Faithlife
Faithlife

Las condiciones del discipulado

Discipulos  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 7 views
Notes & Transcripts
La semana anterior en nuestra serie DISCÍPULOS estuvimos hablando sobre LLAMADOS A SER DISCÍPULOS, aprendimos que el llamado es universal y que todos tenemos el llamado a vivir como discípulos del Señor.
Esa semana continuamos con la serie y veremos LAS CONDICIONES DEL DISCIPULADO
el Señor constantemente esta llamando a las personas sus invitaciones son abiertas
Juan 7.37 RVR60
En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.
Mateo 11.28 RVR60
Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.
Lucas 14.26 RVR60
Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo.
Estas invitaciones son directamente hechas por Jesús, pero no solo su llamado fue a venir a él y encontrar perdón, paz y vida eterna, su llamado también fue a ser discípulos y para ello vemos en la biblia que constantemente les decía a las personas las condiciones para ser un discípulo.
Hoy veremos que el verdadero cristiano consiste en una entrega absoluta al Señor Jesucristo. El salvador no esta buscando personas que le dediquen sus tardes libres, sus fines de semana o sus años de jubilados. Él esta buscando personas dispuestas a darle el primer lugar en su vida.
El Señor Jesús planteó exigencias rigurosas a los que iban a ser sus discípulos, demandas que en estos días pareciera ser que se han olvidado
en la biblia hay muchos versículos que hablan fuertemente del discipulado y eso es lo que estudiaremos en este día
Aceptamos que los soldados entreguen sus vidas por razones patrióticas. No nos extraña que los hombres pongan su vida por ideologías políticas. Pero que la característica de la vida de un seguidor de Cristo sea de sacrificio nos parece difícil , pero la palabra de Dios es clara.
condiciones del discipulado tal como las dio el salvador del mundo

I. Un amor supremo por Jesucristo

Lucas 14.26 RVR60
Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo.
Lucas 14.26 TLA
«Si alguno de ustedes quiere ser mi discípulo, tendrá que amarme más que a su padre o a su madre, más que a su esposa o a sus hijos, y más que a sus hermanos o a sus hermanas. Ustedes no pueden seguirme, a menos que me amen más que a su propia vida.
Jesús pidió a los que le iban a seguir una entrega total
“Si alguno viene a mí” enfatiza el acto libre y voluntario de seguirlo
Grandes multitudes seguían a Jesús, y el decide explicarles cuáles son las condiciones, requisitos o demandas del discipulado
al escuchar estas palabras de Jesús los judíos se sentían ofendidos ya que ellos daban mucho honor a las familias, pero el llamado es a un amor supremo por Jesús, que trae como resultado un mayor amor por aquellos que nos rodean
no todos tenían las motivaciones correctas para seguir a Jesús
Aborrecer. gr miseo: amar menos, estimar menos
Si tengo una correcta relación vertical con Dios todas mis relaciones horizontales se verán afectadas positivamente
Aún su propia vida. el amor propio es uno de los obstáculos mas persistentes del discipulado. El éxito en una profesión, los viajes, la educación, la posición y el dinero nunca deben ir en primer lugar en la vida de un discípulo.

II. Una negación del yo

Lucas 14.27 RVR60
Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.
Lucas 14.27 TLA
Si ustedes no están dispuestos a morir en una cruz, y a hacer lo que yo les diga, no pueden ser mis discípulos.
Mateo 16.24 TLA
Luego Jesús les dijo a sus discípulos: «Si ustedes quieren ser mis discípulos, tienen que olvidarse de hacer su propia voluntad. Tienen que estar dispuestos a cargar su cruz y a hacer lo que yo les diga.
Mateo 11.24f RVR60
Por tanto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma, que para ti. En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños.
Mateo 16.24 RVR60
Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.
mateo 11a.2s4f
NEGARSE A SÍ MISMO
la negación del yo no es lo mismo que la abnegación, esta ultima se refiere a privarse de algunas comidas, placeres o posiciones. La negación del yo es una sumisión tan completa al Señorío de Cristo , que el yo no tiene derechos ni autoridad alguna. Significa que el yo abdica el trono.

así su discípulo se niega a sí mismo, no se tendrá a sí mismo como dueño ni fin. Se resuelve a no vivir conforme a sus inclinaciones, sino a hacer y soportar cuanto sea necesario en el curso que ha emprendido. Debe resolverse a vivir no para el placer, sino para la utilidad; no para obedecer la inclinación, sino el deber; no para sí mismo, sino para Dios

No se trata de abnegación, aunque está implícita, sino de renuncia personal. Negarse a sí mismo es cancelar absolutamente en sujeción el yo personal, que pretende controlar la vida y que se opone a cualquier interés que no sea el propio. Es anular el poder del yo para sustituirlo por el gran Tú de Dios que es Cristo

Gálatas 2.20 TLA
En realidad, también yo he muerto en la cruz, junto con Jesucristo. Y ya no soy yo el que vive, sino que es Jesucristo el que vive en mí. Y ahora vivo gracias a mi confianza en el Hijo de Dios, porque él me amó y quiso morir para salvarme.

“¿Qué significa, en realidad, negarse a sí mismo? ¿Negar que uno existe, o que es lo que es? ¡No! Negarse a sí mismo es decirle a ese ‘YO’ (con mayúscula) que hay dentro de nosotros, y que nos inclina a ser egocéntricos, autónomos y autosuficientes, que no, que no queremos seguir nuestros propios planes ni servir a nuestros propios intereses, sino depender en todo de Dios y hacer y sufrir a todo cuanto Él tenga programado para nosotros. Ésta es la tarea más difícil para cualquier creyente, y la más penosa de las tres crucifixiones que Pablo menciona para el cristiano (Gá. 2:20; 5:24; 6:14). Si uno no crucifica ese ‘yo’ en aras del amor de Dios y del prójimo, de nada le sirve repartir todos sus bienes, ni siquiera entregar su cuerpo a las llamas (1 Co. 13:3). ¡Y que difícil es negar a ese ‘Yo’! Es una tarea constante, porque ese ‘Yo’ es capaz de revivir y levantar la cabeza aun detrás de las mas santas intenciones. ‘Cuidado con la gloria, Javier’ –viene a decir Iñigo de Loyola, en El Divino Impaciente, de Pemán- ‘porque hasta a la gloria de Dios le tengo miedo’. Efectivamente, ¡cuántas veces, detrás de una pretendida ‘gloria de Dios’, se esconde la gloria del ‘Yo’! Verdaderamente, ésta es la puerta estrecha (7:13, 14), pero es la que lleva a la vida, porque Cristo, nuestra vida (Col. 3:4) entró el primero por ella, se despojó a sí mismo (Fil. 2:6; lit. se vació a sí mismo; es decir, del esplendor y de la majestad que le correspondían, como Dios que era, igual al Padre)”.

Henry Martín lo expresa así “Señor, no permitas que tenga voluntad propia ni considere que mi felicidad depende en lo más mínimo de las cosas que pueden sucederme exteriormente, sino que descanse completamente en tu voluntad”

Tomar la cruz

Mateo 16.24 TLA
Luego Jesús les dijo a sus discípulos: «Si ustedes quieren ser mis discípulos, tienen que olvidarse de hacer su propia voluntad. Tienen que estar dispuestos a cargar su cruz y a hacer lo que yo les diga.
Mateo 16.24 RVR60
Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.
la cruz es una senda escogida deliberadamente. Es “un camino que tal como el mundo lo considera es una deshonra y un reproche”
La cruz era un modo de ejecución que se utilizaba con reos de graves delitos en los tiempos de Jesús. Los discípulos sabían muy bien que quería decir literalmente la expresión “tome su cruz”.
la cruz es el emblema de la persecución, la vergüenza y el abuso que el mundo cargó sobre el hijo de Dios y que el mundo cargará sobre todos aquellos que elijan ir contra la corriente. cualquier creyente puede evitar la cruz conformándose a este mundo y a sus caminos
El reo cuando era llevado al lugar de la ejecución debía cargar con la cruz, bien sea la viga horizontal , llamada patibalum que luego se ponía sobre el poste vertical, denominado simples, o bien la cruz completa, formada por la viga horizontal y el poste vertical.
La cruz era el método principal de ejecución pública usado por el gobierno de aquella época. la gente que veía a las personas que llevaban la cruz, sabían claramente que iban a ser crucificados.
Tomar la cruz no solo significa sufrimiento, va mas allá , significa que la obra de la cruz efectué un milagro de crucificar el yo personal cada día
Tomar la cruz es la disposición a que la obra de la cruz efectúe cada día el milagro de la crucifixión del y personal
la cruz es de donde procede el poder que crucifica al yo. la cruz es la expresión suprema de renuncia personal, el propio signo establece una figura de cancelación de algo.

Una vida invertida en Cristo

Mateo 16.24 RVR60
Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.
Lucas 14.28 RVR60
Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?
Jesús vivió una vida de obediencia, de servicio desinteresada a los demás, una vida de paciencia y tolerancia ante los mas graves errores, una vida de devoción y fidelidad, como discípulos debemos andar como el anduvo. debemos mostrar fruto de nuestra semejanza con Cristo.
lucas 14.28
Juan 15.8 NTV
Cuando producen mucho fruto, demuestran que son mis verdaderos discípulos. Eso le da mucha gloria a mi Padre.
La cuarta demanda en el discipulado es seguir a Jesús. No sólo la disposición a la renuncia personal y asumir la carga de la cruz cotidiana, sino también a un seguimiento fiel.
La demanda es grande y a los ojos humanos imposible de soportar. seguramente que ese compromiso radical que Jesús demanda a sus seguidores es la causa por la que la gran multitud que le seguía al comienzo de su ministerio, fue dejándolo poco a poco hasta renunciar abiertamente de él.
Marcos 8.34 NTV
Entonces llamó a la multitud para que se uniera a los discípulos, y dijo: «Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz y seguirme.
Mateo 8.34 RVR60
Y toda la ciudad salió al encuentro de Jesús; y cuando le vieron, le rogaron que se fuera de sus contornos.

“Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz, y sígame” (Mt. 16:24). Para comprender bien lo que Cristo dice deberíamos comparar el pasaje con (Mr. 8:34), donde leemos que él llamó a la gente y a sus discípulos. Los que estuvieran listos a prestar oído a estas palabras deberían también estarlo a tres cosas: 1. Debían rehusar a hacer su propia satisfacción como la meta de su vida. 2. Debían cargar la cruz de distinción, menosprecio, reproche, censura; la cruz pesada de la burla, persecución, acosamiento, mortificación. 3. Debían aprender a practicar la obediencia, la sumisión, la sujeción. La metáfora de tomar la cruz ya mencionada en 10:38 tenía que completarse con una entrega completa. El Maestro no solamente buscaba discípulos que estuvieran dispuestos a cargar, buscaba también a los que prontos estuvieran a seguir. El discípulo no era a medias ni estático, era completo y dinámico. Cristo no buscaba ilusos que estuvieran dispuestos a aplaudirle, sino seguidores que anhelaran obedecerle. ¿Acaso no descubrimos una diferencia entre los dos tipos de seguidores de Mateo 4? Los primeros oyeron la voz seductora: ‘Venid en pos de mí’ y ‘ellos dejando al instante las redes, le siguieron” (v. 20). Luego; ‘Y ellos, dejando al instante la barca y a su padre le siguieron’ (v. 22). Dejaron todo por seguir al Señor y mostraron tal valor en su proceder que el Maestro se transformó en la figura vital de sus experiencias”.

Lucas 14.33 NTV
Así que no puedes convertirte en mi discípulo sin dejar todo lo que posees.
algunas personas estaban dispuestas a seguir a Jesús
Lucas 9.57 RVR60
Yendo ellos, uno le dijo en el camino: Señor, te seguiré adondequiera que vayas.
Lucas 9.57–59 RVR60
Yendo ellos, uno le dijo en el camino: Señor, te seguiré adondequiera que vayas. Y le dijo Jesús: Las zorras tienen guaridas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza. Y dijo a otro: Sígueme. Él le dijo: Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre.
lucas 9.
mateo 16:24
lucas2 14.26
Mateo 16.24 RVR60
Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.
Lucas 14.26 RVR60
Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo.
Juan 8.31 RVR60
Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;
Lucas 14.33 RVR60
Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.
Juan 13.35 RVR60
En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →