Faithlife
Faithlife

El espíritu de error y el espíritu de verdad

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 947 views
Notes & Transcripts

El espíritu de error y el espíritu de verdad

1 Juan 4:1-6

Introducción: Tony Jones cuenta la experiencia (pp. 192-3) de estar en una iglesia que se llama Journey (“El viaje”) en Dallas, Texas.  Se encuentra en el segundo piso de la iglesia bautista de Gaston Oaks.  Jóvenes adultos entran deambulando a un cuarto envuelto en negro y alumbrado con velas.  La banda musical es pequeña y usa pistas en vez de batería.  Seis o siete televisores proyectan las palabras de las canciones.  Hay alrededor de 50 personas, la mayoría de entre 20 y 30 años, y su forma de vestir es muy informal.  Los muebles son una mezcla de bancas, sofás, y mesitas con Biblias y literatura cristiana encima.  Cuelgan varias obras de arte en las paredes y el bar al fondo está abastecido de botellas de gaseosa.  La tarima y dos secciones de asientos forman un triangulo con un púlpito pequeño en el centro.  Veo a dos niños. 

La alabanza empieza a las 5:30 de la tarde el domingo con una grabación de un monólogo de la humorista atea, Julia Sweeney y es completamente irreverente.  Alex, un joven en jeans se para y le da la bienvenida a todos y dirige una oración litúrgica que aparece en las pantallas. 

La banda toca 4 canciones de dos artistas evangélicos y una mujer dirige la música.  Algunas personas quedan paradas y otras se sientan.

Después de cantar, se escucha música trance en el fondo.  Una mujer joven lee un pasaje de Esdras en una manera dramática mientras aparecen obras de arte abstracto en las pantallas. 

A las 6:30, la pastora Daniela sube al púlpito para predicar.  Empieza contando de su familia y la importancia que las historias tienen en su familia.  Hace referencia a un teólogo que dice que los norteamericanos ponen monumentos rápidamente para que no tengan que recordar.  Invita a la congregación a compartir unas memorias importantes de su vida.  Un hombre cuenta de su papá y un libro que leían juntos cuando era niño.  Otro hombre recuerda un libro que leyó en el colegio y que lo hace sentirse mal porque recuerda qué tonto era en su juventud.  Otra mujer habla de dos películas que impactaron su vida.  Después Daniela les pide que cuenten algunos recuerdos de su estadía en la iglesia.  Varios hermanos comparten sus experiencias.  Daniela sigue guiando la conversación al tema de las historias en la Biblia.  Varias personas comparten de sus historias favoritas en la Biblia.  Finalmente, Daniela habla de la historia de Esdras.  “Nos dice que recordemos, recordemos, recordemos.  La Biblia no debe recordar por nosotros, sino que debemos recordar nosotros”. 

El servicio termina con una bendición y la gente sigue compartiendo en el templo por un buen rato. 

Esta iglesia es una iglesia emergente.  Vi una conferencia en la misión nuestra en EE. UU. por internet y el orador habló de la iglesia emergente.  Yo no sabía qué era, pero pedí dos libros acerca del movimiento.  Básicamente, la iglesia emergente es la iglesia posmoderna.  Según ellos, la verdad es una persona y no una proposición.  No les interesan mucho las diferencias entre diferentes grupos o denominaciones de cristianos.  Creen que la verdad no puede ser expresada definitivamente por los seres humanos.  En vez de concretar una posición doctrinal, prefieren “abrazar el misterio” y ser abiertos a diferentes puntos de vista.  Usan una mezcla de ritos antiguos y nuevos en sus servicios (p. ej. trabajar con plastilina después del mensaje, o repetir los credos, o pintar con los dedos). Hablan más de la vida actual que la vida venidera.  Uno de los promotores de este movimiento, Brian McLaren, hablando del homosexualismo, dice: “Francamente, muchos de nosotros no sabemos lo que creemos acerca de la homosexualidad.  Hemos escuchado todos los puntos de vista, pero ninguna posición nos ha ganado la confianza para que podamos decir que nos pareció bien a nosotros y al Espíritu Santo…quizás necesitemos un plazo de tiempo en donde no hacemos ninguna proclamación” (entrevista). 

Les explico esto porque es un sentir que puede entrar en nuestro corazón.  Cuando medito en la iglesia emergente, pienso en varias tentaciones para nosotros.    

·         “Seamos humildes.  Decir que tenemos la verdad es orgulloso”.

·         “Si comparto la fe con aquella persona, va a pensar que soy intolerante”.

·         “Vive y deja vivir”.

·         “Si corrijo un error de otro cristiano, va a pensar que me creo mejor”.

·         “Decir que otra persona está mal es un acto de odio”.

·         “¿Quién soy yo para cuestionar las creencias de otra persona?”

·         “Parece que están felices.  ¿Por qué molestarlos?”

Leer v. 1

Debemos examinar toda enseñanza y a todo maestro para ver si son de Dios.

·         La palabra “probar” aquí significa examinar, comprobar, evaluar. 

·         No estaba hablando de probar algún “espíritu” invisible [El Pastor José cuenta la historia de probar los espíritus poco después de su conversión.  Se levantó en la medianoche y vio una silueta aproximadamente de un metro treinta de estatura con unas proyecciones como cuernos que salían de su parte superior que parecía una cabeza aplanada y le obstruía el paso para prender la luz.  En ese momento recordó el pasaje de probar todos los espíritus y exigió que se identificara si confesaba que Jesucristo había venido en carne.  Lo hizo un par de veces sin escuchar ninguna respuesta de ese ser misterioso.  Poco a poco sus ojos se fueron adaptando a la oscuridad y lentamente se acercó a la criatura.  Para su gran sorpresa la criatura resultó ser la mesa de plancha que su mamá había puesto inclinada sobre la pared en el mismo lugar donde estaba el interruptor de la luz.

·         Significaba escuchar las profecías o enseñanzas de los profetas para probar si la enseñanza era de Dios o no.

·         “El Espíritu de verdad y el espíritu de error hablan por el espíritu de hombres”[1]

·         “No crean a cualquiera que pretenda estar inspirado por el Espíritu” (NVI).

·         Esta enseñanza es muy similar a lo que vemos en Deu 13:1-3

·         Hoy día no necesitamos profetas, ni apóstoles (aunque conocí a algunos en Barranquilla) porque la iglesia ya está edificada “sobre el fundamento de los apóstoles y profetas” (Ef 2:20).  Pero sí debemos examinar toda enseñanza y a todo maestro.

·         Uno de los propósitos de Juan es que podamos discernir la diferencia entre la verdad y el error (1 Jn 2:26).

Primero, vamos a ver por qué debemos examinar toda enseñanza y a todo maestro.

I.                    Hay muchos falsos profetas en el mundo – v. 1b

·         1 Jn 2:18-19 (muchos de los fundadores de las sectas salieron de la iglesia evangélica)

·         2 Pedro 2:1-3  Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.  2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado,  3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.

·         No podemos pensar que si aparece la palabra cristiana, está bien. 

II.                  Estos falsos profetas están inspirados por el espíritu del anticristo – v. 3

·         Anticristo = “el que se opone a Cristo, con la implicación de la usurpación de Cristo y de su posición”[2]

·         En cualquier iglesia podemos hacer la pregunta, ¿quién es exaltado?  (El fundador, el pastor, un proyecto, una moda… o Cristo Jesús)

·         Ha habido muchos anticristos, y vendrá el gran anticristo en el futuro (2 Tes. 2).

III.                El espíritu del anticristo es el espíritu de error –v. 6

·         Hay diferentes niveles de errores.  P. ej. si cojo por una calle de un solo sentido al revés, no es tan grave.  La pronunciación de una palabra “hermenéutica”.  Otro gringo que al tener que tomar una decisión (¿qué quiere, jugo de mora o jugo de lulo?) decía “No me importa” (No importa).  Como dice José, “al gringo todo se le perdona”. 

·         Pero podemos entender que hay otros errores más graves.  Si mi hija quiere casarse dentro de 15 años con un traqueto… no voy a sonreír y decirle que está bien y que ella ya puede tomar sus propias decisiones. 

·         Aquí estamos hablando del destino eterno de nuestras almas.  Como escribió el pastor puritano Richard Baxter (1656): “Muy pocos predican acerca del cielo o el infierno como si ellos realmente creyesen en su existencia…Recuerde, que la gente estará para toda la eternidad en un estado de felicidad o miseria”.

Vimos ¿por qué debemos examinar toda enseñanza y a todo maestro?

Ahora, vamos a ver cómo distinguir entre el espíritu de error y el espíritu de verdad.

I.                    Examinar sus creencias – vv. 2-3

A.      Lo que confiesan – v. 2

·         En el caso de 1 Juan, el punto clave era la encarnación.  Los falsos maestros negaban la humanidad verdadera de Cristo.  Lo físico era malo, así que Cristo no pudo haber tenido un cuerpo físico. 

·         La frase también habla de que Jesús es Cristo, una creencia que los gnósticos no compartían.    

·         Obviamente este punto no es el único (p. ej. José Luis de Jesús Miranda)

·         El error básico de la secta falsa radica en lo que cree sobre el Hijo de Dios y por ende sobre el plan de salvación (Jaime Mirón ¿Iglesia O Secta?). 

·         Si Cristo no fuera 100% Dios, no hubiera podido morir por todos los pecados.

·         Si Cristo no fuera 100% hombre, no hubiera podido morir en nuestro lugar.  Tendríamos que añadirle algo a su obra (buenas obras, bautismo, etc.)

B.      Lo que niegan – v. 3

·         A veces lo que dice una persona suena bien.  Una reunión de la convención bautista del norte en EE. UU. Un hombre liberal (no creyente) propuso que la Biblia fuera la única confesión de fe.  Pero eso abrió la puerta a personas que la interpretaban de maneras muy distintas. 

·         Un profesor mío de la historia de la iglesia decía que a veces es más importante ver lo que no está en una confesión de fe que lo que sí está. 

·         Las sectas muchas veces parecen muy sanas y buenas al principio, pero después uno se da cuenta de los errores más graves.

·         Emplean sólo porciones de la Biblia, y generalmente fuera de contexto (Jaime Mirón ¿Iglesia O Secta?).  P. ej. los Testigos de Jehová usan Ecl. 9:5 “Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido”.  En su sitio web dicen que “la muerte es un estado de inexistencia.  Los muertos no están conscientes, no piensan ni sienten” (http://www.watchtower.org/s/20020715/article_02.htm). 

·         Emplean terminología bíblica pero con su propia definición de los distintos términos.  Salvación, justificación, el reino de Dios, Hijo de Dios (Jaime Mirón ¿Iglesia O Secta?). 

II.                  Examinar su relación con la Palabra de Dios – v. 5-6

A.      Su fuente de información es el mundo, no la Palabra de Dios – v. 5

·         La fe cristiana no es lógica, sino teológica.  P. ej. ¿cómo puede ser Dios uno en un sentido y tres en otro?  ¿Cómo puede ser la Biblia escrita por hombres y por Dios al mismo tiempo?  Los que enseñan el error, tuerzan estas verdades para que sean entendibles para la persona sin el Espíritu Santo. 

·         2 Timoteo 4:3-4  Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,  4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

B.      Su deseo es acomodar la Palabra de Dios a su punto de vista, no rendirse ante la autoridad de ella – v. 6

·         “Oír” significa escuchar para obedecer

·         Como el dicho, “Un texto sin contexto es un pretexto”.

·         Thomas Jefferson (tercer presidente de EE. UU.) – hizo su propia Biblia en que le cortó las partes que no le gustaban (ángeles, la Trinidad, milagros, la resurrección). 

·         Tenemos dos opciones: o aceptamos la Biblia como nuestra única autoridad o escogemos otra autoridad. 

·          Mi tío cree que hay errores en la Biblia.  Dice que cree que el mensaje de salvación está bien, pero en otras partes hay errores.  Otras personas aceptan algunas enseñanzas de Jesús, pero no todas.

·         Claro que hay pasajes difíciles, pero no podemos descartarlos porque nos son difíciles, sino rendirnos ante la autoridad de Dios y su Palabra.

Conclusión: Para concluir, veamos el v. 4.  En el contexto está hablando de nuestra victoria en Cristo sobre las falsas enseñanzas y los falsos profetas.    

·         Hemos hablado de varios errores de los falsos maestros.  El error más grande es pensar que uno está bien con Dios cuando no es el caso.

·         La única forma de llegar a Dios es por medio de Jesucristo, quien es Dios y es hombre, y arrepentirse de los pecados y de confiar en cualquier otra cosa, y creer en Cristo como su único salvador y Señor 


----

[1]Jamieson, Roberto ; Fausset, A. R. ; Brown, David: Comentario Exegético Y Explicativo De La Biblia - Tomo 2: El Nuevo Testamento. El Paso, TX : Casa Bautista de Publicaciones, 2002, S. 739

[2]Swanson, James: Diccionario De Idiomas Bı́blicos : Griego (Nuevo Testamento). Edición electrónica. Bellingham, WA : Logos Research Systems, Inc., 1997, S. GGK532

RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →