Faithlife
Faithlife

03 La Personalidad del Espíritu

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 6 views
Notes & Transcripts

La Personalidad del Espíritu —

Ekeinos:  «El»

Inútil decirlo, hay mucha confusión y falsa doctrina con respecto al Espíritu Santo.  Muchos creen y enseñan que el Espíritu Santo es una energía o una fuerza y no un ser o entidad.  Estos individuos se refieren a tales pasajes como Juan 15:26 en un esfuerzo por probar que el Espíritu Santo no es un ser inteligente:  «Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí».  El argumento que ellos promueven de este versículo es que del Espíritu es dicho, el cual procede del Padre.  Nos recuerdan que  «cual» es género neutro y no se refiere a seres inteligentes sino a objetos inanimados.  Por tanto, el Espíritu Santo es una energía o fuerza sin mentalidad que el Padre usó.

Es muy interesante notar que el mismo versículo, Juan 15:26, se refiere al Espíritu Santo como él:  «él dará testimonio de mí».  La palabra traducida «él» es el pronombre Griego ekeinosEkeinos es un pronombre masculino categórico en el versículo anterior.  Ekeino es neutro, pero ekeinos, masculino, es usado aquí en lugar de ekeino  (Véase Word Pictures in the New Testament, por Robertson, Vol. 5, Pág. 263).  El Sr. Lange hace la siguiente observación basado en el pronombre masculino ekeinos en Juan 15:26:  «Observe también el masculino... Una indicación adicional de la personalidad del Espíritu Santo, tan distinto a un simple poder o influencia», (Lange’s Commentary on the Holy Scriptures, Vol. 9, Pág. 469).

¿Qué prueba el uso de ekeinos en tal pasaje como Juan 15:26?  Bueno, prueba que el Espíritu Santo es un «él» (un ser o entidad poseyendo inteligencia) y no una cosa (solamente un poder o influencia desprovisto de inteligencia, voluntad, personalidad, etc.).  Coincidente con «él» (ekeinos) en Juan 15:26 está la palabra «Consolador».  La palabra «consolador» (Griego, parakletos) también es género masculino.

Quizás usted está deseando saber en vista de que el Espíritu Santo es referido como «él» (género masculino) por qué también es referido como «el cual» y «el» en la Biblia.  Acorde a las reglas de gramática Griega el pronombre debe concordar con su antecedente en género, (Machen’s New Testament Greek for Beginners, Pág. 47).  Por ejemplo, «... el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre ...», Juan 15:26.  En el idioma Griego la palabra «Espíritu» (pneuma) es género neutro.  Por tanto, el pronombre es «el cual» (ho).  Lo mismo es verdad en Romanos 8:16:  «El Espíritu mismo ...»  «Espíritu» (pneuma) es neutro; por tanto, el pronombre, para coincidir gramaticalmente, es «mismo» (neutro).  En nuestro idioma Español, sin embargo, nunca deberíamos referirnos al Espíritu Santo como «el» o «el cual» sino más bien como «él».

Hay abundancia de evidencia sustentadora del ser y personalidad del Espíritu Santo.  Las acciones atribuidas al Espíritu Santo son indicadoras de su individualidad.  El habla, testifica, enseña, guía, prohíbe, e intercede.  (1 Tim. 4:1-3;) Juan 15:26; 14:26; 16:13; Hch. 16:7; Rom. 8:26.  Lo que el Espíritu Santo posee también como lo que puede sufrir es al mismo tiempo reflector de su entidad.  El tiene una mente o inteligencia, afecto, y una voluntad, Rom. 8:27; Rom. 15:30; (1 Cor. 2:11.)  Puede ser contristado, despreciado, blasfemado, resistido, y mentido, Efe. 4:30; Heb. 10:29; Mat. 12:31; Hch. 7:51; 5:3.  Correspondientemente, el pronombre masculino ekeinos en tales versículos como Juan 14:26; 15:26 y 16:13 recalca y acentúa la individualidad y ser del Espíritu Santo.  El no es una fuerza sin mente o una energía abstracta, sino un ser junto con el Padre y el Hijo, Comp. (2 Cor. 13:14.)

RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →