Yo Soy el Buen Pastor

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 13 views
Notes & Transcripts

Yo Soy el Buen Pastor

Juan 10:11-21

 

 

Introducción:

 

Hemos estado estudiando los “Yo Soy” de nuestro Señor Jesús.  Ya hemos visto algunas lecciones importantes al estudiar unas de ellas.

         Por ejemplo:       “Yo soy el Pan de Vida” – Nos enseña que solamente Jesús nos da esa satisfacción que dura eternamente.

                                    “Yo Soy la Luz del Mundo” – Nos muestra que con Jesús nunca caminaremos en oscuridad y nunca estaremos perdidos.

                                    “Yo Soy la Puerta de las Ovejas” – Nos dice que Jesús es quien nos protege y al mismo tiempo nos da libertad.

 

Estas frases nos ayudan a entender y a darnos cuenta de que Jesús es el gran “Yo Soy” del Antiguo Testamento a quien ahora vemos hecho carne en el Nuevo, para buscar y salvar a cada uno de nosotros que estábamos perdidos.

 

14Y respondió Dios a Moisés: Yo soy el que soy. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: Yo soy me envió a vosotros. 15Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos.” Exodus 3:14-15 (RVR)

 

Hoy nos toca ver la que probablemente es la frase más famosa o más conocida entre todas ellas.

         “Yo Soy el Buen Pastor.” Esta la encontramos en Juan 10:11.

 

Con esta frese,  Jesús no solamente hace una gran declaración de lo que El es, sino que también da un ejemplo para ser seguido por su discípulos. Un discípulo es alguien que no solamente sabe la verdad, sino que la sigue a costa de lo que sea.

 

         31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; 32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” Juan 8:31-32 (RVR)

 

         “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.” Juan 13:35 (RVR)

 

Hoy vamos a ver esta declaración de Jesús acerca de si mismo cuando dijo ser “El Buen Pastor” y vamos a aprender como aplicarla a nuestra propia vida.  Si es que en verdad somos sus discípulos.

 

No está de más preguntarse:

¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo ser “El Buen Pastor?

¿Qué es lo que hace a Jesús diferente de los demás pastores?

 

Estos versículos nos dicen, por lo menos, siete cosas de Jesús.

 

 

 

[Primero nos dice que Jesús es:]

I.       Bueno.

         “Yo soy el buen pastor…” Juan 10:11 (RVR)

 

         Miren que no dijo, “yo soy un pastor,” o “yo soy un BUENO pastor,”

         Jesús dijo, “Soy EL BUEN pastor.” ¡Solamente hay uno como él!

         Cualquier otro es solamente imitación y por cierto una mala imitación e impostor.

 

         A todos nos gusta pensar que somos “buenos”, pero, ¿realmente somos buenos?

                  *       He sido buen esposo(a) – aunque he engañado a mi conyugue algunas cuantas veces.

                  *       Soy buen trabajador – aunque a veces llego tarde, me voy temprano y altero la tarjeta de tiempo.

                  *       Soy buen cristiano – aunque las evidencias podrían condenarme del crimen de hipocresía.

 

         Visitando una cárcel un preso un día me dijo que el era una buena persona.  Estaba allí por haber matado a tres.  Pero se justificaba con el viejo cuento “yo soy bueno pero si me buscan me encuentran”

 

         La Biblia dice en el Salmo 53, que “No hay quien haga lo bueno, no hay ni aun uno.”

         También dice la Biblia en Mateo 19, que “Ninguno hay bueno sino uno: Dios.”

 

         Entonces, ¿Cómo puede Jesús llamarse bueno?

         ¡Porque El es Bueno!

         ¡Porque El es Dios! Y solamente Dios puede mostrar verdadera bondad.

         La bondad es parte del fruto de Dios a través del Espíritu Santo.

 

         Basta con leer el Salmo 34, especialmente el versículo 8: “Gustad, y ved que es bueno Jehová; Dichoso el hombre que confía en él.

         Hay algunas versiones que dicen se refugia en él.

 

         Jesús es bueno porque es Dios.  Solamente El puede decir “Yo Soy el Buen Pastor

 

 

 

[Este pasaje no solamente nos habla de la bondad de Jesús sino que también nos habla de su fidelidad.  Jesús es el “Buen Pastor”…]

II.     Comprometido. (fiel)

         “… el buen pastor su vida da por las ovejas.” Juan 10:11 (RVR)

 

         Jesús tenía un solo compromiso y ese era cumplir con la voluntad del Padre.  La prueba más grande de su compromiso fue su disposición de entregar Su vida por ti y por mí.

 

         Algunas personas podrían estar dispuestas a dar su vida por alguien al que aman.  Pero, ¿cuántos estarían dispuestos a sacrificar, no digamos su vida, sino que todo lo que tienen para salvar a alguien que es malo, malagradecido y desobediente?

 

         En Filipenses 2 dice de Jesús: el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,  sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;  y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.”  Jesucristo renunció a todo lo que tenía en el cielo para venir y salvarnos.  Y ese sacrificio es el que nos abrió las puertas del cielo a todos los que creamos en El.

 

         Solamente Dios se pudo comprometer a tal cosa.

         Solamente Dios pudo hacer semejante compromiso.  Y eso es exactamente lo que hizo. Dio su vida por ti y por mí para que no nos perdiéramos no pereciéramos en el infierno por la eternidad.

 

         Jesús es ese Buen Pastor que dio su vida por sus ovejas.

 

 

 

[Estos versículos nos muestran a Jesús como Bueno y Comprometido pero también nos hablan de un Jesús:]

III.    Valiente.

         12 Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa. 13 Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas.” Juan 10:12-13 (RVR)

 

         Hay muchos que están dispuestos a hacer cosas tontas y peligrosas por unos cuantos verdes. Todos los días vemos gente que arriesga su vida por tener más. Hay muchos comprometen su salud, familia y futuro, para algo que no se podrán llevar la eternidad.

 

         Pregunta: ¿Cuántos estarían dispuestos a sufrir una muerte humillante, dolorosa por un ingrato que ni conocen? ¡Seamos honestos, nadie!

 

         ¡Jesús no solamente estuvo dispuesto, sino que lo hizo! ¡Murió en nuestro lugar porque le interesan aquellos perdidos!

         Muchos de los discípulos de Jesús dijeron que estarían dispuestos a morir por Él.

         ¿Pero después de su detención, cuántos? ¡Ninguno! Todos corrieron a esconderse.

 

         Negaron a Jesús.

         Abandonaron el llamado que les había echo.

         ¡Regresaron a lo más confortable, aun cuando esto no era provechoso!

 

         Jesús fue a la guerra contra el enemigo (Satanás y la muerte) completamente solo.  Nadie lo acompaño.  Cuando los hubo derrotado, regreso por aquellos que lo habían abandonado, que lo habían dejado solo.

 

         En Hebreos 13:5 el nos promete: “No te desampararé, ni te dejaré”.  A Jesús le importas mucho tu y tu eternidad.

 

         Jesús es el único que puede que es el Buen Pastor que pelea por sus ovejas.

 

 

 

 

 

[Jesús es el Buen Pastor, fiel y valiente pero el también es el Buen Pastor que conoce todas las cosas incluyéndote a ti y a mí.  Jesús es el Buen Pastor:]

IV.    Conocedor.

         “Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen” Juan 10:14 (RVR)

 

         Saben, ¡los seres humanos somos ridículos! ¡Creemos que engañamos a Dios! Nos hemos hecho muy buenos en el juego a la iglesia y en el juego de la religión.

 

         Decimos que amamos a Jesús, pero odiamos aquellos que Jesús ama.

         Decimos que seguimos a Jesús, pero vamos a lugares que Jesús nunca iría.

         Mostramos compasión para atraer la atención, pero solamente atraemos los enjambres de moscas.

         Puede ser que engañemos a la gente, pero no engañamos a Dios. Él nos conoce.

 

Ø  ¡Jesús siempre estará con nosotros, donde sea! Siempre y cuando seamos suyos.

 

         ¡Debemos parar nuestra ridiculez! Ser transparentes y permitirle a Dios que nos cambie y nos moldee a Su gusto.

 

 

         Él dice que no solamente Él nos conoce, pero que también nosotros le conocemos a Él.

         ¿Qué sabe usted de Jesús?

 

         Usted puede preguntarme casi cualquier cosa acerca de mi esposa o hijos y creo que le podré dar una respuesta más o menos buena. ¿Por qué? Porque les he estado conociendo por una vida.

 

         ¿Pero que sabemos de Jesús?

         1 Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida 2 (porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó); 3 lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo. 4 Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido. 5 Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.” 1 Juan 1:1-5 (RVR)

 

         v6        Sabias que: “Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad.”

 

         v7        Sabias que: “si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.”

 

         v8        Sabias que: “Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.”

 

         v9        Sabias que: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.”

 

         v10     Sabias que: “Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.”

 

         Hoy tu puedes saber esto y hacerlo tuyo pidiéndole a Jesús que te perdone y que venga a tu vida y te salve del infierno.

 

         Al pensar que Jesús me conoce trae paz y tranquilidad a mi vida.

                  El me conoce y todavía así me ama.

                  Se que no me ama por lo que no me conoce más bien me ama aun conociéndome y eso me hace feliz.

 

 

 

[Jesús es el Pastor Bueno, Fiel, Valiente, que nos conoce y nos ama tal y como somos.  También Jesús es el Buen Pastor:]

V.     Compasivo.

         “También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor.” Juan 10:16 (RVR)

 

         Jesús no está interesado en como lucimos o que tenemos, tampoco le interesa con que ropa nos vestimos o que zapatos nos ponemos, o que idioma hablo o de que país vengo.

 

         Este es uno de los grandes pecados de la humanidad – y tristemente se mira aun en la iglesia.  Nos gusta mucho nuestros grupitos especiales.

 

         Pero Jesús abrió las puertas del cielo para todos.  El nos ama a todos.

         v16aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor.

 

 

         ¡En la Iglesia de Jesucristo debemos ser abiertos para todos!  Este debe ser un ambiente de inclusión y no de exclusión.

         Es fácil ser exclusivista ya que esta es la naturaleza pecaminosa del ser humano.

         El hombre excluye por el color de la piel, por el estatus social, por el país de procedencia, por el grado académico, etc…

         Y traemos esta actitud a la iglesia en donde queremos excluir aquellos que consideramos menos cristianos que nosotros, porque no leen o entienden la Biblia como nosotros, porque no evangelizan como nosotros, o por cualquier otra razón sin darnos cuenta que esto es simple y sencillamente una actitud pecaminosa.

        

         Debemos tener cuidado y no ser piedra de tropiezo para otros.

 

         En la iglesia de Jesucristo debemos buscar la unidad, y no desunión, hasta llegar a ser uno en Cristo Jesús.

        

         La actitud debe ser de construirnos unos a otros y no destruirnos.

 

         Un Dios, un Salvador, un Espíritu Santo para todos.

 

 

 

[Jesús es el Pastor Bueno, Fiel, Valiente, que nos conoce y nos ama tal y como somos y acabamos de ver que es compasivo.  También estos pasajes nos dicen que Jesús es el Buen Pastor:]

VI.    Con Autoridad.

         17 Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar. 18 Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre.” Juan 10:17-18 (RVR)

 

         En Mateo 28, Jesús nos dice que “Toda potestad (autoridad) me es dada en el cielo y en la tierra.” Inmediatamente después nos traspasa esa autoridad y poder.

 

         Hay muchos cristianos que viven ignorando ese poder y autoridad que hemos recibido de Jesús.   Nos vivimos tropezando en nuestras debilidades, mientras el esta listo para dar poder a nuestras vidas.

 

         Ese poder hoy puede ser tuyo y producir una vida completamente diferente en ti.

 

VII.  Rechazado y Aceptado.

            19 Volvió a haber disensión entre los judíos por estas palabras. 20 Muchos de ellos decían: Demonio tiene, y está fuera de sí; ¿por qué le oís? 21 Decían otros: Estas palabras no son de endemoniado. ¿Puede acaso el demonio abrir los ojos de los ciegos?” Juan 10:19-21 (RVR)

 

         Como siempre la reacción a las palabras de Jesús produjo efectos encontrados.   Unos decían está poseído por el demonio y está loco.

 

         Otros decían no porque sus obras no son de endemoniado.

 

         Esto siempre fue así durante el ministerio de Jesús en la tierra.

                  Unos siempre le acusaron:

                           “Respondió la multitud y dijo: Demonio tienes; ¿quién procura matarte?” Juan 7:20 (RVR)

                           Respondieron entonces los judíos, y le dijeron: ¿No decimos bien nosotros, que tú eres samaritano, y que tienes demonio?” Juan 8:48 (RVR)

                           Entonces los judíos le dijeron: Ahora conocemos que tienes demonio. Abraham murió, y los profetas; y tú dices: El que guarda mi palabra, nunca sufrirá muerte.” Juan 8:52 (RVR)

 

                  Otros siempre le creyeron:

                           “Y había gran murmullo acerca de él entre la multitud, pues unos decían: Es bueno; pero otros decían: No, sino que engaña al pueblo.” Juan 7:12 (RVR)

                           “40 Entonces algunos de la multitud, oyendo estas palabras, decían: Verdaderamente éste es el profeta. 41 Otros decían: Este es el Cristo. Pero algunos decían: ¿De Galilea ha de venir el Cristo? 42 ¿No dice la Escritura que del linaje de David, y de la aldea de Belén, de donde era David, ha de venir el Cristo? 43 Hubo entonces disensión entre la gente a causa de él. 44 Y algunos de ellos querían prenderle; pero ninguno le echó mano.” Juan 7:40-44 (RVR)

 

                  La pregunta hoy es:

                           Y tu le crees.  Lo suficiente como para rendir tu vida obedeciéndole en todo lo que el te pide.

 

Conclusión:

 

¿Qué vamos a hacer con todo esto que se nos ha dicho aquí?

¿Qué necesito hacer para ser como Jesús? ¿Qué necesito hacer para ser un verdadero discípulo de Jesús?

 

1.         Nunca seremos buenos, pero con la ayuda de Dios podemos hacer el bien.  “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” Efesios 2:10 (RVR)

 

2.         Nunca podremos igualar el compromiso de Jesús, pero podemos comprometernos confiando nuestra vida a él y él trabajará poderosamente en nosotros.  Salmo 37 dice:5 Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará. 6 Exhibirá tu justicia como la luz, Y tu derecho como el mediodía. Salmos 37:5-6 (RVR)

 

3.         ¡Te podrá faltar el valor especialmente en medio de la adversidad, pero si permites que Jesús entre en tu vida, no hay nada que no puedas hacer a través de el!  “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” Filipenses 4:13 (RVR)

 

 

4.         Nunca podremos tener la sabiduría de Jesús, pero si nos agarramos de Jesús, recibiremos todo el conocimiento y sabiduría necesarios.  “En quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento. Colosenses 2:3 (RVR)

 

 

5.         No podemos poseer la dedicación a la unidad que Jesús posee, pero cuando comencemos a amar de verdad, entenderemos la unidad y el deseo a la unidad crecerá en nosotros.   “Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. Colosenses 3:14 (RVR)

 

6.         No somos reyes, o emperadores para tener autoridad sobre la gente, pero se nos ha dado el poder de lo alto para arrebatar las almas que van hacia el infierno. sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.” Mateo 16:18

 

7.         Tú tienes hoy la opción de confesar a Jesús o negarle.  Eres libre de estar de su lado o en su contra.  Solo recuerda que cualquiera que sea tu decisión tendrá su consecuencia. 32A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. 33Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos. Mateo 10:32-33

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →