Faithlife
Faithlife

Sencillo

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

Compartir nuestra fe debe ser un acto sencillo y natural

Notes & Transcripts

Introducción

Marcos 5.1–20 NVI
1 Cruzaron el lago hasta llegar a la región de los gerasenos. 2 Tan pronto como desembarcó Jesús, un hombre poseído por un espíritu maligno le salió al encuentro de entre los sepulcros. 3 Este hombre vivía en los sepulcros, y ya nadie podía sujetarlo, ni siquiera con cadenas. 4 Muchas veces lo habían atado con cadenas y grilletes, pero él los destrozaba, y nadie tenía fuerza para dominarlo. 5 Noche y día andaba por los sepulcros y por las colinas, gritando y golpeándose con piedras. 6 Cuando vio a Jesús desde lejos, corrió y se postró delante de él. 7 —¿Por qué te entrometes, Jesús, Hijo del Dios Altísimo?—gritó con fuerza—. ¡Te ruego por Dios que no me atormentes! 8 Es que Jesús le había dicho: «¡Sal de este hombre, espíritu maligno!» 9 —¿Cómo te llamas?—le preguntó Jesús. —Me llamo Legión—respondió—, porque somos muchos. 10 Y con insistencia le suplicaba a Jesús que no los expulsara de aquella región. 11 Como en una colina estaba paciendo una manada de muchos cerdos, los demonios le rogaron a Jesús: 12 —Mándanos a los cerdos; déjanos entrar en ellos. 13 Así que él les dio permiso. Cuando los espíritus malignos salieron del hombre, entraron en los cerdos, que eran unos dos mil, y la manada se precipitó al lago por el despeñadero y allí se ahogó. 14 Los que cuidaban los cerdos salieron huyendo y dieron la noticia en el pueblo y por los campos, y la gente fue a ver lo que había pasado. 15 Llegaron adonde estaba Jesús, y cuando vieron al que había estado poseído por la legión de demonios, sentado, vestido y en su sano juicio, tuvieron miedo. 16 Los que habían presenciado estos hechos le contaron a la gente lo que había sucedido con el endemoniado y con los cerdos. 17 Entonces la gente comenzó a suplicarle a Jesús que se fuera de la región. 18 Mientras subía Jesús a la barca, el que había estado endemoniado le rogaba que le permitiera acompañarlo. 19 Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: —Vete a tu casa, a los de tu familia, y diles todo lo que el Señor ha hecho por ti y cómo te ha tenido compasión. 20 Así que el hombre se fue y se puso a proclamar en Decápolis lo mucho que Jesús había hecho por él. Y toda la gente se quedó asombrada.
Luego de ser liberado por el mismo Señor, la persona que había sido liberada de los demonios le pide que le permita irse con ellos. El Señor le niega la petición y en cambio lo comisiona a que comparta la obra que El había hecho en su vida. Esta persona así lo hizo y procedió a andar por todas las ciudades de esa región y vemos que la respuesta de las personas fue muy positiva ya que se maravillaban.
De una forma bastante sencilla lo que acabamos de leer es la la expectativa de Dios y la obediencia del ser humano sobre el tema de compartir nuestra fe. Cuando tocamos este tema surgen preguntas lógicas:
¿Se debe compartir la fe o no? ¿Quién debe hacerlo? ¿Cómo se debe hacer? ¿Qué necesito? ¿Necesito algún tipo de preparación especial? ¿Tomar cursos de teología, capacitación evangelística?

Obstáculos

No saber quiénes somos

Quién yo soy, o quien yo creo que soy, tiene un efecto en lo que yo hago. en el caso de creyente, es vital dejar de creer quien era y creer quien es.
Cuando no éramos creyentes, vivíamos apartados de Dios y muchas cosas de las que hacíamos, llegaron a formar parte de nuestra identidad. Después de venir a los pies del Señor, podríamos caer en la trampa de creer que esa identidad ha seguido con nosotros.
Efesios 5.8 NVI
8 Porque ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de luz
La Biblia reconoce lo que éramos. No lo esconde. Pero también nos dice lo ya somos ahora y lo que pasó con esa vieja identidad.
2 Corintios 5.17 RVR60
17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.
Ese archivo fue borrado.

Entonces, ¿quiénes somos?

1 Pedro 2.9 RVR60
9 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;
Somos pueblo de Dios. Somos pueblo redimido, santo y con una misión. La iglesia es como un hospital, pero también es un cuartel general.
Después que hemos sido restaurados por Dios, nuestra labor es buscar a las demás personas que necesitan ser restauradas.
Sin embargo, la labor de la iglesia se ha vuelto mundana. Nos hemos postrado ante el altar del materialismo y consumismo de nuestro tiempo y nuestra cultura. Predicamos un mensaje de prosperidad económica en vez de salvación y arrepentimiento.
“La razón por la que estás aquí en la tierra, es que no puedes evangelizar a nadie en el cielo”

Preparación

Preparación
Muchas personas entienden que antes de comenzar a compartir su fe necesitan preparación especial. Entonces comienzan a tomar cursos de teología y de evangelismo para poder compartir de forma eficaz su fe.
¿Puede ayudarme a testificar mejor si yo tomo un curso de teología y evangelismo? si.
¿Necesito eso para poder compartir mi fe? No.

Lo que realmente cuenta

¿Qué necesitó este hombre para ser un testigo efectivo? Una experiencia real con el Señor fue suficiente para ser usado por Dios y comunicar un mensaje de esperanza, liberación y salvación.
El mensaje de la salvación no es un curso que usted necesita aprender para luego poder compartir. Es decir, no es teoría como una materia de la universidad. Nuestra experiencia debe ser real, nuestra conversión debe haber dado frutos. Si esto es así, nos ganaremos el derecho de ser escuchados y sobre todo tendremos algo qué compartir.
¿Que tienes tú para compartir en este momento? Quizás no pueda responder a todas las preguntas que me hagan, pero mi testimonio sobre lo que Dios ha hecho podrá llegar a las vidas que en ese momento debe llegar. Como yo lo he experimentado esto me dará ánimo para acercarme a otros que estén también sufriendo y hará que sea natural.

Poner en orden asuntos prioritarios

Enmendar relaciones familiares

Relaciones extra maritales Matrimonio: divorcio, buscar consejería. Relaciones ilícitas de noviazgo

Asuntos económicos

Pagar deudas: dejar de hacer deudas por motivos vanidosos. Dar la cara: si no es posible pagar hable con la persona.

Relaciones en general (Quizás sea necesario pedir perdón)

Vecinos: reconciliarse con alguien, pedir perdón. Podría ser necesario pedir perdón a alguien que te ha ofendido.
Trabajo (cambiar estilo)

El éxito consiste en obedecer

Entender nuestra labor en el proceso: hay tres elementos en el peregrinaje espiritual de cada persona: Dios, la persona y nosotros.
Dios: quien obra a través de su Espíritu La persona misma: su respuesta a ese ofrecimiento Otras personas: las personas que Dios pondrá en el camino de todos
Somos parte de un proceso:
No debemos pensar que somos los responsables de que una persona acepte o no el mensaje de salvación y esperanza. Somos solamente uno de los componentes de los muchos que Dios ya ha usado y usará. Puede que no veamos los frutos pero Dios obra:
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →