Faithlife
Faithlife

Llamado

Evangelismo  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 3 views

El llamado del Senor es una convocatoria de Dios hacia individuos y el pueblo hacia sí mismo, de manera que ellos le pertenezcan y le sirvan en este mundo. El llamado de un creyente puede involucrar una tarea, una vocación o un lugar específico en la vida.

Notes & Transcripts

Dios llama a individuos a pertenecerle y servirle

Dios llama a todas las personas de todo lugar

1 Pedro 2.21 LBLA
Porque para este propósito habéis sido llamados, pues también Cristo sufrió por vosotros, dejándoos ejemplo para que sigáis sus pisadas,
Isaías 55.3 LBLA
Inclinad vuestro oído y venid a mí, escuchad y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros un pacto eterno, conforme a las fieles misericordias mostradas a David.
Isaías 55.3 LBLA
Inclinad vuestro oído y venid a mí, escuchad y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros un pacto eterno, conforme a las fieles misericordias mostradas a David.
Juan 15.16 LBLA
Vosotros no me escogisteis a mí, sino que yo os escogí a vosotros, y os designé para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda.
Hechos de los Apóstoles 17.30 LBLA
Por tanto, habiendo pasado por alto los tiempos de ignorancia, Dios declara ahora a todos los hombres, en todas partes, que se arrepientan,
2 Tesalonicenses 2.14 LBLA
Y fue para esto que El os llamó mediante nuestro evangelio, para que alcancéis la gloria de nuestro Señor Jesucristo.
Juan 15.16 LBLA
Vosotros no me escogisteis a mí, sino que yo os escogí a vosotros, y os designé para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda.
Ver también ; ; ; ; ; ; ; ; ;
Proverbios 8.4 LBLA
Oh hombres, a vosotros clamo, para los hijos de los hombres es mi voz.
Isaías 45.22 LBLA
Volveos a mí y sed salvos, todos los términos de la tierra; porque yo soy Dios, y no hay ningún otro.
Isaías 55.1 LBLA
Todos los sedientos, venid a las aguas; y los que no tenéis dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad vino y leche sin dinero y sin costo alguno.
Mateo 9.13 LBLA
Mas id, y aprended lo que significa: “Misericordia quiero y no sacrificio”; porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores.
Mateo 11.28–30 LBLA
Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallareis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es fácil y mi carga ligera.
Mateo 22.9 LBLA
“Id, por tanto, a las salidas de los caminos, e invitad a las bodas a cuantos encontréis.”
Juan 7.37 LBLA
Y en el último día, el gran día de la fiesta, Jesús puesto en pie, exclamó en alta voz, diciendo: Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba.
Hechos de los Apóstoles 2.39 LBLA
Porque la promesa es para vosotros y para vuestros hijos y para todos los que están lejos, para tantos como el Señor nuestro Dios llame.
Romanos 10.18 LBLA
Pero yo digo, ¿acaso nunca han oído? Ciertamente que sí: Por toda la tierra ha salido su voz, y hasta los confines del mundo sus palabras.
Salmo 19.4 LBLA
Mas por toda la tierra salió su voz, y hasta los confines del mundo sus palabras. En ellos puso una tienda para el sol,

Pocos responden positivamente al llamado de Dios

Mateo 22.14 LBLA
Porque muchos son llamados, pero pocos son escogidos.
Ver también ; ; ; ;
Isaías 65.12 LBLA
yo os destinaré a la espada, y todos vosotros os encorvaréis para la matanza. Porque llamé, mas no respondisteis, hablé, mas no oísteis; hicisteis lo malo ante mis ojos y escogisteis aquello que no me complacía.
Isaías 66.4 LBLA
también yo escogeré sus castigos, y traeré sobre ellos lo que temen. Porque llamé, mas nadie respondió, hablé, mas no escucharon; sino que hicieron lo malo ante mis ojos, y escogieron aquello que no me complacía.
Jeremías 7.13 LBLA
Y ahora, por cuanto habéis hecho todas estas obras—declara el Señor—y a pesar de que os hablé desde temprano y hablando sin cesar, no oísteis; os llamé, pero no respondisteis,
Jeremías 35.17 LBLA
Por tanto así dice el Señor, Dios de los ejércitos, el Dios de Israel: “He aquí, traigo sobre Judá y sobre todos los habitantes de Jerusalén toda la calamidad que he pronunciado contra ellos, porque les hablé, pero no escucharon, y los llamé, pero no respondieron.”
Mateo 22.2–10 LBLA
El reino de los cielos puede compararse a un rey que hizo un banquete de bodas para su hijo. Y envió a sus siervos a llamar a los que habían sido invitados a las bodas, pero no quisieron venir. De nuevo envió otros siervos, diciendo: Decid a los que han sido invitados: “Ved, ya he preparado mi banquete; he matado mis novillos y animales cebados, y todo está aparejado; venid a las bodas.” Pero ellos no hicieron caso y se fueron: uno a su campo, otro a sus negocios, y los demás, echando mano a los siervos, los maltrataron y los mataron. Entonces el rey se enfureció, y enviando sus ejércitos, destruyó a aquellos asesinos e incendió su ciudad. Luego dijo* a sus siervos: “La boda está preparada, pero los que fueron invitados no eran dignos. “Id, por tanto, a las salidas de los caminos, e invitad a las bodas a cuantos encontréis.” Y aquellos siervos salieron por los caminos, y reunieron a todos los que encontraron, tanto malos como buenos; y el salón de bodas se llenó de comensales.

Responder al llamado de Dios resulta en la salvación

;
Hebreos 9.15 LBLA
Y por eso El es el mediador de un nuevo pacto, a fin de que habiendo tenido lugar una muerte para la redención de las transgresiones que se cometieron bajo el primer pacto, los que han sido llamados reciban la promesa de la herencia eterna.
Judas 1 LBLA
Judas, siervo de Jesucristo y hermano de Jacobo, a los llamados, amados en Dios Padre y guardados para Jesucristo:
Ver también ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ;
Juan 5.25 LBLA
En verdad, en verdad os digo que viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que oigan vivirán.
Juan 10.3 LBLA
A éste le abre el portero, y las ovejas oyen su voz; llama a sus ovejas por nombre y las conduce afuera.
Romanos 1.6 LBLA
entre los cuales estáis también vosotros, llamados de Jesucristo;
Romanos 8.28–30 LBLA
Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a su propósito. Porque a los que de antemano conoció, también los predestinó a ser hechos conforme a la imagen de su Hijo, para que El sea el primogénito entre muchos hermanos; y a los que predestinó, a ésos también llamó; y a los que llamó, a ésos también justificó; y a los que justificó, a ésos también glorificó.
Romanos 11.29 LBLA
porque los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables.
1 Corintios 1.9 LBLA
Fiel es Dios, por medio de quien fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo, Señor nuestro.
1 Corintios 1.24–29 LBLA
mas para los llamados, tanto judíos como griegos, Cristo es poder de Dios y sabiduría de Dios. Porque la necedad de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres. Pues considerad, hermanos, vuestro llamamiento; no hubo muchos sabios conforme a la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que Dios ha escogido lo necio del mundo, para avergonzar a los sabios; y Dios ha escogido lo débil del mundo, para avergonzar a lo que es fuerte; y lo vil y despreciado del mundo ha escogido Dios; lo que no es, para anular lo que es; para que nadie se jacte delante de Dios.
1 Corintios 7.18–22 LBLA
¿Fue llamado alguno ya circuncidado? Quédese circuncidado. ¿Fue llamado alguno estando incircuncidado? No se circuncide. La circuncisión nada es, y nada es la incircuncisión, sino el guardar los mandamientos de Dios. Cada uno permanezca en la condición en que fue llamado. ¿Fuiste llamado siendo esclavo? No te preocupes; aunque si puedes obtener tu libertad, prefiérelo. Porque el que fue llamado por el Señor siendo esclavo, liberto es del Señor; de la misma manera, el que fue llamado siendo libre, esclavo es de Cristo.
Gálatas 1.6 LBLA
Me maravillo de que tan pronto hayáis abandonado al que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente;
Efesios 4.1 LBLA
Yo, pues, prisionero del Señor, os ruego que viváis de una manera digna de la vocación con que habéis sido llamados,
Filipenses 3.14 LBLA
prosigo hacia la meta para obtener el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.
2 Tesalonicenses 1.11 LBLA
Con este fin también nosotros oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios os considere dignos de vuestro llamamiento y cumpla todo deseo de bondad y la obra de fe, con poder,
2 Tesalonicenses 2.14 LBLA
Y fue para esto que El os llamó mediante nuestro evangelio, para que alcancéis la gloria de nuestro Señor Jesucristo.
1 Timoteo 6.12 LBLA
Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y de la que hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos.
Hebreos 3.1 LBLA
Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad a Jesús, el Apóstol y Sumo Sacerdote de nuestra fe.
1 Pedro 5.10 LBLA
Y después de que hayáis sufrido un poco de tiempo, el Dios de toda gracia, que os llamó a su gloria eterna en Cristo, El mismo os perfeccionará, afirmará, fortalecerá y establecerá.
2 Pedro 1.3 LBLA
Pues su divino poder nos ha concedido todo cuanto concierne a la vida y a la piedad, mediante el verdadero conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia,
2 Pedro 1.10 LBLA
Así que, hermanos, sed tanto más diligentes para hacer firme vuestro llamado y elección de parte de Dios; porque mientras hagáis estas cosas nunca tropezaréis;
Apocalipsis 17.14 LBLA
Estos pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque El es Señor de señores y Rey de reyes, y los que están con El son llamados, escogidos y fieles.

Dios llama a los cristianos a vivir de forma diferente

2 Timoteo 1.9 LBLA
quien nos ha salvado y nos ha llamado con un llamamiento santo, no según nuestras obras, sino según su propósito y según la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús desde la eternidad,

Vivir en paz:

;
servirse unos a otros

Vivir en esperanza:

; ; ;
Efesios 1.18 LBLA
Mi oración es que los ojos de vuestro corazón sean iluminados, para que sepáis cuál es la esperanza de su llamamiento, cuáles son las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,
Efesios 4.4 LBLA
Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también vosotros fuisteis llamados en una misma esperanza de vuestra vocación;
1 Pedro 2.20–21 LBLA
Pues ¿qué mérito hay, si cuando pecáis y sois tratados con severidad lo soportáis con paciencia? Pero si cuando hacéis lo bueno sufrís por ello y lo soportáis con paciencia, esto halla gracia con Dios. Porque para este propósito habéis sido llamados, pues también Cristo sufrió por vosotros, dejándoos ejemplo para que sigáis sus pisadas,
1 Pedro 3.9 LBLA
no devolviendo mal por mal, o insulto por insulto, sino más bien bendiciendo, porque fuisteis llamados con el propósito de heredar bendición.
1 Tesalonicenses 4.7 LBLA
Porque Dios no nos ha llamado a impureza, sino a santificación.

Dios llamó a individuos particulares a hacer tareas específicas en tiempos específicos

Abraham:

; ;
Moisés; Samuel; Isaías

Ciro:

;

El siervo del Señor:

;
Jeremías; Oseas; Amós

Jonás:

;

Los discípulos:

; ;
Bernabé y Pablo

Pablo:

; ;

Dios llamó a su pueblo, Israel, a servirle de una manera especial

Isaías 43.1 LBLA
Mas ahora, así dice el Señor tu Creador, oh Jacob, y el que te formó, oh Israel: No temas, porque yo te he redimido, te he llamado por tu nombre; mío eres tú.
Ver también

El lugar del creyente en la vida es considerado un llamado

1 Corintios 7.17 LBLA
Fuera de esto, según el Señor ha asignado a cada uno, según Dios llamó a cada cual, así ande. Y esto ordeno en todas las iglesias.
Ver también ;
1 Corintios 7.20 LBLA
Cada uno permanezca en la condición en que fue llamado.
1 Corintios 7.24 LBLA
Hermanos, cada uno permanezca con Dios en la condición en que fue llamado.
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →