Faithlife
Faithlife

Reino de Dios, la entrada en el

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

La entrada o la herencia del reino de Dios es el privilegio de aquellos que reconocen y viven bajo el gobierno de Dios y son parte del nuevo orden de salvación y justicia en Cristo.

Notes & Transcripts

La entrada en el reino de Dios es de vital importancia

Es costosa

;
Ver también ; ; ; ;

Es una cuestión de urgencia

Lucas 9.59–62 RVR60
Y dijo a otro: Sígueme. Él le dijo: Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre. Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios. Entonces también dijo otro: Te seguiré, Señor; pero déjame que me despida primero de los que están en mi casa. Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.

Las condiciones para entrar en el reino de Dios

Fe como la de un niño

Marcos 10.15 RVR60
De cierto os digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él.
Ver también

Nacer de nuevo del Espíritu de Dios

Juan 3.3 RVR60
Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.
Ver también ;

Obediencia a la voluntad de Dios

Mateo 7.21 RVR60
No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Advertencias sobre la entrada al reino de Dios

El camino es estrecho

Lucas 13.24–28 RVR60
Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán. Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos.
Ver también ;

Los malvados no heredarán el reino

1 Corintios 6.9–10 RVR60
¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.
Ver también ; ; ;

La necesidad de estar listo y preparado

Mateo 24.42–44 RVR60
Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.
Ver también ; ;

La entrada al reino de Dios no está basada en apariciones externas, ni es concedida a todos los que afirman conocer al Señor

Mateo 7.21–23 RVR60
No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.
Ver también ; ;

El reino de Dios es un reino de gracia

Pertenece aquellos que han sido aptos por Dios

Colosenses 1.12–13 RVR60
con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo,
Ver también ;

Pertenece a los pobres en espíritu

Lucas 6.20 RVR60
Y alzando los ojos hacia sus discípulos, decía: Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el reino de Dios.
Ver también ; Es difícil para los ricos entrar en el reino de Dios; ;

Pertenece a los que creen como un niño

Mateo 19.14 RVR60
Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.

Pertenece a los pecadores

Marcos 2.17 RVR60
Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores.
Ver también

Pertenece a los que padecen persecución por causa de Jesucristo

Mateo 5.10 RVR60
Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Pertenece tanto a los gentiles como a los judíos

Mateo 8.11 RVR60
Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;
Ver también ; aquellos que inicialmente no fueron invitados a la boda representan a los gentiles;
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →