos ayudan a glorificar a Dios, no deben permanecer en nuestras vidas.
Dios nos creo con libertad y nos dio autoridad, el dominio propio para no permitir que nada aquí en la tierra nos obstaculice de dar la gloria a Dios y vivir para su gloria. Ya sea La comida, ni las bebidas, ni las drogas, ni las fortunas, el deseo carnal o tampoco el impulso a pecar nos debe controlar.
Cuando nosotros llegamos a comprender que somos creados para glorificar a Dios en nuestras vidas, Ya no trataremos de agradarnos a nosotros mismos, ya no buscaremos nuestras propias metas, ya no viviremos solo por vivir. Porque llegamos a comprender que usted y yo existimos para agradar a Dios. ¿Amen?
Un día al final de nuestra vida aquí en la tierra, yo no creo que Dios nos preguntara lograste comprar tu casa, lograste tu profesión deseada, el trabajo que querías, lograste vivir la vida loca, la vida de droga dicción, la vida en los vicios, o quizás Dios no dirá lograste una vida de fama, o de placer, etc.
¡No! en cambio creo que Dios nos preguntara, ¿viviste el propósito para el cual te he creado? Viviste la vida como yo quería? ¿Viviste para glorificarme? ¿Cuál será nuestra respuesta..? Si realmente no estamos glorificando a Dios mas allá de adorarlo con nuestros labios, y cantar, aun podemos empezar a glorificar a Dios debidamente…tomemos esa decisión, glorifiquemos a Dios con todo nuestro ser… ¿cuántos están dispuestos a empezar, o seguir, a vivir una vida que glorifica a Dios?
Amada congregación, Si nos damos cuenta que Dios, no es que se haya tomado la molestia de crear a la humanidad así por querer crearla únicamente. Dios nos creo con el propósito de que lo glorifiquemos a Él.
Querido oyente, en amor de Dios, te animo, a que te examines como estas viviendo la vida que Dios te ha dado.
Glorificar a Dios es más que decir gloria a Dios. Glorificar a Dios es realmente estar consiente con todo nuestro ser, que Dios espera que lo honremos y vivamos para El.
Glorificar a Dios implica aplicar el mensaje de la Palabra de Dios que nos dice en ,
No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias; ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia.
(, RVR60) “Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.
Cuando Dios se propuso hacernos es para que todos los seres humanos le glorifiquemos a Él. Para que el nombre de Dios sea honrado, reverenciado.
El siguiente pasaje que me gustaría que vieran, es un pasaje que está hablando específicamente a creyentes convertidos a Cristo, pero podemos sacar una conclusión que la meta del ser humano es que seamos espejo viviente que reflejemos fielmente la obra y el carácter de Dios.
“Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor. “
En otras palabras, al estar usted como ser humano aquí en la tierra, nuestra vida debe reflejar actos que den gloria a Dios.
Y esto es posible porque usted es creado a la imagen de Dios.
Ese es el propósito de Dios para nosotros para eso cada individuo ha sido creado para dar gloria a Dios.
¿Cuántos están comprendiendo? ¿a cuántos Dios nos está hablando?
Pero por que es que muchas personas no reflejan la gloria de Dios.
La Biblia es clara que hay dos tipos de personas, que aunque han sido creadas por Dios mismo, una clase de persona ha optado a causa de su pecado, seguir rebelándose en contra de Dios y no darle gloria a Dios.
Muchas de las personas aun incluyéndonos nosotros como cristianos, hemos caído en el error de no dar gloria a Dios completamente con nuestras vidas, nos hemos desviado del propósito y estamos cayendo en la complacencia propia y no en complacer a Dios.
“21Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. 22Profesando ser sabios, se hicieron necios, 23y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.”
Dios al crearnos nos hizo para que lo reconozcamos como nuestro Creador y le glorifiquemos con todo nuestro entendimiento, no para que nuestro corazón se desvié de ese propósito y busquemos nuestros propósitos como prioridad…Dios nos creo para ser obedientes a Él y no ser necios, nos creo para estar sometidos a Él y no desviarnos de honrarlo y glorificarlo.
Permítame decirle que lamentablemente hay personas que conoces de Dios, saben que Dios los hizo, pero por rebeldía, por orgullo maligno, no le dan Gloria a Dios.
Este pasaje bíblico nos describe a esas personas nos dice que conocen a Dios pero no lo glorifican como a Dios,
2do. No le dan gracias, sino que se extravían en sus inútiles pensamientos, con un corazón necio, obscuro.
3ro. Se creen sabios ellos mismos, pero ante Dios son necios,
Que Dios tenga continua misericordia de nosotros y no seamos tales personas…amados es aquí donde también yo creo necesitamos continuamente del poder de Dios para nuestra vida…pero ese poder viene a través de una continua e intima relación con nuestro Creador…
El pasaje de romanos nos dice que los que no glorifican a Dios,
4to. Cambian de darle gloria a Dios quien es incorruptible o inmortal, por imágenes mortales, o de seres vivientes aquí en la tierra.
Eso tiene que ver con la idolatría, en muchos países como en el Asia, la gente tiene a los animales como sus dioses.
Pero usted amigo y amiga, apreciable oyente, hermanos por favor comprenda que Dios lo creo para que le de gloria a Dios, no se trata de usted mismo o de mi mismo, nuestra vida se trata de darle gloria a Dios en todo lo que hacemos.
Y si usted no sabe cómo empezar a darle la gloria a Dios, todo empieza con una relación con Cristo.
Usted a causa del pecado, al nacer y vivir nos hemos alejado del propósito de darle la gloria Dios a causa del pecado. Pero eso puede cambiar al entregarle su vida a nuestro Salvador Jesucristo, al vivir una vida continúa de arrepentimiento, confesión y consagración a Dios.
Para el creyente ya nacido de nuevo debemos recordar que es posible dar gloria a nuestro Creador porque somos el templo de su Espíritu Santo.
() “Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.
Amada congregación nuestro cuerpo, nuestras vidas le pertenecen a Dios y la Palabra de Dios nos recuerda en esta mañana que para glorificar a Dios es necesario vivir de tal manera que reflejemos la gloria de Dios.
Tanto Nuestro cuerpo como nuestra vida espiritual están diseñados para glorificar a Dios. Nuestro cuerpo ahora debe cumplir el propósito de Dios y es que alberguemos la presencia de Dios. Con la finalidad de glorificar a Dios.
Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.” (, RVR60)
Nuestra conducta debe manifestar la luz de Dios, la actitud de Dios, para que las demás personas también sean movidas a glorificar a Dios.
En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos. ( RVR60)
Amada congregación al final cuando amamos a Dios cumplir con el deseo de Dios de darle gloria en nuestras vidas no es cuestión de querer o no querer…es para lo que fuimos creados, y Dios nos ha dado el sentir de tomar esa decisión unánimes, estamos creados para hacerlo, y es más un privilegio, porque Dios mismo es quien ha puesto ese sentir en nosotros para que ustedes y yo lo realicemos.
() “Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús, para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.
Amados cual será nuestra respuesta…a continuación tendremos la oportunidad de dársela a Dios, lo vamos invitar actuar y que pongamos en práctica lo que el glorioso Espíritu Santo nos ministro.
Dar gloria a Dios va mas allá de únicamente expresarlo, el ser humano que llega a comprender que esta creado para dar gloria a Dios, encontrara diariamente motivos de celebrar a su Creador, no solo con sus labios, expresando una alabanza, sino al contrario su vida estará consagrada a vivir glorificando a Dios.
Toda persona que anhela realizarse en su vida al máximo de su capacidad y de sus posibilidades. Debe empezar por tener por prioridad glorificar a su Creador. Pues el que quiera de verdad alcanzar esa meta, debe seguir el camino del Señor Jesús. Más aún, debe configurarse personalmente con el Señor Jesús, pues Él es el Camino.
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →