Drop files to upload.
Faithlife
Faithlife

job20a

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 2 views
Notes & Transcripts


LA PAGA DEL PECADO

(Job 20.1-21.34)

N. Samuel Heim

Chacarilla

14 de marzo de 1999


LA PAGA DEL PECADO

(Job 20.1-21.34)

Intro:

1.     Desde que Dios formó al hombre, estableció un principio fundamental: La paga del pecado es muerte.

       Génesis 2.16,17: Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;

       17    mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.

       Romanos 6.23: Porque la paga del pecado es muerte...

2.     La JUSTICIA de Dios exige que el pecado sea castigado.

a.    Dios no puede pasar por alto el pecado de los hombres.

b.    Ni el AMOR de Dios puede anular la condena que requiere su JUSTICIA.

3.     Sin embargo, cuando pecaron nuestros primeros padres, no cayó un rayo desde los cielos para matarlos.

a.    La muerte empezó a operar en ellos.

¡           Es decir, comenzó el proceso de envejecimiento y las enfermedades que con el tiempo los conducirían a la muerte física.

b.    Sufrieron, sin embargo, una muerte peor–la muerte espiritual.

¡           El pecado se interpuso entre ellos y la íntima comunión que habían disfrutado con su Creador.


c.    Pero en medio de todo esto, ellos hallaron la gran misericordia de Dios.

¡           Aunque ellos se escondieron, Dios vino a buscarles.

¡           Aunque Dios echó fuera del del Edén a estos primeros pecadores, también les dio un camino para poder acercarse a él. (cf. el sacrificio de Abel)

4.     Desde que entró el pecado en el mundo entonces, se ve tanto la justicia como la misericordia de Dios.

Éxodo 34.6,7: Y pasando Jehová por delante de él, proclamó: ¡Jehová! ¡Jehová! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad;

7      que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado...

Salmo 103.8-13: Misericordioso y clemente es Jehová; Lento para la ira, y grande en misericordia.

9      No contenderá para siempre, Ni para siempre guardará el enojo.

10    No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades, Ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados.

11    Porque como la altura de los cielos sobre la tierra, Engrandeció su misericordia sobre los que le temen.

12    Cuanto está lejos el oriente del occidente, Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones.

13    Como el padre se compadece de los hijos, Se compadece Jehová de los que le temen.


5.     Lo mismo (justicia y misericordia) vemos con la venida de Cristo en el Nuevo Testamento.

Romanos 5.12: Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

Efesios 2.1: Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,

Romanos 6.23: Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

6.     Es importante, sin embargo que el ejercicio tanto de la misericordia de Dios como de su justicia parte de su voluntad soberana.

Romanos 9.15-18: Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca.

16    Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.

17    Porque la Escritura dice a Faraón: Para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado por toda la tierra.

18    De manera que de quien quiere, tiene misericordia, y al que quiere endurecer, endurece.


7.     El gran error de los tres amigos de Job fue tratar de interpretar los eventos de la vida como simplemente una serie de causas y efectosacciones (buenas o malas) y recompensas o retribuciones.

a.    Al actuar soberano de Dios no se le puede encajonar así.

b.    Dios siempre queda totalmente libre para actuar cuándo y cómo él quiere, sin estar sujeto a los caprichos de los hombres, ni a los pareceres de ellos.

8.     En Job 20 tenemos la segunda intervención de Zofar, y en el capítulo 21 la respuesta de Job.

a.    Ambos miran a los impíos, pero cada uno ve algo diferente.

b.    El uno enfoca al impío desde un punto de vista teológico-teórico, mientras el otro los ve con una óptica realista-práctica.

9.     ¿Cuál es la paga del pecado–PENA o PROSPERIDAD?

10.   ¿Cómo juzga Dios a los hombres–por su CUENTA CORRIENTE y su CERTIFICADO MÉDICO, o por su CORAZÓN ARREPENTIDO y su CONDUCTA CONSECUENTE?


I.     LAS PERSPECTIVAS DE ZOFAR Y DE JOB

ZOFAR JOB
(Capítulo 20) (Capítulo 21)
(20.5) la alegría de los malos es breve, y el gozo del impío por un momento? (21.7) ¿Por qué viven los impíos, y se envejecen, y aun crecen en riquezas?
(20.7) Como su estiércol, perecerá para siempre...
(20.11) Sus huesos están llenos de su juventud, mas con él en el polvo yacerán.
(20.21) No quedó nada que no comiese; por tanto, su bienestar no será duradero. (20.26) Todas las tinieblas están reservadas para sus tesoros; fuego no atizado los consumirá; devorará lo que quede en su tienda. (21.8) Su descendencia se robustece a su vista, y sus renuevos están delante de sus ojos.  (21.10) Sus toros engendran, y no fallan; paren sus vacas, y no malogran su cría.
(20.23) Cuando se pusiere a llenar su vientre, Dios enviará sobre él el ardor de su ira, y la hará llover sobre él y sobre su comida. (20.28) Los renuevos de su casa serán transportados; serán esparcidos en el día de su furor. (21.9) Sus casas están a salvo de temor, ni viene azote de Dios sobre ellos.  
(20.10) Sus hijos solicitarán el favor de los pobres, y sus manos devolverán lo que él robó. (21.11,12) Salen sus pequeñuelos como manada, y sus hijos andan saltando.12    Al son de tamboril y de cítara saltan, y se regocijan al son de la flauta.
(20.15) Devoró riquezas, pero las vomitará; de su vientre las sacará Dios. (21.13) Pasan sus días en prosperidad, y en paz descienden al Seol.
(20.27) Los cielos descubrirán su iniquidad, y la tierra se levantará contra él. (21.14,15) Dicen, pues, a Dios: Apártate de nosotros, porque no queremos el conocimiento de tus caminos.15  ¿Quién es el Todopoderoso, para que le sirvamos? ¿Y de qué nos aprovechará que oremos a él?
(20.7-9) Los que le hubieren visto dirán: ¿Qué hay de él?8  Como sueño volará, y no será hallado, Y se disipará como visión nocturna.9 El ojo que le veía, nunca más le verá, Ni su lugar le conocerá más. (21.32) Porque llevado será a los sepulcros, y sobre su túmulo estarán velando.

II.    LOS PENSAMIENTOS DE DIOS  (21.22)

Isaías 55.8,9: Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.

9      Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.

Salmo 147.5: Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder; Y su entendimiento es infinito.

Isaías 40.20: ¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance.

Romanos 11.33: ¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!

III.   EL PANTEÓN Y LOS IMPÍOS  (21.23-26)

A.    La MUERTE es la gran máquina niveladora.

B.    Puedan haber diferencias entre los impíos en cómo viven y en cómo mueren, pero en la hora de la muerte TODOS se encuentran en un mismo nivel.


Conclusión:

RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →