Un Legado de Diferencia

Edgardo Rosado  •  Sermon  •  
0 ratings
Notes & Transcripts

Un Legado de Diferencia//Hagamos la Diferencia
Jueces 6:12 & Jueces 5:7
* *
 
I.                   La Historia de Gedeón = Un Hombre que Hizo la Diferencia
 
Jueces 6:12 – “Cuando el ángel del Señor se le apareció a Gedeón, le dijo:
— ¡El Señor está contigo, guerrero valiente!
 
v     Aunque Gedeón escuchó las palabras del ángel, el no lo podía creer.  En realidad respondió: ¿Guerrero Valiente, Quien Yo?
v     En aquel momento, no cabía en su mente la idea de que Dios podía usarlo para dejar un legado de diferencia para el, para los suyos y para las generaciones venideras.
v     Pero a pesar de todos los problemas, a pesar de que el pueblo de Israel era menor en tamaño y en fuerza, el se atrevió a ponerse en las manos del Señor y el Señor, a través de la obediencia de Gedeón, hizo la diferencia.
v     Y cuando llegó el momento, con sólo trescientos hombres, Gedeón derrotó completamente a uno de los ejércitos más poderosos y temidos de sus tiempos.
v     Ahora, imagínate lo que Dios puede hacer a través de nosotros.
v     Imagínate el legado de diferencia que cada uno de nosotros podemos dejar, si nos determinamos a vivir en una obediencia radical como Gedeón.
v     El Señor quiere hacer grandes cosas en nosotros y a través de nosotros.  Lo único que lo detiene somos nosotros.
v     ¿Te atreves a ser diferente?  ¿Te atreves a dejar un legado de diferencia?  ¿Te atreves a ser un Gedeón?
 
II.                La Historia de Débora: Una Mujer Con un Legado de Diferencia
 
Jueces 5:7 – “Los guerreros de Israel desaparecieron; desaparecieron hasta que yo me levanté.  ¡Yo, Débora, me levanté como una madre en Israel!”* *
* *
v     La historia de Débora comienza como todas las demás en el libro de los Jueces.  El pueblo determinó vivir en desobediencia a Jehová, Dios de los ejércitos.
v     La historia lo pone casi de una forma poética: “En los días de Samgar hijo de Anat, en los días de Jael, los viajeros abandonaron los caminos y se fueron por sendas escabrosas” (Jueces 5:6).  O sea, en Puerto Rico dicen, Tiraron para el monte…
v     También nos dice que ellos escogieron nuevos dioses y entonces, la guerra llegó a las puertas de la ciudad.
v     Es en ese momento, cuando los guerreros desaparecieron completamente del mapa, entonces ella se levanta con un amor de madre en defensa de Israel.
v     Ella se levantó y organizó al pueblo de Israel para ir a la batalla en contra de todos los enemigos de Israel y en el campo de batalla el Pueblo tuvo una gran victoria.
v     La historia termina diciéndonos que “… entonces el país tuvo paz durante cuarenta años” (Jueces 5:31b).
v     Ahora, hay varios puntos de similitud entre estas dos historias (Gedeón y Débora).  El primero es el espíritu de desobediencia y rebeldía que existía en el pueblo de Israel.
v     Pero el más importante es el que te quiero dejar en esta mañana.  Es el Espíritu de Humildad y de Obediencia (arrepentimiento) que el Pueblo de Israel demostró al volverse a Dios a través del ministerio de estas dos personas.
v     Cuando el pueblo se torna a Dios, entonces el pueblo puede entrar en ese lugar donde puede dejar ese Legado de Diferencia.
v     ¿Qué tenemos que hacer para dejar ese Legado de Diferencia?  Como Gedeón, nos tenemos que levantar como Guerreros Valientes en el Nombre del Señor y Como Débora nos tenemos que levantar como Padres y como Madres a favor de nuestras familias y de nuestras comunidades y de nuestra iglesia.