Faithlife
Faithlife

Cómo sabemos que Job no era una leyenda

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view
Notes & Transcripts

Introducción

Debido a lo difícil que es documentar con precisión el tiempo y lugar de la vida de Job, y puesto que la mayoría del libro de Job es en realidad una obra literaria, un poema, muchos estudiosos, antiguos y modernos, se han sentido tentados a tratar el relato de Job como una simple leyenda con intención moral. Tenemos, sin embargo, dos tipos de evidencia importantes, que señalan a Job como un personaje real, alrededor de cuya vida se escribió un memorable poema.

La evidencia de la Biblia

Al analizar el libro de Job debemos tener en consideración que, aunque la mayor parte del libro está escrito en forma de poema (), se trata de un poema escrito sobre un personaje real. Tanto el profeta Ezequiel, en el Antiguo Testamento, como el apóstol Santiago, en el Nuevo Testamento, le consideraron de esta manera.

Referencias a la realidad de Job en el Antiguo Testamento

En el Antiguo Testamento, Ezequiel toma a Job como un personaje real al equipararle con otros dos personajes reales cuya vida y ejemplo considera que deben emularse:
Ezequiel 14.14 RVR60
si estuviesen en medio de ella estos tres varones, Noé, Daniel y Job, ellos por su justicia librarían únicamente sus propias vidas, dice Jehová el Señor.
Ezequiel 14.14 RVR60
si estuviesen en medio de ella estos tres varones, Noé, Daniel y Job, ellos por su justicia librarían únicamente sus propias vidas, dice Jehová el Señor.
,
Ezequiel 14.20 RVR60
y estuviesen en medio de ella Noé, Daniel y Job, vivo yo, dice Jehová el Señor, no librarían a hijo ni a hija; ellos por su justicia librarían solamente sus propias vidas.
Ezequiel 14,20
La referencia de Ezequiel no es casual, ya que insiste en este ejemplo en el mismo capítulo:
Ezequiel 14.20 RVR60
y estuviesen en medio de ella Noé, Daniel y Job, vivo yo, dice Jehová el Señor, no librarían a hijo ni a hija; ellos por su justicia librarían solamente sus propias vidas.

Referencias a la realidad de Job en el Nuevo Testamento

En el Nuevo Testamento, el apóstol Santiago usa a Job como ejemplo de vida para aquellos que se encuentran bajo un intenso sufrimiento.
Santiago 5.11 RVR60
He aquí, tenemos por bienaventurados a los que sufren. Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el fin del Señor, que el Señor es muy misericordioso y compasivo.
El sentido de las palabras de Santiago sólo puede mantenerse en el caso de que Job haya sido un personaje real. No habría poder en una comparación basada en la leyenda.

Fuentes extrabíblicas

Aunque hay otros autores antiguos y modernos que han hecho referencia a Job, la evidencia más importante a la que tenemos acceso proviene del Señor mismo. En la ocasión en que José Smith se hallaba preso en la cárcel de Liberty, el Señor hizo referencia a Job durante sus palabras para consolarle.
7 Hijo mío, paz a tu alma; tu adversidad y tus aflicciones no serán más que por un breve momento;
8 y entonces, si lo sobrellevas bien, Dios te exaltará; triunfarás sobre todos tus enemigos.
9 Tus amigos te sostienen, y te saludarán de nuevo con corazones fervientes y manos amistosas.
10 No eres aún como Job; no contienden en contra de ti tus amigos, ni te acusan de transgredir, como hicieron con Job.
(Doctrina y Convenios 121:7–10 • DyC, p. 277)
El sólo hecho de que el Señor Jesucristo haya utilizado la prueba de Job como un ejemplo indica que la considera como real, ya que de otra manera sus palabras de consuelo para el Profeta carecerían de sentido.
Las Autoridades Generales también han tratado siempre a Job como un personaje real. Los siguientes referencias a las declaraciones de John Taylor, Wilford Woodruff y Orson Pratt son citadas del Diario de Discursos.
Manual de Instituto del Antiguo Testamento (3-4) Job 1:1. Was Job a Real Person?

John Taylor, Journal of Discourses 7:197–198; 18:309–310; 20:305–306; 22:319–320; Wilford Woodruff, Journal of Discourses 18:30; Orson Pratt, Journal of Discourses 19:315.

John Taylor, Journal of Discourses 7:197–198; 18:309–310; 20:305–306; 22:319–320;
Wilford Woodruff, Journal of Discourses 18:30;
Orson Pratt, Journal of Discourses 19:315.

Conclusión

Profetas y apóstoles inspirados dan testimonio de la realidad de Job tanto antes del nacimiento de Jesucristo como después de su nacimiento e incluso en la época moderna. La revelación siempre disipa las dudas con que los eruditos se han enfrentado a través de los siglos, proveyéndonos luz desde los cielos. El mayor testimonio que podemos recibir de la realidad de la existencia de Job proviene del Señor Jesucristo mismo.

Bibliografía

.
“Job: ‘Yet Will I Trust in Him’”, Meservy, pp. 154-155
“The Holy Bible, with a Commentary and Critical Notes”, Adam Clarke, 3:5
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →