Faithlife
Faithlife

Salud

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

Un estado de bienestar físico y espiritual de ser, la cual La Escritura declara que es posible sólo mediante la fe en Jesucristo.

Notes & Transcripts

La salvación como salud espiritual

La necesidad de la salvación

; ; ;

La promesa de la salvación

; ; ; ; ; ;

La experiencia de la salvación

; ; ;

La importancia de la salud

La salud es para ser buscada

3 Juan 2 NTV
Querido amigo, espero que te encuentres bien, y que estés tan saludable en cuerpo así como eres fuerte en espíritu.
Ver también ; ; ;

La salud como un deseo de saludar a la gente

;

La salud prometida por Dios a su pueblo

Jeremías 33.6 NTV
»Sin embargo, llegará el día en que sanaré las heridas de Jerusalén y le daré prosperidad y verdadera paz.

Un motivo de alabanza

Mateo 15.31 NTV
¡La multitud quedó asombrada! Los que no podían hablar, ahora hablaban; los lisiados quedaron sanos, los cojos caminaban bien y los ciegos podían ver; y alababan al Dios de Israel.
Ver también

La búsqueda de la salud

Higiene

Deuteronomio 23.13 NTV
Cada persona tendrá una pala entre sus herramientas. Cuando vayas a hacer tus necesidades, cava un hoyo con la pala y luego cubre el excremento.

Cuidado del cuerpo

1 Corintios 6.18–20 NTV
¡Huyan del pecado sexual! Ningún otro pecado afecta tanto el cuerpo como éste, porque la inmoralidad sexual es un pecado contra el propio cuerpo. ¿No se dan cuenta de que su cuerpo es el templo del Espíritu Santo, quien vive en ustedes y les fue dado por Dios? Ustedes no se pertenecen a sí mismos, porque Dios los compró a un alto precio. Por lo tanto, honren a Dios con su cuerpo.
Ver también ; ; ; ; ;

El balance de trabajar y descansar

Éxodo 34.21 NTV
»Tienes seis días en la semana para hacer tu trabajo habitual, pero el séptimo día dejarás de trabajar, incluso durante la temporada del arado y de la cosecha.
Ver también

Salud mental

Estado de la mente natural

Romanos 8.6–7 NTV
Por lo tanto, permitir que la naturaleza pecaminosa les controle la mente lleva a la muerte. Pero permitir que el Espíritu les controle la mente lleva a la vida y a la paz. Pues la naturaleza pecaminosa es enemiga de Dios siempre. Nunca obedeció las leyes de Dios y jamás lo hará.
Ver también
Colosenses 2.18 NTV
No dejen que los condene ninguno de aquellos que insisten en una religiosa abnegación o en el culto a los ángeles, al afirmar que han tenido visiones sobre estas cosas. Su mente pecaminosa los ha llenado de arrogancia

Desorden mental

Deuteronomio 28.28 NTV
El Señor te castigará con locura, ceguera y pánico.
; ; ; ;
;
1º Samuel 16.14–15 NTV
Ahora bien, el Espíritu del Señor se había apartado de Saúl, y el Señor envió un espíritu atormentador. Algunos de los siervos de Saúl le dijeron: —Un espíritu atormentador de parte de Dios te está afligiendo.
; ; ;
;
Daniel 4.28–37 NTV
»Sin embargo, todas estas cosas le ocurrieron al rey Nabucodonosor. Doce meses más tarde, el rey caminaba sobre la terraza del palacio real en Babilonia y mientras contemplaba la ciudad, dijo: “¡Miren esta grandiosa ciudad de Babilonia! Edifiqué esta hermosa ciudad con mi gran poder para que fuera mi residencia real a fin de desplegar mi esplendor majestuoso”. »Mientras estas palabras aún estaban en su boca, se oyó una voz desde el cielo que decía: “¡Rey Nabucodonosor, este mensaje es para ti! Ya no eres gobernante de este reino. Serás expulsado de la sociedad humana. Vivirás en el campo con los animales salvajes y comerás pasto como el ganado. Durante siete períodos de tiempo vivirás de esta manera hasta que reconozcas que el Altísimo gobierna los reinos del mundo y los entrega a cualquiera que él elija”. »En ese mismo momento se cumplió la sentencia y Nabucodonosor fue expulsado de la sociedad humana. Comió pasto como el ganado y lo mojó el rocío del cielo. Vivió de esa manera hasta que el pelo le creció tan largo como las plumas de las águilas y las uñas como las garras de un ave. »Cuando se cumplió el tiempo, yo, Nabucodonosor, levanté los ojos al cielo. Recuperé la razón, alabé y adoré al Altísimo y di honra a aquel que vive para siempre. Su dominio es perpetuo, y eterno es su reino. Todos los hombres de la tierra no son nada comparados con él. Él hace lo que quiere entre los ángeles del cielo y entre la gente de la tierra. Nadie puede detenerlo ni decirle: “¿Por qué haces estas cosas?”. »Cuando recobré la razón, también recuperé mi honra, mi gloria y mi reino. Mis asesores y nobles me buscaron y fui restituido como cabeza de mi reino, con mayor honra que antes. »Ahora, yo, Nabucodonosor, alabo, glorifico y doy honra al Rey del cielo. Todos sus actos son justos y verdaderos, y es capaz de humillar al soberbio».
;
Juan 10.20 NTV
Algunos decían: «Está loco y endemoniado, ¿para qué escuchar a un hombre así?».
;
Hechos de los Apóstoles 26.25 NTV
Pero Pablo respondió: —No estoy loco, excelentísimo Festo. Lo que digo es la pura verdad,

Una mente inquieta

Job 10.1 NTV
»Estoy harto de mi vida. Dejen que desahogue mis quejas abiertamente, mi alma llena de amargura debe quejarse.
; ; ; ;
;
Jeremías 15.10 NTV
Luego dije: —Qué aflicción tengo, madre mía. ¡Oh, si hubiera muerto al nacer! En todas partes me odian. No soy un acreedor que pretende cobrar ni un deudor que se niega a pagar; aun así todos me maldicen.
;
Lucas 10.41 NTV
El Señor le dijo: —Mi apreciada Marta, ¡estás preocupada y tan inquieta con todos los detalles!
;
Lucas 21.34 NTV
»¡Tengan cuidado! No dejen que su corazón se entorpezca con parrandas y borracheras, ni por las preocupaciones de esta vida. No dejen que ese día los agarre desprevenidos,
;
Lucas 24.17 NTV
Él les preguntó: —¿De qué vienen discutiendo tan profundamente por el camino? Se detuvieron de golpe, con sus rostros cargados de tristeza.

La ansiedad resultante del juicio

Deuteronomio 28.65 NTV
En medio de esas naciones, no encontrarás paz ni lugar de descanso. Allí el Señor hará que te tiemble el corazón, que te falle la vista y que tu alma desfallezca.
Ver también ; ;

La mente sana

Salmo 42.6 NTV
mi Dios! Ahora estoy profundamente desalentado, pero me acordaré de ti, aun desde el lejano monte Hermón, donde nace el Jordán, desde la tierra del monte Mizar.
; ;
;
Proverbios 12.2 NTV
El Señor aprueba a los que son buenos, pero condena a quienes traman el mal.
;
Romanos 12.2 NTV
No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.
Ver también ; ;
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →