Faithlife
Faithlife

Obediencia Por Fe

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 24 views
Notes & Transcripts

“Obediencia Por Fe”

Introducción:

      A. Siempre ha sido necesario que en las congregaciones locales haya predicadores que las guíen

           es decir que ayuden a los miembros de estas a crecer espiritualmente, que sean firmes en sus

           convicciones. La necesidad de que ellos mismos continúen después de que el predicador se

           vaya, fallezca o sea movido para predicar en otra ciudad o simplemente salga fuera del estado

           a compartir la palabra de Dios a otras personas. Esto no debe de ser motivo de que la fe decaiga.

      B. Aprovechemos mientras haya hermanos que nos enseñen la palabra de Dios para fortalecernos

           para crecer espiritualmente, porque, en realidad a quien estamos siguiendo es a Cristo no al

           predicador  vamos a ver cuál es el consejo que Pablo les da a la iglesia en Tesalónica.

Texto: (Filipenses 2:12,13;)                                                             Fecha: Domingo 16 Marzo 2008

I. Ocupándonos De Nuestra Salvación  

     A. Los hermanos comúnmente obedecen el evangelio del Señor Jesucristo cuando esta el predicador

          1. La presencia de Pablo les daba fortaleza y aliento pero ¿Qué quería Pablo? (Filipenses 1:27;)

          2. Nadie en este mundo tenemos la vida asegurada, Pablo podía partir en cualquier momento

              a. Urgía que los hermanos en Filipos se fortalecieran espiritualmente para ese momento

              b. La iglesia tiene que caminar en dirección a su madurez y dependencia exclusiva en Cristo

              c. El trabajo de un predicador nunca estará bien hecho si la congregación depende de Él.

          3. Recordemos que grandes predicadores de gran renombre han caído o dejado de predicar

     B. Poniendo nuestra mirada en Cristo, porque allí esta nuestra vida (Colosenses 3:1-3;)

          1. Nosotros debemos cultivar un estilo de vida inspirados por nuestro Señor Jesús (Hebreos 12:1-3;)

          2. Hay trabajo que nosotros debemos hacer y que nadie lo hará por nosotros

              a. Ocuparnos de nuestra salvación con temor y temblor (v.13;)

              b. Veamos el trabajo que tenemos que hacer que es suficiente para ocuparnos (II Pedro 1:5-7;)

              c. NO descuidar nuestra salvación (Hebreos 2:1-3; 3:12; 4:1;)

              d. Pablo dice lo que ha hecho y lo que debemos imitar de El. (II Timoteo 4:7; I Corintios 11:1;)

     C. Tenemos que obrar (Santiago 2:24;) no solamente tener fe y no hacer nada (Gálatas 5:4;)

          1. Las obras que tenemos que hacer son las enseñadas por Cristo y los apóstoles en el N.T.

          2. Las obras que no nos salvan son las de la ley de Moisés. (Gálatas 2:16;)

          3. Tampoco las buenas obras estando fuera de Cristo (Efesios 2:9; II Timoteo 1:9; Tito 3:4,5;)

     D. Con temor y temblor = conciencia profunda de la presencia de Dios (Génesis 39:9; Heb 12:28,29;)

          1. Vamos a vivir como hijos obedientes que tienen temor y reverencia, respeto a Dios

          2. Vivir con precaución seria porque la carne es débil (Mateo 26:41;) y podemos caer

 

 

 

 

 

II. Dios Produce En Nosotros El Hacer Como El Querer

     A. ¿Acaso Dios nos hace que hagamos las cosas de una manera milagrosa?

          1. No hay nada de milagroso en esto, Dios obra en el ser humano a través de su palabra (I Tes 2:13;)

          2. El E.S. obra en nosotros a través de su instrumento la palabra inspirada (Efesios 6:17;)

     B. Dios nos incentiva para movernos a cumplir su voluntad y si le obedecemos nos estará ayudando

          1. Dios nunca hace nada en contra del libre albedrio del hombre

          2, Dios obra a través de su palabra para movernos y motivarnos hacer su voluntad

          3. Nosotros necesitamos la ayuda de Dios para hacer su voluntad y vencer el pecado y la tentación

     C. Dios salva a las personas a través de los que predican su palabra (I Timoteo 4:16;)

           1. Dios emplea agencias humanas y lo hace a través de la predicación (I Corintios 1:21;)

           2. Y lo que importa es el mensaje predicado no la presentación o la elocuencia aunque tiene su

               merito.

Conclusión:

      Vamos ocupándonos más en los asuntos que competen a nuestro futuro espiritual y menos a lo que

      nos divida o separe de una vida espiritual activa, o de nuestra relación con Dios. Necesitamos cuidar

      nuestra vida espiritual, nadie más lo va hacer por nosotros, nadie más saldrá beneficiado de los estudios

      que usted y yo tomamos y en cambio saldremos gravemente perjudicados si no nos alimentamos de la

      palabra de Dios continuamente. En nosotros esta la decisión de hacer nuestro trabajo.  

(Comentario por: Bill H. Reeves Filipenses)    

RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →