Drop files to upload.
Faithlife
Faithlife

job11a

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view
Notes & Transcripts


EL BURRO Y LA BESTIA

(Job 11.1-14.22)

N. Samuel Heim

Chacarilla

07 de febrero de 1999


EL BURRO Y LA BESTIA

(Job 11.1-14.22)

Intro:

1.     Mateo Henry, famoso comentarista de la Biblia del siglo XIX, fue asaltado por unos ladrones que le robaron su billetera. Cuando registró el evento en su diario escribió:

      

       “Señor ayúdame a estar agradecido, primero porque nunca antes he sido robado; segundo, porque aunque se llevaron la billetera, no me quitaron la vida; tercero, porque aunque se llevaron todo lo que tenía yo, no era mucho; y cuarto, porque fui yo quien fue robado y no quien robó.”

2.     Una de las grandes evidencias de la profundidad de nuestra fe es cómo reaccionamos frente a las pruebas de la vida.

3.     El testimonio de la paciencia de Job en medio de severas pruebas ha sido preservado por Dios por más de 3,500 años como un ejemplo poderoso de la fe que debe caracterizar el pueblo de Dios.

4.     Pobre Job...

¡           Perdió casi todo lo que tenía.

¡           Le dijo su mujer: “Maldice a Dios, y muérete.”

¡           Se siente abandonado por Dios.

¡           Sus tres amigos le están dando duro.

5.     Aunque Job expresa, a veces con amargura, su frustración en no entender por qué Dios está permitiendo estas pruebas en su vida, él nunca abandona su fe en Dios.


6.     Dos de los amigos de Job –Elifaz y Bildad– ya le han dirigido la palabra. Ahora le tocá al tercero–Zofar naamita.

Proverbios 27.9: El ungüento y el perfume alegran el corazón, y el cordial consejo del amigo, al hombre.

a.    En las palabras de sus amigos, Job no iba a encontrar el ungüento y el perfume que necesitaba en su dolor.

b.    En lugar de ofrecerle palabras de consuelo y aliento, le ofrecieron palabras remojadas en vinagre.

c.    Si bien ni las palabras de Elifaz ni las de Bildad habían sido blandas, las de Zofar son las más duras.

7.     Veamos ahora la primera intervención de Zofar y la replica de Job (11.1-14.22): El burro y la bestia.


I.     MÁS BURRO QUE EL BURRO  (11.1-20)

Job 11.12: El hombre vano se hará entendido, cuando un pollino de asno montés nazca hombre.

A.    Zofar le acusa de ser un palabrero exagerado.

       Job 11.2: ¿Las muchas palabras no han de tener respuesta? ¿Y el hombre que habla mucho será justificado?

1.    Entre los hombres hay los que confían en su facilidad de palabras para lograr lo suyo.

2.    Ante Dios de nada sirve la palabrería.

       Mateo 6.7: Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.

B.    Zofar le acusa de ser un parlanchín engañador.

       Job 11.3: ¿Harán tus falacias callar a los hombres? ¿Harás escarnio y no habrá quien te avergüence?

C.    Zofar le acusa de ser un puritano egoista.

       Job 11.4: Tú dices: Mi doctrina es pura, y yo soy limpio delante de tus ojos.

D.    Zofar le acusa de ser un pecador enjuiciado.

       Job 11.5,6: Mas ¡oh, quién diera que Dios hablara, y abriera sus labios contigo,

       6      Y te declarara los secretos de la sabiduría, que son de doble valor que las riquezas! Conocerías entonces que Dios te ha castigado menos de lo que tu iniquidad merece.


E.    Zofar le acusa de ser un pollino estúpido–más burro que el burro. (11.7-12)

Job 11.12: El hombre vano se hará entendido, cuando un pollino de asno montés nazca hombre.

1.    La sabiduría de Dios es tan grande que es una necedad de parte de los hombres pretender comprender sus propósitos.

a.     “Un hombre vano” = hombre de cabeza hueca

b.    “Las posibilidades que tiene un idiota para tornarse sabio son tan pobres como las esperanzas de que nazca un ser humano de un asno montés.” (Zuck, p.62)

c.     Tan pobres son las esperanzas de que el ser humano llegue a comprender los propósitos de Dios.

       Isaías 55.8,9: Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.

       9      Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamien-tos más que vuestros pensamientos.

2.    Aunque Zofar critica a Job por creer que pueda comprender la sabiduría de Dios, él mismo parece creer que la entiende.


F.    Zofar le llama al arrepentimiento. (11.13-20)

1.     Los pasos a seguir:

¡           Cambio de actitud. (11.13a)

¡           Oración sincera. (11.13b)

¡           Cambio de conducta. (11.14)

 
2.     Los resultados prometidos:

¡           Limpia conciencia. (11.15a)

¡           Fuerzas y valor. (11.15b)

¡           Alivio de su miseria. (11.16)

¡           Gozo restaurado. (11.17)

¡           Confianza y esperanza. (11.18)

¡           Paz y tranquilidad (11.19a)

¡           Prosperidad y honra. (11.19b)

 
3.    Advertencia: Los malos no prosperarán, nadie los apoyará, su única salida será la muerte.


II.    MÁS BESTIA QUE LAS BESITAS

       Job 12.7: Y en efecto, pregunta ahora a las bestias, y ellas te enseñarán; A las aves de los cielos, y ellas te lo mostrarán;

A.    La réplica de Job a sus amigos. (12.1-13.19)

1.    Les acusa de creerse dueños de la verdad. (12.1,2)

Job 12.2: Ciertamente vosotros sois el pue-blo, y con vosotros morirá la sabiduría.

a.     Job también tenía entendimiento como ellos.

b.    No se consideraba menos que ellos.

c.     Lo que ellos habían dicho no era ninguna novedad, sino cosas que cualquiera podría conocer.

2.    Les reprende por burlarse de la aflicción ajena.  (12.4,5)

3.    Les recuerda que en la realidad de la vida muchas veces los ladrones prosperan y los que provocan a Dios viven aparentemente impunes. (12.6)

       cf. Salmo 73.2-17


4.    Les recomienda una clase a los pies de las bestias. (12.7-13)

       Si Job era más “burro” que el burro, Zofar era más “bestia” que las bestias.

a.     Hasta los animales saben que Dios es el Hacedor de todo y de todos, y que todo está en sus manos para que él lo disponga como quiera.

b.    La vida misma está en las manos de Dios.

5.    Les reafirma su fe en el único Dios verdadero –omnisciente, omnipotente y soberano. (12.13-25)

a.     A Dios no se le puede encajonar.

b.    No se puede decir en forma rígida: “Haz esto y Dios hará aquello.”

c.     Los actos de Dios no son predecibles, ni sujetos a los caprichos de los hombres.

d.    Aunque parezcan injustas los actos de Dios a los hombres, no lo son ante los tribunales divinos, pues es Dios, y no el hombre, que define lo que es justo.

e.     Ni la retribución ni las recompensas de parte de Dios tienen que darse en esta vida.

f.     Dios tiene sus propósitos y el hombre sólo los puede conocer cuando Dios quiere revelárselos.


6.    Job desautoriza a sus detractores. (13.1-12)

a.     Aunque ellos se creían más, él no se consideraba menos. (13.1,2) Prefería hablar con el Todopoderoso quien tiene verdadera autoridad, que con sus tres amigos autoritarios que no la tenían.

b.    “Sois fraguadores de mentiras...”    (13.4a)

c.     “Sois todos vosotros médicos nulos.” (13.4b)

¡           Se equivocaron en su diagnóstico.

¡           No le recetaron el remedio adecuado para aliviar su aflicción.

d.    “Ojalá callarais por comppleto, porque esto os fuera sabiduría.” (13.5)

       Proverbios 17.28: Aun el necio, cuando calla, es contado por sabio; El que cierra sus labios es entendido.

e.     Les reprende por creer que tenían que defender a Dios cuando no entendían lo que estaba pasando. (13.6-8)

f.     Les recuerda que algún día que ellos tendrán que comparecer ante el Juez Justo, el cual les juzgaría en su omnisciencia y revelaría la falsedad de sus acusaciones contra Job. (13.9-12)

¡           Sus máximas son tan frágiles como la ceniza.

¡           Sus argumentos contra Job eran como “baluartes de lodo” que no soportarían el martillo de la verdad.


B.    El reclamo de Job ante Dios. (13.13-14.22)

1.    Ya que sus amigos le habían prejuzgado y no le quisieron escuchar, Job prefiere presentar su caso ante Dios mismo. (cf. 13.3, 6, 13, 17)

2.    Determinó presentar su caso ante en trono de los cielos aunque le cueste la vida. (13.15)

3.    Ya que tenía la conciencia limpia, estaba convencido que Dios le absolvería. (13.16)

4.    Le pide a Dios dejarlo tranquilo para poder discutir el asunto. (13.20,21)

5.    Si Dios deseaba hablar primero, luego Job respondería; y si no, le daba igual hablar primero para que Dios luego responda. (3.22)

6.    Si hubiera cometido algún pecado tan grave, le pide a Dios que le haga saber cuál haya sido. (13.23)

¡           “iniquidad” = perversidad; culpabilidad.

¡           “transgresión” = rebelión; pasar la raya.

¡           “pecado” = errar; fallar.

7.    A pesar de los reclamos de Job, Dios no le respondió...ni estuvo obligado hacerlo.

8.    Job lamenta la brevedad de la vida (14.1-6), la fatalidad de la muerte (14.7-17) y la desesperación de su espíritu (14.18-22).


Conclusión:

RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →