Las 12 razones porque se va la gente al infierno1

Sermon  •  
0 ratings
· 12 views
Notes & Transcripts

Las 12 razones porque se va la gente al infierno

 

 

1.      Porque aman sus sabrosos pecados más que al Dios que los creó:

 

Joh 3:17  Porque no envió Dios a su Hijo al mundo, para que condene al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

Joh 3:18  El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya es condenado, porque no creyó en el nombre del Unigénito Hijo de Dios.

Joh 3:19  Y esta es la condenación: porque la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz; porque sus obras eran malas.

Joh 3:20  Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece a la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean redargüidas.

Joh 3:21  Mas el que obra verdad, viene a la luz, para que sus obras sean manifestadas que son hechas en Dios.

 

 

2Ti 3:1  Esto también sepas, que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos:

2Ti 3:2  Que habrá hombres amadores de sí mismos , avaros, vanagloriosos, soberbios, maldicientes, desobedientes de sus padres, ingratos, impuros.

2Ti 3:3  Sin afecto natural, desleales, calumniadores, sin templanza, sin mansedumbre, sin bondad,

2Ti 3:4  traidores, arrebatados, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios;

2Ti 3:5  teniendo apariencia de piedad, pero negando la eficacia de ella; y a éstos evita.

2Ti 3:6  Porque de éstos son los que se entran por las casas, y llevan cautivas las mujercillas cargadas de pecados, llevadas de diversas concupiscencias;

2Ti 3:7  que siempre aprenden, y nunca pueden acabar de llegar al conocimiento de la verdad.

 

 

2.     Porque piensan que Dios no los confrontará por su pecado

 

 

Ecc 8:11  Porque no se ejecuta en seguida la sentencia sobre la mala obra, el corazón de los hijos de los hombres está en ellos lleno para hacer mal.

 

Psa 50:16  Pero al malo dijo Dios: ¿Qué parte tienes tú de declarar mis leyes, y que tomes mi pacto en tu boca?

Psa 50:17  ¡Aborreciendo tú el castigo, y echando detrás de ti mis palabras!

Psa 50:18  Si veías al ladrón, tú corrías con él; y con los adúlteros era tu parte.

Psa 50:19  Tu boca metías en mal, y tu lengua componía engaño.

Psa 50:20  Tomabas asiento, y hablabas contra tu hermano; contra el hijo de tu madre ponías infamia.

Psa 50:21  Estas cosas hiciste, y yo he callado; pensabas por eso que de cierto sería yo como tú; yo te argüiré, y las pondré delante de tus ojos.

 

3.     Porque van siguiendo la corriente de este mundo

 

Eph 2:1  Y El os dio vida a vosotros, que estabais muertos en vuestros delitos y pecados,

Eph 2:2  en los cuales anduvisteis en otro tiempo según la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,

Eph 2:3  entre los cuales también todos nosotros en otro tiempo vivíamos en las pasiones de nuestra carne, satisfaciendo los deseos de la carne y de la mente, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

 

 

Eph 4:17  Así que esto digo, y requiero en el Señor, que no andéis más como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su sentido.

Eph 4:18  Teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la ceguedad de su corazón;

Eph 4:19  los cuales después que perdieron el sentido de la conciencia , se entregaron a la desvergüenza para cometer con avidez toda suerte de impureza.

Eph 4:20  Mas vosotros no habéis aprendido así al Cristo;

 

4.     Porque piensan que los pecados de otros contra ellos justifica

el que ellos pequen contra Dios.

 

 

Gen 3:1  Y la serpiente era más astuta que cualquiera de los animales del campo que el SEÑOR Dios había hecho. Y dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: "No comeréis de ningún árbol del huerto"?

Gen 3:2  Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer;

Gen 3:3  pero del fruto del árbol que está en medio del huerto, ha dicho Dios: "No comeréis de él, ni lo tocaréis, para que no muráis."

Gen 3:4  Y la serpiente dijo a la mujer: Ciertamente no moriréis.

Gen 3:5  Pues Dios sabe que el día que de él comáis, serán abiertos vuestros ojos y seréis como Dios, conociendo el bien y el mal.

Gen 3:6  Cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y que el árbol era deseable para alcanzar sabiduría, tomó de su fruto y comió; y dio también a su marido que estaba con ella, y él comió.

Gen 3:7  Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; y cosieron hojas de higuera y se hicieron delantales.

Gen 3:8  Y oyeron al SEÑOR Dios que se paseaba en el huerto al fresco del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia del SEÑOR Dios entre los árboles del huerto.

Gen 3:9  Y el SEÑOR Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás?

Gen 3:10  Y él respondió: Te oí en el huerto, y tuve miedo porque estaba desnudo, y me escondí.

Gen 3:11  Y Dios le dijo: ¿Quién te ha hecho saber que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol del cual te mandé que no comieras?

Gen 3:12  Y el hombre respondió: La mujer que tú me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.

Gen 3:13  Entonces el SEÑOR Dios dijo a la mujer: ¿Qué es esto que has hecho? Y la mujer respondió: La serpiente me engañó, y yo comí.

 

5.     *Porque ningún ser humano puede cumplir con los 10 Mandamientos

 

Rom 3:9  ¿Entonces qué? ¿Somos nosotros mejores que ellos ? De ninguna manera; porque ya hemos denunciado que tanto judíos como griegos están todos bajo pecado;

Rom 3:10  como está escrito: NO HAY JUSTO, NI AUN UNO;

Rom 3:11  NO HAY QUIEN ENTIENDA, NO HAY QUIEN BUSQUE A DIOS;

Rom 3:12  TODOS SE HAN DESVIADO, A UNA SE HICIERON INUTILES; NO HAY QUIEN HAGA LO BUENO, NO HAY NI SIQUIERA UNO.

Rom 3:13  SEPULCRO ABIERTO ES SU GARGANTA, ENGAÑAN DE CONTINUO CON SU LENGUA, VENENO DE SERPIENTES HAY BAJO SUS LABIOS;

Rom 3:14  LLENA ESTA SU BOCA DE MALDICION Y AMARGURA;

Rom 3:15  SUS PIES SON VELOCES PARA DERRAMAR SANGRE;

Rom 3:16  DESTRUCCION Y MISERIA HAY EN SUS CAMINOS,

Rom 3:17  Y LA SENDA DE PAZ NO HAN CONOCIDO.

Rom 3:18  NO HAY TEMOR DE DIOS DELANTE DE SUS OJOS.

Rom 3:19  Ahora bien, sabemos que cuanto dice la ley, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se calle y todo el mundo sea hecho responsable ante Dios;

Rom 3:20  porque por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de El; pues por medio de la ley viene el conocimiento del pecado.

 

6.     Porque no ven el valor del Sacrificio de Cristo.

 

 

2Co 4:3  Y si todavía nuestro evangelio está velado, para los que se pierden está velado,

2Co 4:4  en los cuales el dios de este mundo ha cegado el entendimiento de los incrédulos, para que no vean el resplandor del evangelio de la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios.

2Co 4:5  Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Cristo Jesús como Señor, y a nosotros como siervos vuestros por amor de Jesús.

2Co 4:6  Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandecerá la luz, es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo.

 

7.     porque tienen lla conciencia embotada.

 

Rom 1:18  Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que con injusticia restringen la verdad;

Rom 1:19  porque lo que se conoce acerca de Dios es evidente dentro de ellos, pues Dios se lo hizo evidente.

Rom 1:20  Porque desde la creación del mundo, sus atributos invisibles, su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que no tienen excusa.

Rom 1:21  Pues aunque conocían a Dios, no le honraron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se hicieron vanos en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido.

Rom 1:22  Profesando ser sabios, se volvieron necios,

Rom 1:23  y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una imagen en forma de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.

Rom 1:24  Por consiguiente, Dios los entregó a la impureza en la lujuria de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos;

Rom 1:25  porque cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron a la criatura en lugar del Creador, que es bendito por los siglos. Amén.

Rom 1:26  Por esta razón Dios los entregó a pasiones degradantes; porque sus mujeres cambiaron la función natural por la que es contra la naturaleza;

Rom 1:27  y de la misma manera también los hombres, abandonando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lujuria unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos el castigo correspondiente a su extravío.

Rom 1:28  Y así como ellos no tuvieron a bien reconocer a Dios, Dios los entregó a una mente depravada, para que hicieran las cosas que no convienen;

Rom 1:29  estando llenos de toda injusticia, maldad, avaricia y malicia; colmados de envidia, homicidios, pleitos, engaños y malignidad; son chismosos,

Rom 1:30  detractores, aborrecedores de Dios, insolentes, soberbios, jactanciosos, inventores de lo malo, desobedientes a los padres,

Rom 1:31  sin entendimiento, indignos de confianza, sin amor, despiadados;

Rom 1:32  los cuales, aunque conocen el decreto de Dios que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también dan su aprobación a los que las practican.

 

8.     Por no creen en el infierno mismo

 

Mat 5:22  Pero yo os digo que todo aquel que esté enojado con su hermano será culpable ante la corte; y cualquiera que diga: "Raca" a su hermano, será culpable delante de la corte suprema; y cualquiera que diga: "Idiota", será reo del infierno de fuego.

 

Mat 5:29  Y si tu ojo derecho te es ocasión de pecar, arráncalo y échalo de ti; porque te es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno.

Mat 5:30  Y si tu mano derecha te es ocasión de pecar, córtala y échala de ti; porque te es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo vaya al infierno.

Mat 10:28  Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; más bien temed a aquel que puede hacer perecer tanto el alma como el cuerpo en el infierno.

 

Mat 23:15  ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque recorréis el mar y la tierra para hacer un prosélito, y cuando llega a serlo, lo hacéis hijo del infierno dos veces más que vosotros.

 

Mat 23:33  ¡Serpientes! ¡Camada de víboras! ¿Cómo escaparéis del juicio del infierno?

 

Mar 9:43  Y si tu mano te es ocasión de pecar, córtala; te es mejor entrar en la vida manco, que teniendo las dos manos ir al infierno, al fuego inextinguible,

Mar 9:44  donde EL GUSANO DE ELLOS NO MUERE, Y EL FUEGO NO SE APAGA.

Mar 9:45  Y si tu pie te es ocasión de pecar, córtalo; te es mejor entrar cojo a la vida, que teniendo los dos pies ser echado al infierno,

Mar 9:46  donde EL GUSANO DE ELLOS NO MUERE, Y EL FUEGO NO SE APAGA.

Mar 9:47  Y si tu ojo te es ocasión de pecar, sácatelo; te es mejor entrar al reino de Dios con un solo ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno,

Mar 9:48  donde EL GUSANO DE ELLOS NO MUERE, Y EL FUEGO NO SE APAGA.

 

2Pe 2:4  Porque si Dios no perdonó a los ángeles cuando pecaron, sino que los arrojó al infierno y los entregó a fosos de tinieblas, reservados para juicio;

 

Luk 16:19  Había cierto hombre rico que se vestía de púrpura y lino fino, celebrando cada día fiestas con esplendidez.

Luk 16:20  Y un pobre llamado Lázaro yacía a su puerta cubierto de llagas,

Luk 16:21  ansiando saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; además, hasta los perros venían y le lamían las llagas.

Luk 16:22  Y sucedió que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico y fue sepultado.

Luk 16:23  En el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio* a Abraham a lo lejos, y a Lázaro en su seno.

Luk 16:24  Y gritando, dijo: "Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, pues estoy en agonía en esta llama."

Luk 16:25  Pero Abraham le dijo: "Hijo, recuerda que durante tu vida recibiste tus bienes, y Lázaro, igualmente, males; pero ahora él es consolado aquí, y tú estás en agonía.

Luk 16:26  "Y además de todo esto, hay un gran abismo puesto entre nosotros y vosotros, de modo que los que quieran pasar de aquí a vosotros no puedan, y tampoco nadie pueda cruzar de allá a nosotros."

Luk 16:27  Entonces él dijo: "Te ruego, pues, padre, que lo envíes a la casa de mi padre,

Luk 16:28  pues tengo cinco hermanos, de modo que él los prevenga, para que ellos no vengan también a este lugar de tormento."

Luk 16:29  Pero Abraham dijo*: "Ellos tienen a Moisés y a los profetas; que los oigan."

Luk 16:30  Y él dijo: "No, padre Abraham, sino que si alguno va a ellos de entre los muertos, se arrepentirán."

Luk 16:31  Mas Abraham le contestó: "Si no escuchan a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán si alguno se levanta de entre los muertos."

 

9.     Porque no saben como arrepentirse de sus pecados y tener fe en Cristo.

 

Rom 2:3  ¿Y piensas esto, oh hombre, tú que condenas a los que practican tales cosas y haces lo mismo, que escaparás al juicio de Dios?

Rom 2:4  ¿O tienes en poco las riquezas de su bondad, tolerancia y paciencia, ignorando que la bondad de Dios te guía al arrepentimiento?

Rom 2:5  Mas por causa de tu terquedad y de tu corazón no arrepentido, estás acumulando ira para ti en el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios,

Rom 2:6  el cual PAGARA A CADA UNO CONFORME A SUS OBRAS:

 

Rom 10:12  Porque no hay distinción entre judío y griego, pues el mismo Señor es Señor de todos, abundando en riquezas para todos los que le invocan;

Rom 10:13  porque: TODO AQUEL QUE INVOQUE EL NOMBRE DEL SEÑOR SERA SALVO.

Rom 10:14  ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?

Rom 10:15  ¿Y cómo predicarán si no son enviados? Tal como está escrito: ¡CUAN HERMOSOS SON LOS PIES DE LOS QUE ANUNCIAN EL EVANGELIO DEL BIEN!

Rom 10:16  Sin embargo, no todos hicieron caso al evangelio, porque Isaías dice: SEÑOR, ¿QUIEN HA CREIDO A NUESTRO ANUNCIO?

Rom 10:17  Así que la fe viene del oír, y el oír, por la palabra de Cristo.

 

10.            Porque los Cristianos no estamos orando por los perdidos

 

Eze 22:30  Busqué entre ellos alguno que levantara un muro y se pusiera en pie en la brecha delante de mí a favor de la tierra, para que yo no la destruyera, pero no lo hallé.

 

Mat 9:36  Y viendo las multitudes, tuvo compasión de ellas, porque estaban angustiadas y abatidas como ovejas que no tienen pastor.

Mat 9:37  Entonces dijo* a sus discípulos: La mies es mucha, pero los obreros pocos.

Mat 9:38  Por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies.

 

 

11.            Porque los cristianos no estamos peleándole las almas al

diablo.

 

Luk 11:19  Y si yo echo fuera demonios por Beelzebú, ¿por quién los echan fuera vuestros hijos? Por consiguiente, ellos serán vuestros jueces.

Luk 11:20  Pero si yo por el dedo de Dios echo fuera los demonios, entonces el reino de Dios ha llegado a vosotros.

Luk 11:21  Cuando un hombre fuerte, bien armado, custodia su palacio, sus bienes están seguros.

Luk 11:22  Pero cuando uno más fuerte que él lo ataca y lo vence, le quita todas sus armas en las cuales había confiado y distribuye su botín.

Luk 11:23  El que no está conmigo, contra mí está; y el que conmigo no recoge, desparrama.

 

1Pe 5:8  Sed de espíritu sobrio, estad alerta. Vuestro adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar.

1Pe 5:9  Pero resistidle firmes en la fe, sabiendo que las mismas experiencias de sufrimiento se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.

 

 

12.            Porque los Cristianos no han sido enseñados en su ministerio.

 

Act 1:7  Y El les dijo: No os corresponde a vosotros saber los tiempos ni las épocas que el Padre ha fijado con su propia autoridad;

Act 1:8  pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.

 

Eph 4:11  Y El dio a algunos el ser apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, a otros pastores y maestros,

Eph 4:12  a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo;

 

 

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →