Faithlife
Faithlife

job03a

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 6 views
Notes & Transcripts


LA IMPACIENCIA DE JOB

(Job 3.1-26)

N. Samuel Heim

Chacarilla

13 de diciembre de 1998


LA IMPACIENCIA DE JOB

(Job 3.1-26)

Intro:

1.     Quizás la palabra que más relacionamos con Job es paciencia.

a.    “’Ése tiene la paciencia de Job.”

b.    Santiago 5.11: Habéis oído de la paciencia de Job...

2.     En los primeros dos capítulos del libro de Job no podemos sino quedarnos admirados de aquel hombre y su gran paciencia en medio de gran adversidad.

a.    En un mismo día perdió...

¡           Sus bienes.

¡           Sus criados.

¡           Sus 7 hijos y 3 hijas.

...pero en todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno.”  (1.22)

b.    Luego fue afligido con una “sarna maligna” (inflamación maligna; furúnculos [“chupos”]; úlceras) en todo el cuerpo.

¡           “Mi carne está vestida de gusanos, y de costras de polvo; Mi piel hendida y abominable.”  (7.5)

¡           “Mi piel se ha ennegrecido y se me cae, Y mis huesos arden de calor.”  (30.30)

¡           Su dolor era muy grande. (2.13)

...pero “en todo esto no pecó Job con sus labios.”  (2.10)

 c.   Hasta no pecó cuando le dijo su mujer: “Maldice a Dios y muérete.”  (2.9)

3.     Tres de sus amigos–Elifaz, Bildad y Zofar–se pusieron de acuerdo ir a visitar a su amigo para condolerse de él y para consolarle.

a.    Al ver a su amigo no lo conocieron. (2.12)

b.    Siete días y siete noches se sentaron con Job “y ninguno le hablaba palabra.”  (2.13)

c.    Job tampoco les hablaba.

4.     ¡Qué tal hombre ese Job!

Con razón Dios mismo dijo “no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal, y que todavía retiene su integridad...”

5.     Sin embargo, debemos no olvidar que como Elías, Job era hombre “sujeto a pasiones semejantes a las nuestras.”  (cf. Santiago 5.17)

a.    Fue un hombre modelo en su integridad, pero fue un hombre falible en su humanidad.

b.    Fue “perfecto” en cuanto a su madurez, mas no en cuanto a su naturaleza.

6.     Después de siete días de silencio absoluto en presencia de sus amigos “abrió Job su boca, y maldijo su día.”  (3.1)

7.     Veamos hoy la impaciencia de Job.


I.     Job se deseó un CUMPLEAÑOS INFELIZ (3.1-10)

A.    Maldijo “su día” (y su noche).

1.    Quizás él mantuvo silencio ante sus amigos para no expresar algunos de los sentimientos que ahora se le escapan.

2.    Observen que aunque maldijo su DÍA, no maldijo a su DIOS.

B.    No es el unico hombre de Dios que lo haya hecho.

Jeremías 15.10: ¡Ay de mí, madre mía, que me engendraste hombre de contienda y hombre de discordia para toda la tierra! Nunca he dado ni tomado en préstamo, y todos me maldicen.

Jeremías 20.14: Maldito el día en que nací; el día en que mi madre me dio a luz no sea bendito.

Mateo 26.24: A la verdad el Hijo del Hombre va, según está escrito de él, mas ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido.

Eclesiastés 7.1: Mejor es la buena fama que el buen ungüento; y mejor el día de la muerte que el día del nacimiento.

C.    Se supone que muchas veces antes había recordado ese día con regocijo y agradecimiento.

       Salmo 90.12: Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, eue traigamos al corazón sabiduría.


D.    Al hacer esto Job está increpando tanto a su Hacedor como a sus progenitores.

1.    Nuestros padres, como instrumentos de Dios, nos procrearon.

       Nuestra existencia se debe a la combinación compartida de genes y cromosomas de nuestros padres. En gran parte esto nos hace lo que somos.

2.    Dios nos creó.

       Salmo 139.13-16: Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre.

       14    Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien.

       15    No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, Y entretejido en lo más profundo de la tierra.

       16    Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas.

Romanos 9.20: Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así?


II.    Job se deseó una MUERTE PRECOZ.  (3.11-19)

A.    Primero comtempló la idea de no haber sido concebido, o de haber nacido antes de nacer, ahora contempla la muerte en el momento de nacer.

Job 3.11: ¿Por qué no morí yo en la matriz, o expiré al salir del vientre?

1.    En verdad desde el momento en que uno nace está muriéndose.

Romanos 5.12: Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

2.    Si bien el creyente no teme a la muerte, no la debe buscar.

a.     Pablo anhelaba estar “ausente del cuerpo y presente al Señor,” pero nunca procuró quitarse la vida.

2 Corintios 5.8: pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor.

             

Filipenses 1.21: Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.

b.    Nuestra vida y nuestros tiempos están en las manos de Dios.

Salmo 31.14,15: Mas yo en ti confío, oh Jehová; Digo: Tú eres mi Dios.

15    En tu mano están mis tiempos...


B.    Nacimos débiles y dependientes, mas Dios hizo provisión para protegernos y preservarnos la vida.

Job 3.12: ¿Por qué me recibieron las rodillas? ¿Y a qué los pechos para que mamase?

Génesis 50.23: Y vio José los hijos de Efraín hasta la tercera generación; también los hijos de Maquir hijo de Manasés fueron criados sobre las rodillas de José.

Isaías 66.12: Porque así dice Jehová: He aquí que yo extiendo sobre ella paz como un río, y la gloria de las naciones como torrente que se desborda; y mamaréis, y en los brazos seréis traídos, y sobre las rodillas seréis mimados.

       (¿Primeros “laptops”?)

1.    Si no nos hubieran recibido “las rodillas” nos hubiéramos caído al sepulcro.

2.    Si otros no nos hubieran alimentado, hubiéramos muerto.

C.    Aquí Job menosprecia la bondadosa provisión de la mano del Señor.

D.    De haberse muerto al morir estaría “descansando” en el polvo de la tierra, y no sentado en las cenizas de su dolor. (cf. 2.8)

Job 3.16: ¿Por qué no fui escondido como abortivo, como los pequeñitos que nunca vieron la luz?

1.    La muerte une rico y pobre, siervo y señor, chico y grande.


2.    Es cierto aue para el creyente la muerte trae reposo.  

Apocalipsis 14.13: Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.

3.    Es cierto también que debemos encomendar nuestra vida en las manos del Señor para que él determine hasta cuándo nos quiere aquí.


III.   Job deseó que se le APAGARA LA LUZ.  (3.20-26)

Job 3.20: ¿Por qué se da luz al trabajado, y vida a los de ánimo amargado,

Job 3.23: ¿Por qué se da vida al hombre que no sabe por donde ha de ir, y a quien Dios ha encerrado?

A.    Cuando nuestra madre nos “dió a luz,” esa “luz” fue la de una vela–cuánto más se quema, más corta es.

B.    Se preguntó: ¿Para qué prolongar una vida de miseria?

C.    El creyente debe estar dispuesto a morir si el Señor quiere...y dispuesto a vivir si el Señor quiere..

Romanos 14.8: Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos.

D.    No obstante haber tomado las medidas necesarias, se le vino turbación.


Conclusion:

1.     Job se deseó un CUMPLEAÑOS INFELIZ.

2.     Job se deseó una MUERTE PRECOZ.

3.     Job deseó que se le APAGARA LA LUZ.

4.     Más tarde se arrepintió por lo que dijo:

       Job 42.2,3: Yo conozco que todo lo puedes, Y que no hay pensamiento que se esconda de ti.

       3      ¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento? Por tanto, yo hablaba lo que no entendía; Cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía.

      

RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →