Yo Soy el pan de vida

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 4 views
Notes & Transcripts

Jesucristo, alimento espiritual

Juan 6:30-36

 

 

Introducción:

 

 

 

 

 

 

 

I.       La gente demanda Prueba. (vs. 30-31)

30Le dijeron entonces: ¿Qué señal, pues, haces tú, para que veamos, y te creamos? ¿Qué obra haces? 31Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito: Pan del cielo les dio a comer.”

 

A.          Jesús clama ser:

El Hijo del Hombre. (27)

El que alimenta a los hombres. (27)

El cual Dios marcó con su sello. (27)

El que Dios envió a este mundo. (29)

Aquel en el que los hombres debían de creer.

 

B.           El hombre se enfoca en lo físico y material.

La naturaleza del hombre es saciar sus propias necesidades no adorar y alabar el nombre de Jesús.

 

C.           El hombre dice que primero quiere ver para después creer.

 

D.          La queja de la gente eran dos.

Que Jesús no los había alimentado lo suficiente.

Que Jesús no los había alimentado de la manera correcta, con pan milagroso.

 

 

 

II.     Jesucristo es el verdadero Pan. (v. 32)

32Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés el pan del cielo, mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo.”

 

A.          El hombre no puede proveer verdadero pan, o sea verdadera satisfacción. Solo Dios puede hacerlo.

No fue Moisés el que les Dio el pan fue Dios.

Si el hombre quiere verdaderamente satisfacer sus necesidades tendrá que ver más allá de los hombres y las cosas de este mundo.

 

B.           Dios es el único que puede proveer el pan verdadero o sea verdadera satisfacción.

Jesucristo llamó a Dios “Mi Padre”.

El pan que da Dios es verdadero Pan.

El pan de Dios no es físico sino espiritual.

 

 

 

III.    Jesucristo es el Pan de Dios. (v. 33)

            33Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo.”

 

A.          El origen del Pan verdadero es Dios mismo.

No es un pan físico.

Es un pan espiritual.

Es un pan que no se acaba.

Es una persona.

 

B.           El Pan verdadero da vida al mundo.

Ese es todo el propósito del pan del cielo Jesucristo.

 

El pan del cielo, Jesucristo, es para todo el mundo.

 

 

IV.    Jesucristo es el Pan de Vida. (vs. 34-35)

34Le dijeron: Señor, danos siempre este pan.  35Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.”

 

A.          La gente le pidió de ese pan. Y le llamaron Señor.

Para recibir el Pan de Vida hay que Hacer a Jesús Señor de nuestras vidas.

 

B.           Jesús no tiene de ese pan. El es el pan de Vida.

El Verdadero Pan.

El Pan de Dios.

El Pan de Vida.

 

C.           Todo aquel que venga a Cristo Jamás tendrá hambre.

El hombre pasa hambriento y necesitado de vida una vida:

         Llena y satisfecha.

         Una vida con propósito.

         Una vida abundante.

                  Todo aquel que venga a Cristo jamás tendrá hambre de esa vida porque en Jesucristo siempre tendrá una vida abundante y con propósito.

 

D.          Todo aquel que cree en El no tendrá sed jamás.

                  No solo se hambre sino que su sed será satisfecha.

 

         Una persona es salva al venir a Jesús y creer en el.

 

 

 

 

 

V.     Jesucristo fue visto y rechazado. (v. 36)

            36Mas os he dicho, que aunque me habéis visto, no creéis.”

 

         El punto es que la gente ya no tenía excusa.  Tuvieron todas las oportunidades de este mundo.

Þ El pan de Dios “había bajado del cielo.”

Þ El pan de Dios había venido a dar vida al mundo.

Þ El pan de Dios había sido visto. (cp. 1 Juan 1:1-3).

Þ El pan de Dios fue visto y proclamado en ese mismo momento.

 

Cualquiera de esa gente pudieron haberle creído pero sentados allí oyeron las noticias gloriosas y decidieron no creer.

 

"A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron." (Juan 1.11, RVR60)

 

"El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él." (Juan 3.36, RVR60)

 

"Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis." (Juan 8.24, RVR60)

 

"El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero." (Juan 12.48, RVR60)

 

 

 

Conclusión:

 

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →