Faithlife
Faithlife

Untitled Sermon (2)

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view
Notes & Transcripts
ESTUDIO DE MATEO 24
INTRODUCCION: DOS CLAVES PARA ENTENDER MATEO 24
(1) Las preguntas de los apóstoles en versículo 3. Preguntaron acerca de dos cosas:
(a) La destrucción del templo, "¿cuándo serán estas cosas"? ("no quedará piedra sobre piedra" [vs. 2]) y (b) ¿"qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo"? En capítulos 24 y 25 Jesús contesta estas preguntas.
(2) La declaración en versículo 34. Jesús dijo, "No pasará esta generación hasta que todo esto acontezca". Este versículo limita el tiempo del cumplimiento de las profecías en 1-35 al primer siglo.
Debido a versículo 34, estoy seguro que los versículos 1-35 tratan principalmente de la destrucción de Jersualén por los Romanos en el año 70 después de J.C.
En el año 66 D.C. los judíos se rebelaron en contra de los romanos. Después de un largo sitio durante el cual los habitantes de Jerusalén sufrieron en forma espantosa, el general romano, Tito, logró tumbar las murallas y el 6 de agosto del año 70, entró en la ciudad y destruyó el templo y la ciudad en forma completa.
La destrucción de Jerusalén por Tito fue un evento catastrófico en la historia de los judíos. Ya no más pudieron adorar en el templo y desaparecieron para siempre los sacrificios, el sacerdocio levítico y muchos otros aspectos de la religión judía. Dios ya les había castigado por haber rechazado a Su Hijo.
Aquellos que citan mal versículos 1-35 para referirse al fin del mundo, pasan completamente por alto la clave del versículo 34, la cual indica el cumplimiento de estas profecías durante aquella generación.
En versículo 36 en adelante, creo que Jesús contesta la pregunta de los apóstoles en cuanto al fin del mundo aunque no estoy tan seguro de ésta posición. Como es el caso con todo pasaje profético, no conviene ser dogmático. Pero sí, debemos contradecir con amor las especulaciones que ignoran las claves claras y entendibles.
SEÑALES ANTES DE LA DESTRUCCION DE JERUSALEN (Vs. 5-14)
En el tiempo llamado "principio de dolores" iban a haber falsos Cristos, guerras y rumores de guerras, pestes, hambres y terremotos. La historia revela que todas estas señales precedieron el ataque de los Romanos en contra a Jerusalén. Después del principio de dolores iba a haber mucha persecución en contra a los fieles (vs. Mateo 24. 9-13
Versículo 14 es interpretado mal por quiénes dicen que el fin del mundo no va a llegar hasta que un predicador de su secta haya llegado a cada isla aislada y cada rincón de cada pais. Un analisis del contexto revela que el punto en versículo 14 fue que antes de la destrucción de Jerusalén, el evangelio ya no iba a ser predicado solamente a judíos en el territorio limitado de Judá, sino iba a ser para todos los hombres en todas partes del mundo. En este sentido, comenzando con Cornelio, el evangelio fue predicado en todo el mundo y no solamente a judíos. Romanos 1:8 y Colosenses 1:6 y 23 enseñan que al ser escritas aquellas epístolas, el evangelio ya había llegado a ser un mensaje universal, predicado en todo el mundo, tal como Jesús había profetizado en Mateo 24:14.
ADVERTENCIA A LOS FIELES (Vs. 15-16)
¡Debían huir a los montes al ver el acercamiento de los ejérictos romanos!
Al referirse en vs. 15 a la "abominación desoladora", sabemos del texto paralelo, Lucas 21:20 y 21 que Cristo tuvo en mente los ejércitos romanos con sus banderas y pendones con símbolos idoliátricos. Dice en Lucas, "pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado. Entonces, los que estén en Judea, huyan a los montes; y los que en medio de ella, váyanse; y los que estén en los campos, no entren en ella".
Las referencias a "abominación" en Daniel (9:27; 11:31 y 12:11) tienen que ver con idólatras que iban a profanar los lugares santos. ¡Así hicieron los romanos!
Los cristianos en Jerusalén obedecieron los mandamientos de Cristo. "Antes de la destrucción, huyeron a un lugar seguro al otro lado del rio Jordán". (Zondervan Pictorial Encyclopedia of the Bible, Vol. 3, P. 486.) En el próximo boletín, estudiaremos versículos 17-28.
MATEO 24, PARTE 2
En el primer artículo de esta serie, estudiamos las claves que indican un cumplimiento de las profecías en versículos 1-35 en la destrucción de Jeruselén en el año 70 después de Jesús. La clave más clara se encuentra en versículo 34 Qque indica que todo iba a ser cumplido durante aquella generación. Esta destrucción fue el choque más catastrófico a la religión y cultura judía que jamás ha ocurrido en el mundo.
En los versícuos 5-16, Jesús describió con palabras proféticas la situación antes del sitio. Seguimos analizando Sus palabras.
EL GRAN SUFRIMIENTO QUE IBA A HABER EN LA CIUDAD (Vs. 17-22)
La tribulación iba a ser tan fuerte que debían orar para no ser impedidos por nada al huir (vs. 17-20).
Flavio Josefo relata que las condiciones se empeoraron tanto durante el asedio que una madre de la "clase alta", mató a su hijo y comió de su carne. Los padres robaron comida de sus hijos y viceversa. Hubo pandillas por todas partes de la ciudad que robaron comida y asaltaron a otros hasta el punto que algunos añoraron que volvieran los romanos para reestablecer el órden. Josefo relata otros eventos demasiado horribles para mencionar.
Aunque algunos piensan que la terminologia de versículo 21 se podría referir solamente a un evento universal, una comprensión de lo que signficó este evento a la religión judáica apoya nuestra interpretación que tiene que ver con la destrucción de Jerusalén. Aunque el famoso holocausto de Adolfo Hitler mató a millones, no afectó la religión ni las costumbres de los judíos tanto como la destrucción de Jerusalén por Tito.
Recuerde también que la advertencia en versículo 20 que oraran no tener que huir "en día de reposo" implica un evento que iba a afectar solamente a judíos y no a los gentiles los cuales no están bajo las leyes del sábado ().
El punto de versículo 22 es que Dios iba a hacer cortos los días del sitio, quizás para que los cristianos en otras partes de Palestina no fueran afectados. Aun el general Tito dio el crédito a Dios por cortar los días del sitio diciendo, "Por certeza hemos tenido a Dios como nuestro ayudante en esta guerra".
CRISTO NO IBA A APARECER EN PERSONA DURANTE EL SITIO (Vs. 23-28)
La palabra "entonces" en versículo 23 indica que los falsos Cristos iban a aparecer en el medio de la tribulación, es decir, en medio del sitio. Cristo les dijo enfaticamente en versículos 23-26 que no creyeran a ninguno de estos falsos Cristos porque El no iba a llegar en persona durante ese tiempo.
El punto de versículo 27 es que cuando El llegaba en persona, no iba a ser en secreto sino un evento que todos iban a ver, "como el relampago que sale del oriente y muestra hasta el occidente".
Versículo 28 tiene referencia a la muerte de la relación entre Dios y los judíos como nación. Para El, habían llegado a ser un cadaver, y por lo tanto era tiempo que llegasen las aguilas (los buitres) para comerlo.
(En el próximo artículo, estudiaremos la porción más dificil del capítulo, versículos 29-31)
CRISTO VIENE EN JUICIO EN CONTRA DE JERUSALEN (Parte 3, Versículos 29-31)
Algunos piensan que el lenguaje dramático de versículos 29-31 de Mateo 24 tiene que referirse al fin del mundo y no la destrucción de Jerusalén. No obstante, el contexto (especialmente vs. 34) indica que trata de éste.
SEÑALES EN EL CIELO, VS. 29
Una clave para entender versículos 29-31 es la expresión, "inmediatamente después de la tribulación". Ya hemos visto que la tribulación tuvo que ver con el sitio de los romanos de Jerusalén. Lo que iba a pasar "inmediatamente después" no podría ser el fin del mundo ya que el mundo ha existido dos mil años después.
Cuando grandes ciudades y sistemas iban a ser destruidos, los profetas de Dios en varias ocasiones han hablado de grandes señales en el cielo. No se debe tomar tales descripciones proféticas en forma literal, sino como simbólicas de gran destrucción y caos.
Por ejemplo, al hablar Isaías de la destrucción de Babilonia dijo lo siguiente en Isaías 13:10, "Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer, y la luna no dará su resplandor".
¿Isaías 13:10 habla del fin del mundo? No, habla de un evento que ya ha ocurrido, la destrucción de Babilonia. Para los habitantes de Babilonia, la destrucción fue tan completa que para ellos era como si el sol hubiera dejado de alumbrar. Un texto parecido es .
Y así habla Jesús en Mateo 24:29, no con referencia al fin del mundo, sino a la destrucción de Jerusalén y de la relación especial entre Dios y la nación judía. Para los habitantes de Jerusalén, iba a ser como si el sol, la luna y las estrellas se hubieran oscurecido. El universo del judío iba a ser cambiado para siempre.
La última frase de 29, "las potencias de los cielos serán conmovidos", tiene que ver con la derrota de Satanás y sus ángeles al resucitar Jesús y al extender el evangelio, antes y después de la destrucción de Jerusalén. Véase también Juan 12:31 y Lucas 10:18.
CRISTO VIENE EN JUICIO EN CONTRA DE JERUSALEN (VS. 30)
Al juzgar Dios las naciones inicuas (como Babilonia, Edom, o Egipto), en cierto sentido vino para castigarles. No era una venida personal, pero sí una venida a través de Su juicio. Hay que analizar bien el contexto para determinar si cualquier profecía tiene que ver con el juicio final, o con juicio en contra a alguna nación. Vamos a analizar versículos 30 y 31 frase por frase:
"Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo": Nótese que el texto no habla de una señal en el cielo sino de la señal del Hijo del Hombre que está en el cielo". Cristo iba a estar en el cielo. Su señal iba a ser la destrucción de Jerusalén la cual iba a probar que El era profeta verdadero y que El estaba reinando en el cielo.
"Entonces lamentarán todas las tribus de la tierra" - Todos los judíos en todo el mundo fueron afectados por la destrucción de Jerusalén.
"Y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria". Quizás ésta es la frase que más suena como la última venida de Cristo, pero no nos olvidemos del contexto (vs. 34) y de otro lenguaje parecido.
Una venida en las nubes, no necesariamente tiene que ver con la última venida de Cristo, sino con juicio y castigo repentino.
Por ejemplo, Isaías 19:1 dice lo siguiente en cuanto a la venida de Dios en juicio contra Egipto: "Profecía sobre Egipto. He aquí que Jehová va montado sobre una ligera nube y entrará en Egipto..." Este texto no habla de una venida personal de Dios a Egipto ni del juicio final, sino del castigo fuerte y repentino de Egipto. Y así, Mateo 24:30 no habla de una venida personal de Cristo, sino de venir El simbolicamente en juicio justo en contra a Jerusalén.
Estudie también textos como Isaías 19:1; Salmos 97:2,3; Salmos 104:3 y ,. Son textos que hablan de Dios y de Cristo en las nubes, pero no tienen que ver con el juicio final sino con su fuerza y el poder.
Todos las tribus iban a poder ver el poder de Cristo al castigar El la ciudad de Jerusalén.
(VS. 31) EL ANO DE JUBILEO Y LIBERACION
Algunos piensan que la mención de trompetas, angeles y el recogimiento de los salvos tiene que ver con el juicio final, pero otra interpretación es más razonable a la luz del contexto.
Trompetas y el año de jubileo: Cada 50 años los judíos proclamaron el año de jubileo tocando trompetas para anunciarlo. En ese año los esclavos fueron librados y ciertas deudas fueron perdonadas ().
Jesús habló del año de jubileo como una sombra de Su liberación del mundo del pecado (Lucas 4:17-21). En Cristo somos perdonados y nuestras deudas espirituales pagadas por Su muerte.
Creo que la idea de versículo 31 es que aunque Jerusalén iba a ser destruida, la liberación de los elegidos y la concurrencia de ellos en la iglesia, iban a ser proclamados.
Los ángeles: La palabra "angel" (aggelos en el griego) significa sencillamente "mensajero". No siempre tiene referencia a los seres celestiales. En textos como Mateo 11:10; Lucas 7:24,27; 9:52 y Marcos 1:2 la palabra "aggelos" es traducida correctamente "mensajeros".
Quizás aquí en versículo 31 la palabra "aggelos" no tiene que ver con seres celestiales sino con mensajeros (evangelistas) quienes iban a llamar a los obedientes con el evangelio (II Tes. 2:14), recogiéndoles así en la iglesia del Señor.
"Los cuatro vientos de un extremo del cielo hacía el otro": Los elegidos iban a ser reunidos desde todas partes del mundo y no solamente de entre los judíos.
Lucas 13:29 es un texto paralelo en algunos aspectos a Mateo 24:31. Dice, "Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios".
Lucas 13:29 no tiene que ver con el fin del mundo sino con el hecho que el evangelio iba a ser proclamado en todo el mundo. Y así significa Mateo 24:31. Aunque Jerusalén iba a ser destruida, el evangelio iba a ser proclamado y los salvos unidos en el Cuerpo de Cristo.
MATEO 24, parte 4
En los primeros tres artículos de esta serie hemos interpretado versículos 4-35 como una profecía acerca de la destrucción de Jerusalén la cual ocurrió en el año 70 después de Jesucristo. Esta aniquilación cambió para siempre el sistema judío y señaló el fin de la relación especial de Dios con ellos.
Los versículos en la primera sección del capítulo 24 que suenan a muchos como referencias al fín del mundo, pueden ser interpretados como símbolos de la gran devastación, señales del justo juicio de Dios en contra a aquella ciudad o, en el caso del versículo 31, del recogimiento de los salvos en la iglesia.
La clave de interpretación de la primera sección del capítulo es el versículo 34 el cual dice, "...no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca". Limita la aplicación de las profecías de los versículos anteriores a acontecimientos en el tiempo de aquella generación .
Versículos 32-35 tratan de la certeza de las profecías de Jesús y de la importancia de prepararse para la destrucción de Jerusalén.
EL FIN DEL MUNDO (Vs. 36-25:46)
Aunque algunos hermanos fieles creen que la segunda sección del capítulo 24 (versículos 36 en adelante) se refiere también a la destrucción de Jerusalén (y siempre estoy dispuesto a escuchar puntos de ellos), sigo creyendo que Jesús comienza a hablar en versículo 36 del fin del mundo.
El escritor, J. Marcellus Kik, da varias razones en su libro, "An Eschatology of Victory" ("Una Escatalogía de la Victoria") para apoyar la interpretación que en versículos 36 en adelante Jesús deja de hablar de la destrucción de Jerusalén para describir el fin del mundo.
(1) En la primera parte del capítulo (versículos 4-35) se refiere en versículos 19,22,29 a "aquellos días" (plural). Pero en versículos 36 en adelante, habla del día (singular) en versículos 36, 42, 44, 50 y 25:13. Aunque versículos 37 y 38 hablan de días (plural), es con referencia a Noé y no al evento principal que Jesús tiene en mente.
(2) La primera sección (vs. 4-35) trata de un evento cuyo advenimiento iba a ser precedido por señales (vs. 15). La segunda trata de uno que iba a llegar repentinamente y sin señales (vs. 36, 42, 50).
(3) Los cristianos debían huir de la destrucción mencionada en la primera sección (vs. 4-35), pero iba a ser imposible huir de la destrucción de la última sección (vs. 36, 42).
En resumen, versículos 4-35 tratan de señales específicas de un evento que según Jesús iba llegar en la vida de los que le escuchaban. Debieron huir al ver estas señales. Versículos 36-25:46 tratan de advertencias generales de un evento que iba a llegar repentinamente en un tiempo desconocido aún por el Hijo al estar El sobre la tierra.
Debido a estas diferencias, creo que versículos 4-35 de Mateo 24 tratan de la destrucción de Jerusalén y versículos 36-25:46 tratan del fin del mundo.
Aunque no he dado un comentario detallado sobre versículos 36-51, creo con este artículo poder terminar la serie, ya habiéndome dirigido a los puntos más difíciles del capítulo.
Con todo texto profético como Mateo 24, no conviene ser dogmático con quiénes tengan otras interpretaciones con tal que al menos acepten las claves claras e irrefutables (como el versículo 34). Sigamos estudiando este texto con mente abierta y mucho amor.
LA DESTRUCCION DE JERSUSALEN (Vs. 4-35) EL FIN DEL MUNDO (Vs. 36-25:46)
"Aquellos días" (plural) (vs. 19,22,29) "El día" (singular) (vs. 36,42,44,50)
Precedido por señales (vs. 15) Sin señales (vs. 36,42,50)
Los cristianos debían huir (vs. 15-20) Iba a ser imposible huir (vs. 36,42)
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →