Raquel

Sermon  •  
0 ratings
· 2 views
Notes & Transcripts

 

INTRODUCCIÓN

 

1.      La costumbre Tenemos en nuestra historia tres personajes: Labán, Jacob,  Raquel y unos pequeños ídolos llamados terafines.

2.       

 

 

 

 

 

I. LABÁN

 

1.      La costumbre a la cual apeló Labán, de casar primero a la hija mayor antes que a la menor, es único hasta el momento: se trataba de una costumbre local aramea, o tal vez inventada por Labán, aunque no se puede estar seguro.

 

2.      Dios se interpuso, reprendió a Labán, resguardó a Jacob y encargó a Labán que se guardase de hablar a Jacob descomedidamente (vv. 23–24) o, como dice el hebreo, ni bien ni mal, hebraísmo que encontramos también en 24:50, y tiene sentido de totalidad.

3.       

 

 

II. JACOB

 

1.      Jacob fue enviado por Isaac y Rebeca a buscar esposa entre los parientes de su madre en Padan-aram (28.1–2)

 

2.      Se encontró con Raquel en la región de Harán cuando ella se encontraba pastoreando las ovejas de su padre, y de inmediato la ayudó a darles agua a los animales, retirando la piedra de la boca del pozo

 

3.      Labán lo recibió en su casa, donde vivió veinte años. El amor de Jacob hacia Raquel es uno de los ejemplos destacados del amor humano en la Biblia (siete años “le parecieron como pocos días, porque la amaba”, 29.20).

 

4.      1. Fue un gesto de honradez por parte de Jacob el no llevarse consigo más que lo suyo, el ganado de su ganancia (v. 18). Se llevó lo que le había dado la Providencia, y se quedó satisfecho con ello.

 

5.      Pero Raquel no fue tan honesta como su marido, pues hurtó los ídolos de su padre (v. 19) y se los llevó.

 

6.      Sin embargo no podemos olvidar el ejemplo como el hombre cosecha lo que siembra. El engaño hecho por Jacob a Esaú le fue devuelto por Labán.

 

7.      Sin embargo Jacob estaba dentro del pacto y no salió perdedor al final.

 

8.      Pero años más tarde, sus propios hijos lo engañaron con respecto al rapto de José.

 

9.      En cuanto a los ídolos o cualquier otra cosa robada, el que lo haya hecho sería culpable de muerte. Jacob no sabía que Raquel lo había hecho. Y ella misma actuando con astucia los esconde, de modo que Labán no puede probar esta acusación.

 

 

 

 

 

III. RAQUEL

 

1.      Mujer aramea, conocida principalmente como segunda esposa de Jacob, y su favorita; además era prima hermana de él. Hija de Labán, y madre de los dos hijos menores de Jacob: José y Benjamín, era una mujer de gran belleza (Gen. 29.17)

 

2.      Era una mujer capaz de un comportamiento tortuoso, sin embargo (Gn. 31.19, 34–35), y no tenía la sincera devoción a Dios que Jacob había aprendido tras sus experiencias en Bet-el y Peniel

 

3.      Raquel tuvo por descendientes a tres tribus, Benjamín, Efraín, y Manasés,

 

4.      Ella y su hermana Lea fueron honradas por generaciones posteriores como las que “edificaron la casa de Israel” (Rt. 4.11).

 

5.      Raquel hurta los ídolos de la casa paterna, cuya posesión, además de su significado religioso, implicaba ciertos derechos de herencia. Labán luego acusa a Jacob del robo de estos ídolos.

 

 

 

 

LOS TERAFINES

 

·         1. Esta palabra ha sido transliterada del hebreo porque se desconoce con exactitud los detalles de los objetos a que se refiere

 

·         La idea general, sin embargo, es bastante clara. Los t. eran ídolos, mayormente pequeños, que desempeñaban el papel de dioses tutelares

 

·         El padre de familia, que tenía la función de sacerdote, mantenía altares en su casa o tienda donde exhibía sus terafines.

 

·         cuando leemos que Raquel robó los ídolos de su padre”, la palabra “ídolos” es “terafines” en hebreo, los cuales, sugiere la narración, eran de tamaño pequeño, fácilmente portables.

·         , Lo que estaba en juego eran los derechos de padre de familia, que pertenecían al que poseyese esos terafines. (Gn. 31:19).

 

·         Así el caso de Micaía y la tribu de Dan, narrado en Jue. 17:1–13 y 18:1–31, demuestra el peligro de esta práctica abominable de confeccionar terafines domésticamente e incluso levantar un sacerdocio sin atención a ley alguna.

 

·         El rey Josías, en su reforma religiosa, eliminó los terafines de su reino (2 R. 23:24).

 

·         El profeta Oseas habla de que “por muchos días estarán los hijos de Israel sin rey ... sin sacrificio, sin estatua, sin efod y sin terafines.” (Os. 3:4)

 

·         Los t. eran uno de los instrumentos que se utilizaban para la adivinación, por lo cual Zacarías dice: “Los t. han dado vanos oráculos, y los adivinos han visto mentira, han hablado sueños vanos” (Zac. 10:2).

 

·         Terafines: amuletos, cruces, fetiches, talismanes, mascotas, reliquias

 

 

APLICACIÓN.

 

1.      La seguridad de los creyentes se debe en gran parte al poder que Dios tiene sobre las conciencias de los de los rebeldes y a la justicia que ejerce sobre ellos.

 

2.      Mattew Henry, sostiene que los terafines eran más bien imágenes para uso religioso, como los penates romanos, o dioses familiares, ya para darles culto, ya para consultarles como a oráculos.

 

3.      Quizá podemos pensar—y así lo asegura el Midrash hebreo—que se los llevó para impedir que su padre los siguiese adorando y para que se diese cuenta de la insensatez que suponía el tener por dioses a quienes no podían cuidarse de sí mismos (Is. 46:1–2).

 

4.      Amuletos, fetiches, talismanes, mascotas, reliquias, medallas, colgantes, y en nuestros días pirsin. Y un largo etc.

 

5.      ¿Pero… que tiene esta historia en nuestras vidas? ¿Qué aplicación podríamos encontrar nosotros de una historia tribal como esta?

 

6.      Terafin es una transliteración difícil de traducir. ¿Qué significaba en aquel tiempo?:

a)      implicaba ciertos derechos de herencia.

 

b)      Eran pequeñas estatuas o pinturas que representaban a los antepasados de la familia, y que Raquel les tenía afición y, por eso, se los quería llevar .

     

7.      Es evidente que había una motivación muy fuerte en Labán.

 

8.      Más fuerte aún que el hecho de que se hubiera ido sin despedirse.

 

9.      O de cualquier otra motivación.

 

10.  Los terafines le daban al padre de familia la soberanía sobre la famila y algo más. En aquella época el cabeza de familia era a su vez el sacerdote (Práctica que fue condenada posteriormente en Levítico.

 

11.  Sin esos terafines esos terafines, no podría ejercer sus funciones normalmente.

 

12.  Raquel, hurtó, más bien sisó aquellos fetiches y robó la gloria y  autoridad a su padre a favor de su marido Jacob.

 

13.  ¿No hacemos nosotros igual? ¿No hurtamos y en este caso robamos  la gloria a Dios con nuestros terafines?

 

14.  ¿Cuáles son nuestros terafines?

 

15.  Trabajo.

16.  Familia

17.  Nuestras propias opiniones

18.  Nuestras carencias

19.  Nuestras enfermedades.

20.  Nuestras pretensiones.

¿Dónde dejamos la gloria de Dios.?

 

 

 

 

 

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →