EL DIEZMO Bosquejo

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 32 views
Notes & Transcripts

EL DIEZMO


La práctica de dar uno el diezmo de sus entradas a Dios es conocida como "diezmar". El Señor ha honrado esta santa costumbre de sus seguidores a través de los siglos, y es mucho más importante de lo que nos damos cuenta. El diezmo es:

1.    Un principio escritural.
No es un plan humano para atender a las demandas financieras de la iglesia. "El diezmo será consagrado a Jehová" (Lev. 27:32). Jesús aprobó este principio cuando les dijo a los fariseos: "... diezmáis la menta y el eneldo y el comino,... Esto era necesario hacer sin dejar de hacer aquello" (Mateo 23:23). El apóstol Pablo aprueba el principio del diezmo para los creyentes neotestamentarios.

2.    Un mínimo bíblico.
No limita nuestro dar, porque prescribe una base y no un máximo. No pone término a los dones para el Maestro, pero le ayuda a uno a abrir la puerta hacia una genuina mayordomía. Esta es la mayordomía dando "sus primeros pasos".

3.    Un testimonio cristiano.
Así como la asistencia regular a la casa de Dios es un testimonio delante de la comunidad de que creemos en la iglesia, así el dar consistente del diezmo es un testimonio de una fe constante en Cristo Jesús. Dar es el fruto de la fe.

4.    Un reconocimiento del derecho de propiedad.
Por el hecho de dar diezmo reconozco que yo no soy el dueño, sino depositario y deudor. Dios es de modo inalienable el Dueño de todo y yo soy el mayordomo de mi posesión humana. El diezmo es reconocer que Dios es el Dueño de todo, así como pagar alquiler es una indicación de que otro es el dueño de la casa en que vivo.

5.    Una muestra de consagración.
Indica que lo hemos rendido todo al Señor, y que él es quien gobierna nuestra vida. El diezmo es una evidencia de que uno ha cesado de ser patrón y se ha hecho socio.

6.    Un símbolo de devoción.
Damos el diezmo no legalmente sino amorosamente. El diezmo es debido no a una presión externa o legal, sino debido a una compulsión interna y a una devoción. El amor siempre dá. El dar es tan natural para la persona que ama a Cristo supremamente, como natural es para el sol alumbrar.

7.    Un punto de comienzo en el dar.
Es el lugar de los comienzos, y una cuña que abre la puerta hacia un dar más grande, las ofrendas, o sea, más del diezmo. Prepara el camino para los ricos dones del vaso de alabastro de María de puro nardo, y para las moneditas de la viuda.

8.    Una expresión de gratitud.
No podremos vivir la vida cristiana victoriosa sin gratitud. Diezmar y dar con generosidad ofrece la expresión de esta gracia básica de la vida cristiana. El diezmo es una de las muchas maneras de expresar nuestras gracias a Dios por todas sus bondades para con nosotros.

9.    Una aventura en bendición.
Lea Malaquías 3:10.

10.  Una ayuda a la evangelización mundial.
El diezmo da consistencia al apoyo de uno a la conquista cristiana. Es la fidelidad en la mayordomía y la regularidad en un dar proporcional, que hará lo más grande en el sostén del programa de las misiones para los millones de habitantes de la tierra. El diezmo es vital para el progreso del cristianismo.

Todos los cristianos, por tanto, debieran tener este sentido de urgencia de dar de su sustancia al Señor. A la luz del sacrificio del Calvario, ¿nos atreveríamos a hacer menos que esto?

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →