Yo Soy la Luz del Mundo

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 3 views
Notes & Transcripts

Yo Soy la Luz del Mundo

Mateo 8:12-20

 

 

Introducción:

El ser humano tiene grandes necesidades aunque no siempre se de cuenta de ello.  Pero de todas maneras siempre las tiene.

 

El hombre vive en oscuridad.

Þ          No puede ver el futuro mucho menos más allá de este mundo.

Þ          No puede ver quien es ni como es Dios; No puede ver a Dios.

Þ          No puede ver la verdadera razón, significado o propósito de la vida.

Þ          No puede alcanzar el conocimiento perfecto.

 

Así que la necesidad más grande del ser humano es poder ver.  Para ello necesita verdadera luz -  “La Luz del mundo”

 

I.       Jesucristo promete luz a tu vida. (vs. 12-13)

         12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. 13 Entonces los fariseos le dijeron: Tú das testimonio acerca de ti mismo; tu testimonio no es verdadero.” Juan 8:12-13 (RVR)

 

         Jesucristo afirmo algo muy grande y con ello nos dio una gran promesa.

 

A.          Su gran afirmación fue “Yo soy la Luz del mundo.”

         Con esto Jesús no solamente estaba mostrándose como la luz pero como Dios mismo - “YO SOY” – en griego eimí.

 

         Esta era una afirmación muy fuerte y de mucha trascendencia.  Con esta afirmación estaba poniéndose a la altura de Dios mismo como cuando Dios le dijo a Moisés:

         “13 Y dijo Moisés á Dios: He aquí que llego yo á los hijos de Israel, y les digo, El Dios de vuestros padres me ha enviado á vosotros; si ellos me preguntaren: ¿Cuál es su nombre? ¿qué les responderé? 14 Y respondió Dios á Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás á los hijos de Israel: YO SOY me ha enviado á vosotros. 15 Y dijo más Dios á Moisés: Así dirás á los hijos de Israel: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado á vosotros. Este es mi nombre para siempre, este es mi memorial por todos los siglos.” Éxodo 3:13-15 (RV1909)

 

         Jesús afirma varias veces ser el “Yo Soy”

         Þ  Yo Soy el Mesías (Juan 4:26).

         Þ  Yo Soy; no tengas miedo (Juan 6:20).

         Þ  Yo Soy el Pan de Vida (Juan 6:35).

         Þ  Yo Soy de arriba (Juan 8:23).

         Þ  Yo Soy la Luz del Mundo (Juan 8:12; Juan 9:5; Juan 12:46).

         Þ  Antes que Abraham fuese, yo soy. (Juan 8:58).

         Þ  Yo Soy la Puerta (Juan 10:7).

         Þ  Yo Soy el buen Pastor (Juan 10:14).

         Þ  Yo Soy el Hijo de Dios (Juan 10:36).

         Þ  Yo Soy la Resurrección y la Vida (Juan 11:25).

         Þ  Yo Soy el Señor y Maestro (Juan 13:13).

         Þ  Yo Soy el Yo soy el Camino, y la Verdad, y la Vida (Juan 14:6).

         Þ  Yo Soy la Vid Verdadera (Juan 15:1).

         Þ  Yo Soy el Alfa y la Omega (Apocalipsis 1:8).

         Þ  Yo Soy el Primero y el Último (Apocalipsis 1:17).

 

B.           Su promesa es doble: “el que me sigue”

         1.      No andará en tinieblas.

        

         2.      Tendrá la luz de la vida.

 

         El hombre no posee luz natural pues por naturaleza está en tinieblas.

         Y la única manera de salir de su oscuridad es siguiendo a Jesús el Hijo de Dios.

 

 

II.     Jesucristo conoce el principio y el fin. (v. 14)

         “Respondió Jesús y les dijo: Aunque yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque sé de dónde he venido y a dónde voy; pero vosotros no sabéis de dónde vengo, ni a dónde voy.” (Juan 8.14, RVR60)

 

         A.     Jesús conocía su origen y su destino.

Es cierto que Jesús testificaba de si mismo pero el podía hacerlo ya que el si conocía su origen y su destino.

 

                  De la misma manera que conoce el tuyo y el mío.

 

Aunque Jesús daba testimonio de sí mismo, según Juan 5:31-39, el testimonio de Jesús es confirmado por:

1.            El Espíritu Santo (v. 32)

2.            Juan el Bautista (vs. 33-35)

3.            Sus obras milagrosas (v. 36)

4.            Dios mismo (vs. 37-38)

5.            Las Escrituras (v. 39)

 

         B.     El hombre no conoce de donde viene ni a donde va.

                  Mucho menos de donde viene y a donde va Jesucristo.

 

                  Para poder ver su origen y su destino final, el hombre necesita los ojos “la Luz” de aquel que viene del cielo y conoce todos los secretos del Padre.

 

                  Por eso el padre lo envió al mundo a declarar el mensaje glorioso de salvación.


III.    Jesucristo y el Padre uno son. (vs. 15-16)

         “Vosotros juzgáis según la carne; yo no juzgo a nadie. Y si yo juzgo, mi juicio es verdadero; porque no soy yo solo, sino yo y el que me envió, el Padre” (Juan 8.15-16, RVR60)

 

A.          El hombre ve y juzga limitadamente.

        

        

B.           El único juicio verdadero es el de Jesús que ve con la luz de Dios.

         Juan 10:30 nos dice que Jesús y el padre son uno.

                 

                 

IV.    El testimonio de Jesús es según la ley. (vs. 17-18)

         Dos dan testimonio de Jesús.

         “Y en vuestra ley está escrito que el testimonio de dos hombres es verdadero. Yo soy el que doy testimonio de mí mismo, y el Padre que me envió da testimonio de mí.” (Juan 8.17-18, RVR60)

 

A.          Según la ley dos hacían valido un testimonio.

         “No se tomará en cuenta a un solo testigo contra ninguno en cualquier delito ni en cualquier pecado, en relación con cualquiera ofensa cometida. Sólo por el testimonio de dos o tres testigos se mantendrá la acusación." (Deuteronomio 19.15, RVR60)

 

B.           El Testimonio de Jesús era dado por el mismo y Dios.

 

 

V.     El Padre está en Jesucristo. (v. 19)

         “Ellos le dijeron: ¿Dónde está tu Padre? Respondió Jesús: Ni a mí me conocéis, ni a mi Padre; si a mí me conocieseis, también a mi Padre conoceríais.” (Juan 8.19, RVR60)

 

Conclusión: (Hechos 9:18)

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →