Faithlife
Faithlife

Nike -- corriendo la victoria

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 8 views
Notes & Transcripts

Cristo consiguió la victoria

1 Juan 2:12-14

 

Introducción: Video de “La jugada”.  (El objetivo del futbol americano es entrar con el balón la zona de anotación, que vale 6 puntos más otro punto extra, o se puede marcar 3 puntos al patear el balón por los dos postes).  Para darles una idea, Stanford perdía 19 a 17 con un minuto más por jugar.  John Elway dirigió a su equipo para marcar 3 puntos con 4 segundos más por jugar.  El problema fue que los miembros de la banda pensaban que ya habían ganado cuando no era cierto.  En los deportes nunca sabemos quién va a ganar.  Pero con Cristo Jesús ya sabemos que hemos ganado.  La palabra Nike significa “victoria” (1 Jn. 5:4; leer 2:12-14). 

Escuché una ilustración interesante de Martin Lloyd-Jones  que hizo la comparación en una guerra entre los asesores militares antes de la victoria y los heraldos después de la victoria.  ¿Qué hace un asesor militar?  Da consejos, da instrucciones, da mandatos.  ¡Hagan esto, hagan aquello!  Pero, ¿Qué hace el heraldo después de la victoria?  Llega a los pueblos y a las ciudades para anunciar la victoria.  ¡Ya ganamos!  ¡Celebremos la victoria! 

·         Cualquier religión se enfoca en los asesores militares.  Tenemos que ganar la victoria con nuestros esfuerzos.  Tenemos que hacer esto y aquello.  ¡Esfuércense más!  ¡Hagan más! 

·         En cambio, en el cristianismo verdadero, la victoria ya está ganada por Cristo.  Se trata de él y no de nosotros. 

·         He hablado con muchos cristianos que se sienten derrotados.  “Pastor, no puedo más”.  “No doy la talla”, “como que no sirvo para esto”.  Incluso los grandes misioneros y pastores pueden caer en este error.  Estoy leyendo el diario de David Brainerd quien era un misionero a los indígenas de EE. UU.  Muchas veces él dice que no tiene fuerzas, que quiere morirse y que no puede más. 

·         Así que, no es algo ajeno a la vida cristiana.  Pero vamos a ver en nuestro pasaje hoy que ya tenemos la victoria.  1 Juan 5:11-13 (La victoria es para los que han creído en Cristo Jesús como único Salvador… Juan nos escribe para que sepamos que tenemos la vida eterna). 

·         Aunque nuestro pasaje de hoy tiene algunas dificultades de interpretación, no debemos perder este enfoque en la certeza que Dios quiere que tengamos como sus hijos acerca de nuestra relación con él.

La dificultad más complicada del pasaje

¿Quiénes son los hijitos, los jóvenes y los padres?

·         3 posibilidades

1)      Tres distintos grupos en la iglesia: a) Literalmente niños, jóvenes y padres; pero el orden no indica esto, b) tres niveles de madurez espiritual; pero el orden no da a entender esa idea, las características de cada grupo no indican madurez espiritual y deben ser características de cada creyente

2)      Todos son hijitos (2:1) y hay dos grupos dentro de la iglesia (los padres y los jóvenes): Pero Las características deben ser de cada creyente y lo que dice a los hijitos y a los padres es casi igual.

3)      Juan usa estos títulos para enseñarnos lo que debe ser verdad para cada creyente.  En otras palabras, todos somos como hijitos, como jóvenes y como padres espiritualmente hablando. 

***Para mí, pueden ser diferentes grupos, pero el punto más importante es que todo creyente tiene estas bendiciones.  Así que, debemos aprender de cada grupo.

 

¿Qué aspectos de la victoria tenemos?

 

1)      Nuestros pecados han sido perdonados – v. 12

 

A.      Observación: v. 12

B.      Interpretación:

·         “os han sido perdonados” – hace énfasis en lo que pasó en el pasado y en el resultado en el presente – en Cristo todos los pecados son perdonados.  1 Jn. 1:9 – el aspecto relacional

·         “por su nombre” – no por lo que hemos hecho nosotros, sino por lo que Cristo ha hecho (1:7; 2:1). 

C.      Ilustración: El seminario Fuller en EE. UU. llevó un registro  de datos de 750 musulmanes que se convirtieron a Cristo y las razones por las que lo hicieron.  Una de las razones más importantes fue que los musulmanes nunca podían estar seguros del perdón de Dios en el Islam.  En cambio, en Cristo encontraron la certeza del perdón de los pecados.  Como el ejemplo de los asesores militares y los heraldos de victoria, cualquier religión necesita “asesores militares”.  “Espero haber alcanzado el perdón de Dios pero no sé”.    

D.      Aplicación: Déjenme hacerles una pregunta.  ¿Sus pecados son perdonados?  ¿Cómo sabe?  Algunas respuestas equivocadas: 1) No le hago mal a nadie (1 Jn. 2:2), 2) No soy como los malos del mundo  (1 Jn. 1:8, 10), 3) Soy fiel a Dios (ojo, esta respuesta suena bien, pero hay algo mal con ella  2:3 – nuestra vida puede ser evidencia del perdón de los pecados pero no es la razón por ello.  “por su nombre”). 4) Hice una oración (Una oración no nos salva.  Cristo nos salva 1:2-3).

E.       Exhortación: Si usted no sabe que sus pecados son perdonados, hoy es el día de asegurarse de esto (1 Jn. 5:13).  Si usted sabe, gócese en el perdón de Dios.  “Pero es que peco mucho”.  Eso debe dirigirnos aún más a darle gracias a Dios porque el perdón no depende de nosotros sino del sacrificio de Cristo. 

 

2)      Nuestra relación con el Padre ha sido restaurada – v. 13

 

A.      Observación: conocéis al que es desde el principio” y habéis conocido al Padre”

B.      Interpretación: “al que es desde el principio” = puede referirse a Jesús o al Padre.  Conocemos al Dios trino.  Lo interesante aquí es pensar en el comienzo de la Biblia.  Dios creó a Adán y a Eva en un mundo perfecto.  Caminaban con él.  Pero por el pecado la relación con Dios se rompió. 

·         Gén. 3:6-13 Vemos las consecuencias del primer pecado.  Es interesante ver como hacemos exactamente lo mismo hoy día.  (v. 7 – intentamos cubrir nuestra vergüenza y nuestro pecado con hojitas; la religión, las buenas obras, nuestra forma de pensar Paula en la casa de Luz Marina). 

·         Nos escondemos de Dios.  Tratamos de olvidar que existe.  Nos metemos en un ritmo agitado esperando que así se desaparezca la sensación de estar lejos de Dios.

·         Echamos la culpa.  Es la culpa de mis padres, de mi cultura, de mi falta de dinero, etc. 

Pero, ¿qué dice nuestro texto de hoy?  “hemos conocido al que es desde el principio [el Padre]. 

·         La relación de padre e hijos que se perdió en el pecado de Edén se recupera en Cristo Jesús y en su obra en la cruz. 

C.      Ilustración: Una vez tomé un curso vacacional de cómo usar una brújula (muy emocionante, ¿no?).  Usábamos un mapa y siempre buscábamos primero el norte para entender nuestra ubicación (al principio me costó trabajo entender los mapas de Bogotá que tienen el norte hacia la izquierda).

D.      Aplicación: Dios es nuestro norte.  Por ejemplo, ¿Cuántos estaban cuando empezó el universo?  Muchos científicos afirman saber cómo empezó, pero no estaban tampoco.  Lo que ellos dicen verdad, son teorías que nunca pueden ser probadas con el método científico porque son eventos únicos que nunca se repiten.  Pero nosotros sabemos cómo llegó a existir el mundo porque la persona que estaba nos contó cómo lo hizo.  Este hecho tiene muchas implicaciones (p.ej. Debemos creerle a Dios, debe primar su sabiduría en nuestra vida, debemos confiar en su fidelidad)

E.       ¿Cómo está su vida?  Tiene el norte de una relación íntima con Dios, o tiene miedo como Adán y Eva, o quizás está tejiendo una hojitas bien chuscas para cubrirse la vergüenza.

 

 

3)      Nuestro enemigo ha sido derrotado – v. 13

 

A.      Observación: “al maligno” = Satanás, el diablo

B.      Interpretación: “maligno” – Satanás es la personificación de la maldad y lo hemos derrotado en Cristo.  Juan 16:33; 1 Jn. 4:4; Apoc. 12:11

C.      Ilustración: Cuando el enemigo es mucho más grande y no hay esperanza de ganar, ¿qué hacemos?  Tiramos la toalla.  Jaime (68 kg) contra Jeff (136 kg).  Una pelea de boxeo en la residencia de la universidad cristiana.  Jamie iba bien por 5 minutos.  Buena táctica.  Pies rápidos.  Iba ganando.  Hasta que Jeff conectó con un golpe ascendente vertical.  Jeff lo dejó inconsciente (knock-out).  Y ¿Cuánto querían boxear contra él después?  Nadie. 

D.      Aplicación: A veces pensamos que Satanás es como Jeff.  Que no podemos ganar.  Que somos derrotados nosotros.  Pero, ¿qué dice el texto?  Que hemos derrotado a Satanás en Cristo Jesús.  La aplicación la vamos a ver en el siguiente pasaje (vv. 15-17).  Podemos rechazar estas tentaciones porque tenemos la victoria en Cristo.

E.       ¿Cómo ha pensado usted en el pasado acerca de la vida cristiana?  Derrota tras derrota o una victoria en Cristo Jesús.  ¿Está usted escuchando a los asesores militares o a los heraldos de la victoria que Cristo consiguió?

 

4)      Nuestra verdadera fortaleza ha sido suministrada – v. 14

 

A.      Observación: Hay una conexión implícita entre la fuerza espiritual y la Palabra de Dios.

B.      Interpretación: Jn. 15:5, 7;

C.      Ilustración: El ejemplo de Jesús, el Hijo de Dios en su tentación.  Mat. 4 ¿Qué usó para resistir las tentaciones?  La Palabra de Dios – esp. Mat. 4:4.  Este versículo habla de una dependencia completa de la Palabra de Dios.  De interiorizarla.  No solamente decir que es chévere, sino que en medio de una tentación, una enfermedad, una decepción, una depresión, una lucha, un conflicto, una tristeza, ¿de dónde sacamos fuerzas? 

·         Jer. 15:16  “Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón; porque tu nombre se invocó sobre mí, oh Jehová Dios de los ejércitos”.

D.      Aplicación: Debemos amar la Palabra de Dios.  ¿Quiere ser fuerte?  Ame la Palabra y cómala como hizo Jeremías.  “Pastor, me siento muy débil espiritualmente”.  Y “¿cómo va su tiempo en la Palabra de Dios cada día?”  “Pues, no, ehh, realmente no hago eso, pero no sé porque siempre me siento derrotado”. 

E.       Exhortación: ¿Qué estamos haciendo con la verdadera fortaleza que tenemos en la Palabra de Dios?  Para la Escuela de Formación Ministerial desarrollamos una lista de lo que queremos ver en un discípulo (evalúese en cada punto)

·         El discípulo demuestra que comprende la práctica de hábitos espirituales…

·         Haciendo un estudio bíblico personal a diario

·         Desarrollando un diario de oración

·         Memorizando versículos bíblicos regularmente

·         Desarrollando un altar familiar

 

Conclusión: Recordando la jugada que vimos al principio, quizás usted está aquí y piensa que ya ganó la victoria.  En su mente la banda está en la cancha celebrando.  Pero, es fácil que estemos equivocados en este asunto.  La pregunta para evaluar su vida es la siguiente: ¿por qué cree que tiene la victoria? 

·         1 Juan 5:11-12  Y éste es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.  12 El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

·         Si sabemos que tenemos la victoria, debemos vivir de acuerdo a lo que somos EN CRISTO.

RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →