Faithlife
Faithlife

Diagrama de la Salvacion

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view
Notes & Transcripts
El Diagrama de la salvación
Pastor ozielguzman.
Una vez mas, estoy frente al reto de confrontar ideas preconcebidas con respecto a temas Bíblicos. En esta ocasión en tema es la salvación. Específicamente hablando sobre el entendimiento de cuales son los aspectos principales de este tema.
muchas personas inclusive muchos cristianos no entienden claramente acerca de esto. En este oportunidad me voy a tomar el tiempo para explicar desde el punto de vista Bíblico en que consiste la salvación dada por Dios a la luz de este pasaje.
Algunos piensan que la salvación es como la inscripción a un club que tiene términos y condiciones que dependen de la conducta y que puedes terminar con esa membresía en el momento que quieras o en el momento que falles.
A así cada uno crea sus propias ideas con respecto a la salvación. Frases como “no quiero servir a Dios porque tengo miedo fallar” “me voy a hacer Cristiano hasta que cambie poco a poco”. “no me hago Cristiano porque en la iglesia te prohiben todo”. Hoy veremos cual es el estado real en el que vive una persona sin Cristo. Cual es nuestra condición Espiritual en ese estado y que ha hecho Dios para cambiar nuestra condición.
TODO HOMBRE EXPERIMENTA ALGUNA O ALGUNAS DE ESTAS CONDICIONES.
CONDENACION Declarar culpable y una condena punitiva sobre alguien en un contexto Jurídico. (RVR60)
17Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. 18El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. 19Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. 20Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. 21Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.
(RVR60)
24De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. 25De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán. 26Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo; 27y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre. 28No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; 29y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.
(RVR60)
El juicio ante el gran trono blanco
11Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. 12Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. 13Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. 14Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. 15Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.
(RVR60)
1Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. 2Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.
Justificación
Dios es justo El hombre es pecador La paga del pecado es muerte No hay un solo hombre capaz de cumplir con las demandas de la justicia de Dios Habita una sentencia dictada en nuestra contra
(RVR60)
13Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, 14anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,
Cristo cumple con las demandas de la ley.
(RVR60)
21Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.
(RVR60)
30Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; 31para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.
El hombre pecador se presenta como un reo ante el alto tribunal de un Dios justo, y queda patente que ha quebrantado tanto la ley natural de la conciencia como la Ley claramente declarada en el Sinaí. El problema es éste: ¿Cómo puede Dios ser justo y el que justifica al pecador? La contestación se halla en la Cruz, y el creyente es declarado justo a los ojos de Dios. Esta declaración es la justificación por la fe.
Trenchard, E. (1972). Bosquejos de docrina fundamental (p. 45). Grand Rapids, Michigan: Editorial Portavoz.
(RVR60)
10Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas. 11Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá;
es la confianza total del hombre que, arrepentido de sus pecados, descansa en Cristo para la salvación de su alma. Sólo esta actitud del alma puede establecer contacto con Aquel que cumplió la Ley por nosotros para revestirnos de Su propia justicia (). Cristo «nos ha sido hecho justificación» () y, recibiéndole a Él, tenemos la justificación, y no de otra manera. La fe hace posible que Dios nos impute (abone en cuenta) Su justicia, como en el caso de Abraham (, ; , y 22; , etc.). Somos justificados por la gracia de Dios, que es el origen de la bendición (); por la sangre, que es su base (), y por la fe, que es el medio (RVR60)
1Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;
(RVR60)
17Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.
Asi que la justificación es el acto divino donde Dios por medio de la provisión substitución del sacrificio de Cristo por nosotros te declara justo y libre de la culpa del pecado.
Santificación: proceso donde Dios te hace libre del poder del pecado. «apartadas para el servicio de Dios», como, por ejemplo, los sacerdotes de la familia de Aarón con todos lo utensilios del Tabernáculo
La santificación que es común a todos los creyentes en virtud de su unión con Cristo, de donde se deriva su nombre de «santos» (véase y 32; 26:10; ; ).
B. La santificación práctica, que es la separación progresiva del creyente del pecado para vivir a Dios, en la medida en que aquél se vale de los medios que Dios ha provisto para tal fin.
Esta es la parte critica de muchos creyentes porque no toman en cuenta:
Busqueda de la madurez ”vamos adelante a la perfección Administración fiel de la gracia de Dios Gracia no significa impunidad
(RVR60)
10Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. 11Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. 12Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, 13la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 14Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. 15Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.
16¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? 17Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.
Aqui incluye:
Vida practica Testimonio Servicio Motivaciones Edificacion de otros creyentes
(RVR60)
10Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. 11Porque escrito está:
Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla,
Y toda lengua confesará a Dios.
12De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí.
13Así que, ya no nos juzguemos más los unos a los otros, sino más bien decidid no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano. 14Yo sé, y confío en el Señor Jesús, que nada es inmundo en sí mismo; mas para el que piensa que algo es inmundo, para él lo es. 15Pero si por causa de la comida tu hermano es contristado, ya no andas conforme al amor. No hagas que por la comida tuya se pierda aquel por quien Cristo murió. 16No sea, pues, vituperado vuestro bien; 17porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. 18Porque el que en esto sirve a Cristo, agrada a Dios, y es aprobado por los hombres. 19Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación.
(RVR60)
12No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias; 13ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia. 14Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.
(RVR60)
15¿Qué, pues? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera. 16¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia? 17Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados;
(RVR60)
22Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna. 23Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.
Glorificación
Estabamos condenados a la muerte eterna por causa del pecado
Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 2en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, 3entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás
El padre nos declaro justos por medio de Cristo
Primer condicion
para
DIAGRAMA DE LO QUE DIOS HIZO
4Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, 5aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), 6y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, 7para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. 8Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9no por obras, para que nadie se gloríe.
DIAGRAMA DE LO QUE ANTES ERAMOS VS 1-4
DIAGRAMA DE LO QUE AHORA SOMOS Y HACEMOS VS 10
Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 2en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, 3entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás
10Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.
Primer condicion muertos
Un muerto es atraído por sus delitos y pecados
espiritualmente muerto adj. — caracterizado por la falta de vida o vigor espiritual; ser completamente indiferente hacia las cosas de Dios.
pecar (acción) n. — una acción o sentimiento que transgrede algo prohibido o ignora algo requerido por la ley o el carácter de Dios; ya sea en pensamiento, sentimiento, discurso o acción.
2en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo,
Un Muerto sigue la corriente de este mundo
caminar (comportamiento) v. — vivir o comportarse de una manera determinada. época n. — período de la historia que tenía alguna característica distintiva. sistema del mundo n. — las personas que constituyen el mundo cuyos valores, creencias y costumbres son diferentes y en rebeldía a Dios.
conforme al príncipe de la potestad del aire,
Un muerto opera bajo la autoridad de satanás
Todos somos siervos de alguien
regente (sobrenatural) n. — cualquier ser sobrenatural (además de Dios) que actúa en una capacidad gobernante o comandante; ya sea bueno o malo. gobernante ⇔ autoridad n. — una persona que ejerce un control (administrativo) sobre otros. ámbito demoníaco ⇔ aire n. — el cielo en el sentido del ámbito donde habitan espíritus malignos y del cual vienen (a ejercer su influencia).
Que ahora opera en los hijos de desobediencia,
desobediencia (estado) n. — el estado de fracasar en cuanto a someterse a la ley, costumbre o práctica de una autoridad.
Nota, desobediencia a Dios
Pero esclavo del pecado de la corriente y de satanás
entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne,
deseo maligno n. — un deseo desmedido, autoindulgente (que desplaza afectos apropiados por Dios).
haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos
Voluntad inclinación (actitud) n. — una actitud de la mente, especialmente una que favorece una alternativa sobre las otras.
humanidad pecaminosa ⇔ carne n. — el aspecto físico de una persona distinguiéndolo del alma inmaterial; a menudo entendido como el asiento del pecado y la rebelión a Dios.
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →