Drop files to upload.
Faithlife
Faithlife

job40a

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 5 views
Notes & Transcripts


DINOSAURIOS, DRAGONES Y EL DRAGÓN

(Job 40.1-41.34)

N. Samuel Heim

Chacarilla

06 de junio de 1999


DINOSAURIOS, DRAGONES Y EL DRAGÓN

(Job 40.1-41.34)

 

 

Intro:

1.     Durante meses Job sufría en gran manera.

2.     La aflicción siempre a uno le hace analizar su vida para buscar la causa de las pruebas.

3.     Job no pudo encontrar ninguna situación en su vida que explicara las circunstancias en que él se encontraba.

4.     Clamó a Dios, rogándole que le hiciera ver si la causa fuese algún pecado que hubiera cometido sin darse cuenta, o sin que se recordara de ello.

5.     PERO, Dios se mantuvo en absoluto silencio ...HASTA el capítulo 38.

a.    Lo interesante, como ya lo hemos visto, es que cuando por fin Dios habla, no dice absolutamente nada acerca del sufrimiento que Job estaba experimentando.

b.    En lugar de darle una explicación, o aún de responder a los discursos de Job, sus tres amigos y el joven Eliú, ¡Dios a Job le toma examen!

c.    En los capítulos 38 y 39 el examen, con más de setenta preguntas, abarca las materias de cosmología, meteorología, astronomía, y zoología.


6.     ¿Cuál es el mensaje de Dios en todo esto?

a.    En primer lugar, el que Dios respondiese, le demuestra a Job que Dios jamás le había abandonado, sino que había estado presente en todo momento...pues él es omnipresente.

       Salmo 27.9,10: ...No me dejes ni me desampares, Dios de mi salvación.

       10      Aunque mi padre y mi madre me dejaran, Con todo, Jehová me recogerá.

b.    En segundo lugar, le hace recordar a Job que Dios es el Creador del universo y de los que vivimos en el, y que él es tanto omnisciente como omnipotente.

       Romanos 1.19,20: ....lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. 20Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

1b.   La omnisciencia de Dios nos asegura que él conoce perfectamente su creación –incluyéndonos a nosotros y las circunstancias de nuestras vidas– y que es muy sabio como para equivocarse.

2b.   La omnipotencia de Dios nos asegura que él es perfectamente capaz de cuidar a su creación en general y a los suyos en particular.


c.    En tercer lugar, la respuesta de Dios le enseña que hay muchas cosas que el hombre no entiende acerca de la creación y su Creador.

1c.   Un examen sirve tanto para demostrar lo que uno sabe, como para revelar lo que no sabe.

2c.   A veces esta falta de conocimiento se debe al descuido del hombre en estudiar lo que Dios hizo y ha puesto a nuestro alcance.

       Salmo 19.1: Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.

3c.   A veces se trata de cosas reservadas para el conocimiento de Dios.

       Deuteronomio 29.29: Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.

7.     Job se da cuenta de que se había metido la pata, y decide que lo más sabio es callarse ante Dios. (40.1-5)

8.     El maestro comienza otra clase con Job...esta vez el estudio de DINOSAURIOS, DRAGONES Y EL DRAGÓN.


I.     DINOSAURIOS (I): BEHEMOT (4015-24)

Job 40.15: He aquí ahora behemot, el cual hice como a ti...

áLa palabra ÛbehemotÜ aparece sólo aquí en la Biblia.

A.    Una descripción del behemot.

1.    Herbívoro. (40.15)

2.    “Su fuerza está en sus lomos.” (40.16)

3.    “Su cola mueve como un cedro.” (40.17)

4.    “Sus huesos son fuertes como bronce, y sus miembros como barras de hierro.” (40.18)

5.    Tomo gran cantidad de agua. (40.23) (“Se traga un río.)

6.    Fue el más grande de los animales terrestres. (40.19)

B.    La identidad del behemot.

1.    La descripción no coincide con ningún animal conocido hoy.

2.    Como es un animal gigante, muchos comentaristas han tratado de relacionarlo con el hipopótamo, el elefante o el rinoceronte. Sin embargo, la descripción aquí no coincide con ninguno de ellos.

3.    Probablemente la razón que no se le puede identificar es porque está ahora extinto.

4.    La descripción coincide mejor con la de los dinosaurios.

C.    ¿Por qué esta visita al Parque Jurásico?

1.    El tamaño y la fuerza de estos animales tan temibles es otra evidencia más de la grandeza de Aquel que los hizo.

2.    El tamaño y la fuerza de estos animales tan temibles era también otra evidencia más de la debilidad del hombre.

3.    Si bien ningún hombre pudo atrapar o domar uno de estos tremendos animales–ni nadie se atrevería intentarlo–“El que lo hizo, puede hacer que su espada a él se acerca,” (40.19)

4.    Es probable que estos animales y el temor que los hombres les tenían, hayan servido como inspiración para los cuentos de dragones en la mitología de casi todos los pueblos.


II.    DINOSAURIOS (II): LEVIATÁN

       Job 41.1: ¿Sacarás tú al leviatán con anzuelo,  O con cuerda que le eches en su lengua?

       áLa palabra ÛleviatánÜ aparece 6 veces en la Biblia.

P         Job 3.8

P         Job 41.1

P         Salmo 74.14

P         Salmo 104.26

P         Isaías 27.1 (2 veces)

A.    Una descripción del leviatán.

1.    Un gran animal marino. (41.1)

2.    Tenía una piel imposible de penetrar con cuchillo. (41.7)

3.    Daba miedo a los hombres. (41.8-10a)

4.    Ni espada, ni lanza, ni dardo puede contra él. (41.26-29)

5.    “Las hileras de sus dientes espantan.” (41.14)

6.    Tenía escamas duras imposibles de penetrar. (41.15)

7.    De sus narices salía humo, y de su boca llama de fuego.

       Job 41.18-21: Con sus estornudos enciende lumbre, Y sus ojos son como los párpados del alba.

       19      De su boca salen hachones de fuego; Centellas de fuego proceden.

       20      De sus narices sale humo, Como de una olla o caldero que hierve.

       21      Su aliento enciende los carbones, Y de su boca sale llama.

8.    “Las partes más flojas de su carne están endurecidas; están en él firmes, y no se mueven.” (41.23)

9.    Su corazón es firme y fuerte. (41.24)

10.   Los fuertes tienen temor de su grandeza. (41.25)

11.   El hierro es como paja ante él. (41.27)

12.   “Hace hervir como una olla el mar profundo.” (41.31)

13.   “No hay sobre la tierra quien se le parezca; Animal hecho exento de temor." (41.33)

14.   “Menosprecia toda cosa alta, Es rey sobre todos los soberbios.” (41.34)

B.    La identidad del leviatán.

1.    Evidentemente fue un feroz dinosaurio acuático.

2.    Probablemente está entre lo que la Biblia llama Ûmonstruos marinosÜ en Génesis 1.21.

a.     Esta misma palabra se traduce ÛculebraÜ en Éxodo 7.9 (la vara de Aarón).

b.    Se traduce ÛmonstruoÜ en Salmo 74.13.

c.     Se traduce ÛdragónÜ en Salmo 91.13.

d.    Se identifica el leviatán con el dragón en Isaías 27.1: En aquel día Jehová castigará con su espada dura, grande y fuerte al leviatán serpiente veloz, y al leviatán serpiente tortuosa; y matará al dragón que está en el mar.

III.   DRAGONES Y EL DRAGÓN

A.    Indirectamente parece que Dios está guiando los pensamientos de Job hacia el “gran dragón, la serpiente antigua” (Apocalipsis 12.9), como causante de las aflicciones en su vida.

B.    Algunos versículos parecen señalar algo más que un temible animal.

1.    Job 41.3,4: ¿Multiplicará él ruegos para contigo?  ¿Te hablará él lisonjas?

       4       ¿Hará pacto contigo Para que lo tomes por siervo perpetuo?

2.    Job 41.9: He aquí que la esperanza acerca de él será burlada, Porque aun a su sola vista se desmayarán.

3.    Job 41.25: Menosprecia toda cosa alta; Es rey sobre todos los soberbios.

      

C.    La extinción de los dinosaurios (dragones”) demuestra que ni los seres más grandes y poderosos podrán imponerse sobre los propósitos de Dios.

1.    La “destrucción” de estos “dragones” puede servir como anticipo de la destrucción final del “gran dragón.”

2.    El “rey sobre todos los soberbios” será ha sido juzgado y será condenado eternamente por el Rey de reyes.

       cf. Apocalipsis 20.1-3

       Apocalipsis 20.10: Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.


Conclusión:

RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →