Drop files to upload.
Faithlife
Faithlife

job02a

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 2 views
Notes & Transcripts


EN CARNE PROPIA

(Job 2.1-13)

N. Samuel Heim

Chacarilla

06 de diciembre de 1998


EN CARNE PROPIA

(Job 2.1-13)

Intro:

1.     Como león rugiente, nuestro adversario el diablo anda alrededor buscando a quien devorar. (1 Pedro 5.8)

2.     Mientras rodeaba la tierra y andaba por ella, se fijó en Job, mas no lo tocó. ¿Por qué?

a.    Porque el soberno Creador del universo tenía un "cerco" alrededor de Job, su casa y todo lo que tenía. (1.10)

b.    La lucha entre Satanás y Dios no es una lucha entre pares en que a veces ganan las fuerzas del mal y a veces las fuerzas del bien.

c.    Dios jamás abandona a los suyos. Siempre los cuida.

       Salmo 94.14: Porque no abandonará Jehová a su pueblo, Ni desamparará su heredad...

Juan 10.27,28: Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,

28    y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.

3.     Esto no quiere decir, sin embargo, que Dios nunca ha de someternos a pruebas, o permitir que seamos sometidos a prueba por otros.

¡           A veces lo hace para encaminarnos.

¡           A veces lo hace para mostrarnos nuestras deficiencias o debilidades.

¡           A veces lo hace para mostrarnos su poder.

¡           A veces lo hace para dejar constancia ante otros de la obra de su gracia en nuestras vidas.

4.     Dios es soberano sobre todo el universo. Sus propósitos siempre se cumplen, sin que nadie los pueda frustrar.

Salmo 135.6: Todo lo que Jehová quiere, lo hace,     En los cielos y en la tierra, en los mares y en todos los abismos.

a.    Podemos confiar en la justicia de Dios–que no hará nada injusto.

b.    Podemos confiar en la bondad de Dios–que no hará nada para hacernos daño.

c.    Podemos confiar en la sabiduría de Dios–que no puede equivocarse.

d.    Podemos confiar en el poder der Dios–que puede hacer o impedir cualquier cosa.

5.     Según sus propósitos soberanos, Dios permitió a Satanás someter a prueba a Job.

a.    Satanás instó a Dios a hacerle daño a Job, pero Dios no cayó en su juego. (1.11)

b.    La prueba no vino de la mano de Dios, sino Dios le entregó a Job en mano de Satanás. (1.12a)

c.    Dios le permitió a Satanás tocar todo lo que tenía Job, pero no a su persona. (1.12b)

d.    En hacerlo Dios mostró a Satanás FALSO y a Job FIEL. (1.21,22)

6.     En Job 2 encontramos una segunda conversación entre Satanás y Dios, y una segunda prueba para Job.  Esta vez Job sentirá el ataque del diablo EN CARNE PROPIA.

I.     EL PELLEJO DE JOB  (2.1-8)

A.    El formato del encuentro es similar al del primero. (cf. 1.6-8)

1.    Dios le hace la misma pregunta a Satanás, y Satanás le da la misma respuesta. (2.2,3a)

2.    Esta vez Dios agrega a su evaluación de Job: "y que todavía retiene su integridad, aun cuando tú me incitaste contra él para que lo arruinara sin causa."  (2.3b)

B.    Satanás no quiere darse por vencido.

       Job 2.4: Respondiendo Satanás, dijo a Jehová: Piel por piel, todo  lo que el hombre tiene dará por su vida.

       PARÁFRASIS: El hombre es capaz de soportar cualquier cosa con tal que se salve el pellejo.

1.    Es cierto que para muchos el amor propio y el instinto de conservarse la vida son tan fuertes que son capaces de sacrificar aun a sus hijos para salvarse la vida.

2.    Satanás pinta a Job como un hombre duro y frío que ponía sus propios intereses por encima de los de cualquier otro.

C.    Parece que Satanás juzgaba a Job por lo que había visto en otros. Anticipaba que Job reaccionaría como los demás.

       Job 2.5: Pero extiende ahora tu mano, y toca su hueso y su carne, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia.


D.    Otra vez Satanás insta a Dios a afligir a Job y Dios rehusa hacerlo.

1.    Dios no se deleita en el sufrimiento de los justos.

2.    Dios no aflige a los suyos por gusto ni para complacer a nadie.

3.    Si Dios lo hiciera, Satanás podría lavarse las manos.

4.    Dios no le obliga a Satanás a hacerle daño a Job, ni le instruye en lo que tiene que hacer.

5.    Dios le permite a Satanás a tocar la persona de Job, mas no a quitarle la vida.

6.    Cualquier daño que Satanás le hiciera a Job sería responsibilidad suya, y él sería culpable de las injusticias que cometiera.

E.    Satanás actúa de inmediato

Job 2.7: Entonces salió Satanás de la presencia de Jehová, e hirió a Job con una sarna maligna desde la planta del pie hasta la coronilla de la cabeza.

Job 2.12: Los cuales, alzando los ojos desde lejos, no lo conocieron, y lloraron a gritos; y cada uno de ellos rasgó su manto, y los tres esparcieron polvo sobre sus cabezas hacia el cielo.

Job 7.5: Mi carne está vestida de gusanos, y de costras de polvo; Mi piel hendida y abominable.

Job 30.30: Mi piel se ha ennegrecido y se me cae, Y mis huesos arden de calor.


F.    No hubo nadie que lo atendiera en su dolor.

Job 2.8: Y tomaba Job un tiesto [fragmento de vasija de barro] para rascarse con él, y estaba sentado en medio de ceniza.

1.    Sus crados habían muerto.

2.    Sus hijos también.

3.    Su esposa estaba resentida.

G.    Tal como el "dios de este siglo" puede usar a los hombres impíos para cumplir sus propósitos, y el "príncipe de la potestad del aire" puede movilizar las fuerzas de la naturaleza, así también puede usar la enfermedad para afligir a los hombres.

1.    No siempre la enfermedad representa un ataque de Satanás. Satanás no sólo tiene la capacidad de afligirle a uno con enfermedad, también tiene la capacidad de sanar a los enfermos.

2.    En general la enfermedad es parte del proceso de envejecimiento y muerte que opera en todo ser humano desde que entró el pecado en el mundo. Lo hace ambos según lo que más le convenga.


II.    LA PAREJA DE JOB

A.    Cuando Dios formó a la mujer, la hizo tambien a su imagen tal como había hecho al hombre, y la hizo para serle al hombre una ayuda idónea.

B.    Job perdió sus bienes, sus criados y sus hijos al robo y a la muerte. Ahora pierde el apoyo de su esposa.

Job 2:9: Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete.

C.    Ella hizo lo que Satanás quiso que Job hiciera.

1.    Como Job, ella también habia perdido sus bienes y sus hijos.

2.    A diferencia de Job, ella aparentemente también perdió su confianza en Dios.

D.    Job la reprende, haciéndole recordar que después de todo el bien que ellos habían recibido de la mano de Dios sin merecerlo, ellos deberían estar dispuestos a soportar el mal, si es que Dios lo determine.

Job 2:10: Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.


III.   LOS PATAS DE JOB

Job 2:11: Y tres amigos de Job, Elifaz temanita, Bildad suhita, y Zofar naamatita, luego que oyeron todo este mal que le había sobrevenido, vinieron cada uno de su lugar; porque habían convenido en venir juntos para condolerse de él y para consolarle.

A.    Eran amigos del "varón más grande que todos los orientales," y por lo tanto probablemente hombres de medios.

B.    Su amistad en tiempos de prosperidad no se desmoronó en tiempo de adversidad.

       Proverbios 19.4: Las riquezas traen muchos amigos; Mas el pobre es apartado de su amigo.

       Proverbios 17.17: En todo tiempo ama el amigo,     Y es como un hermano en tiempo de angustia.

C.    No sólo eran amigos de Job, pero amigos entre sí también.

D.    Se pusieron de acuerdo ir juntos a consolar a Job.

E.    Compartían co él su dolor.

Job 2.12: Los cuales, alzando los ojos desde lejos, no lo conocieron, y lloraron a gritos; y cada uno de ellos rasgó su manto, y los tres esparcieron polvo sobre sus cabezas hacia el cielo.

       F.    Lo consolaron en silencio.

Job 2:13: Así se sentaron con él en tierra por siete días y siete noches, y ninguno le hablaba palabra, porque veían que su dolor era muy grande.


Conclusión:

RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →