Como Esperar En Dios

Sermon  •  
1 rating
· 120 views
Notes & Transcripts

COMO ESPERAR EN DIOS

 

Génesis 37:2

Esta es la historia de la familia de Jacob: José, siendo de edad de diecisiete años, apacentaba las ovejas con sus hermanos; y el joven estaba con los hijos de Bilha y con los hijos de Zilpa, mujeres de su padre; e informaba José a su padre la mala fama de ellos.

 

Génesis 37.5-11

Y soñó José un sueño, y lo contó a sus hermanos; y ellos llegaron a aborrecerle más todavía. 6Y él les dijo: Oíd ahora este sueño que he soñado: 7He aquí que atábamos manojos en medio del campo, y he aquí que mi manojo se levantaba y estaba derecho, y que vuestros manojos estaban alrededor y se inclinaban al mío. 8Le respondieron sus hermanos: ¿Reinarás tú sobre nosotros, o señorearás sobre nosotros? Y le aborrecieron aun más a causa de sus sueños y sus palabras. 9Soñó aun otro sueño, y lo contó a sus hermanos, diciendo: He aquí que he soñado otro sueño, y he aquí que el sol y la luna y once estrellas se inclinaban a mí. 10Y lo contó a su padre y a sus hermanos; y su padre le reprendió, y le dijo: ¿Qué sueño es este que soñaste? ¿Acaso vendremos yo y tu madre y tus hermanos a postrarnos en tierra ante ti? 11Y sus hermanos le tenían envidia, mas su padre meditaba en esto.  

 

Génesis 41.46

Era José de edad de treinta años cuando fue presentado delante de Faraón rey de Egipto;

y salió José de delante de Faraón, y recorrió toda la tierra de Egipto.

 

 

INTRODUCCION

 

¿Cómo Esperar en Dios? Este un tema que poco se trata hoy día en las congregaciones, siempre nos dicen de esperar en Dios, que esperar en Dios es una de las cosas más difíciles que el creyente debe enfrentar en este camino, pero poco se nos enseña de cómo se espera en el Señor.

 La razón primordial es que son pocos los que en realidad han podido entender y aplicar esta verdad a sus vidas.

Nadie quiere oír de cómo recibir la bendición en 5, 10 o 15 años, no se ven libros que te ayuden a formular un plan de espera, porque la realidad es que por naturaleza el ser humano no le gusta esperar.

Todo lo que queremos y deseamos alcanzar es preferible recibirlo para el día de ayer, lo queremos pronto, rápido, ya, ahora, ligero, apresurado de inmediato y al instante.

Algunas veces nos confundimos pensando que Dios está funcionando bajo la promoción de que si no contestamos tu petición en los próximos cinco minutos, le regalaremos un premio de consolación.

 

Permíteme decirte algo que a lo mejor te va a sorprender, Dios no está interesado en entregarte lo que tanto anhelas de forma rápida.  Mientras que a nosotros nos gusta invertir en cosas, Dios prefiere invertir en personas, él está más interesado por ti, que en lo que te pueda dar, o por lo que  tú desees obtener.

Por lo tanto debemos estar sincronizados con lo que Dios quiere hacer, para así poder recibir lo esperado.

 

A todos nos gusta adueñarnos de las promesas bíblicas la pregunta es ¿Para quienes son las promesas bíblicas? Son exclusivamente para los que saben esperar en Dios. ¿Sabemos todos los cristianos esperar? Mientras no aprendamos a esperar en Dios, no veremos sus promesas materializarse.

 

Permítame nombrarle tres cosas que ayudaron a José a esperar en el Señor y no volverse loco por las circunstancias que surgieron en su vida.

 

 

       I.            SE DEBE ESPERAR A DIOS EN SILENCIO.

Es admirable observar que durante todo el relato bíblico de la historia de José, jamás se ha registrado en ningún versículo que este joven de 17 años de edad se quejo en lo absoluto de lo que le sucedía, no le reclamo a Dios, no maldijo, no cuestiono a Dios, este joven simplemente guardo silencio durante toda su travesía, y la pregunta de los 50,000 dólares es  ¿Como lo hizo?

 

Fíjese, debemos reconocer que el mundo ama el ruido. ¿Por qué? Probablemente porque no quiere detenerse y pensar.

Imagínese que de pronto todos los medios de comunicación dejaran de funcionar, la radio, la televisión, el internet etc. Las manos temblorosas de muchos girarían los diales inmediatamente, ajustando los botones por la desesperación.

 

Hoy día las personas prefieren escuchar algo constantemente para así evitar el silencio. ¿Por qué tenemos tantos programas de entrevistas, noticias las 24 horas al día, y toda clase de entretenimiento?

¿Por qué? Porque el sonido bloquea los gritos y lamentos desesperados de nuestras propias almas, como también la voz   de Dios.

Si fuésemos sabios, tomaríamos la mano de Dios de vez en cuando para viajar a  la tierra del silencio.

 

 

a.     Para esperar en Dios en silencio se necesita Revelación

Generalmente cuando Dios va a llevarte a un nuevo nivel, el no te pide permiso, pero si te avisa de una forma u otra, Sea por sueños visiones profecía etc. el problema es que nosotros no captamos el aviso, pero créame que siempre viene de parte de Dios.

 

La revelación es la antesala de lo porvenir y debemos percibirla, discernirla y entenderla.

 En la revelación se imparte conocimiento, Mientras más entiendo, más fácil me será esperar en el.

 

Con revelación se sabe lo que se espera José recibió revelación de parte de Dios en sueño, el entendió su significado y aun su padre y sus hermanos la entendieron aunque no le gusto, pero José creyó en la revelación, y por eso en los momentos difíciles pudo mantenerse cayado porque entendía que para él había más que los problemas que enfrentaba, el sabia que Dios tenía algo mejor para él.

 

Sin revelación no hay visión, solo hay oscuridad sin esperanza.

Es por eso que Dios es bien claro en dejarnos saber cuáles son sus planes con nosotros, con el propósito de guardarnos para él.

 

Oseas 4.6

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.

 

Otra elemento que nos ayuda a poder esperar en silencio es teniendo un corazón limpio, perdonando y olvidando el pasado.

 

La razón por la cual José pudo alcanzar grandes cosas en esos 13 años de prueba, fue por que a través de la gracia de Dios este joven aprendió a poner al lado su pasado y enfocarse en un nuevo comienzo.

 

La revelación es necesaria para poder dejar el pasado atrás y enfocarse en el futuro,

Ella nos capacita para estar más dispuestos a nuevos comienzos y no tenerle miedo a los cambios.

 

Debemos reconocer que Dios pelea por mí sin yo tener que abrir mi boca.

 

Lamentaciones 3.26

Bueno es esperar en silencio la salvación de Jehová.

 

Salmos 37.7

 Guarda silencio ante Jehová, y espera en él. No te alteres con motivo del que prospera en su camino,

Por el hombre que hace maldades.

 

Se dice que aun cuando un necio se calla se le cuenta como sabio.

 

 

SE DEBE ESPERAR A DIOS EN SILENCIO pero no QUIETO

 

 

 

    II.            SE DEBE ESPERAR EN DIOS ESTANDO OCUPADO 

                                       

Lo segundo que José hizo mientras esperaba en Dios fue trabajar, y con deseo de vivir, manteniéndose ocupado.

 

Haciendo un estudio en la Biblia acerca de las palabras tranquilo y quieto he llegado al sorprendente descubrimiento que ninguna de las dos aparecen junto con la expresión o la idea de esperar en Dios.

 

Hemos caído en el error de pensar que para recibir la bendición hay que estar tranquilo y quieto, mentira del enemigo con esto no pretendemos motivar a nadie a tratar de ayudar a Dios porque él no necesita nuestra ayuda pero, pero si requiere nuestra cooperación.

 

Que te quiero decir con esto, bueno que la bendición de parte de Dios se provoca, y no cae por sí sola.

 

El problema es que existen cristianos que ya no esperamos nada de parte de Dios, para ellos la vida no tiene sentido.

 

No mostramos entusiasmo por vivir, todos los días son lo mismo, ya no hay ilusiones, ni deseo de vivir, y esto afecta nuestra forma de servir, de pedir y aun no esperamos nada bueno que nos suceda, solo esperamos malas noticias, o respuestas negativas.

 

El no creer que Dios esté dispuesto a intervenir en tu situación, y que se interesa por ti, de cómo te sientes y de lo que te afecta, sería negar su existencia.

 

Es hora de volver a entusiasmarnos por la vida, acerca de Dios, basta ya de alimentarnos de cosas malas y negativas que envenenan nuestra mente y afecta nuestro espíritu, es tiempo de reconocer que Dios está más que dispuesto de hacer cosas maravillosas por ti, de pelear por tu bienestar, pero eso requiere un pueblo que le crea y confié en El.

 

Hay que tener buenas expectativas, espere siempre cosas buenas de parte de Dios.

Diga No a los creyentes amargados.

 

Buenas expectativas nos conducen a buenas acciones y se refleja en nuestra forma de alabar y en nuestro modo de servirle a Dios.

 

Cuantos cristianos nos hemos convertidos en undertakers, o enterradores de sueños, ya no sueñan mas, ¿para qué?

 

Con la fe viene el entusiasmo, el buen animo y la actitud positiva, la espera de que algo bueno va a ocurrir ¿Qué es? Yo no se, pero si se que Dios va hacer algo.

 

Hay que mantener vivos los sueños.

 

Una persona sin sueño es una persona desocupada que no espera nada de la vida y mucho menos de Dios.

 

El esperar algo de Dios o de la vida nos mantiene siempre activos y en preparación.

 

Se dice que el hombre más pobre no es aquel que no tenga un centavo, sino aquel que tiene sueños, ni metas, ni retos.

 

Hay que saber esperar con un espíritu positivo, con una actitud positiva anhelando y creyendo que algo bueno va a suceder.

 

Atrévase a soñar.

 

Debemos esperar en Dios trabajando pero no solos.

 

 

 

 III.            SE DEBE ESPERAR EN DIOS EN COMPAÑIA DE DIOS. Y no entretenido. Entrega total, no se puede esperar en Dios siendo medio cristiano.

 

En medio de todo lo que le acontecía a este joven, la compañía de José era Dios y los que estaban a su alrededor reconocían que Jehová estaba con José.

 

Génesis 39.2-3

2Mas Jehová estaba con José, y fue varón próspero; y estaba en la casa de su amo el egipcio. 3Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano.

 

Génesis 39.21

21Pero Jehová estaba con José y le extendió su misericordia, y le dio gracia en los ojos del jefe de la cárcel.

Génesis 39.23

23No necesitaba atender el jefe de la cárcel cosa alguna de las que estaban al cuidado de José, porque Jehová estaba con José, y lo que él hacía, Jehová lo prosperaba.

José interpreta dos sueños

 

Génesis 41.38-40

38y dijo Faraón a sus siervos: ¿Acaso hallaremos a otro hombre como éste, en quien esté el espíritu de Dios? 39Y dijo Faraón a José: Pues que Dios te ha hecho saber todo esto, no hay entendido ni sabio como tú. 40Tú estarás sobre mi casa, y por tu palabra se gobernará todo mi pueblo; solamente en el trono seré yo mayor que tú.

 

Es lamentable que ni sus Padres  ni tampoco sus hermanos reconocieron que Dios estaba con José, pero qué bueno que personas que no tenían un conocimiento del verdadero Dios conocieron a Dios a través de José.

 

 Algunas veces personas no creerán que Dios está contigo por causa de la situación que atraviesas, no te preocupes por ellos, regocíjate por aquellos que reconocen a Dios por que lo pueden ver en medio de tu problema.

 

PERO DIOS ESTABA CON JOSE esta expresión me revela que en los momentos de prueba, Dios se mete juntamente contigo, la Biblia no dice que Dios vio a José desde el cielo, como resistía la tentación o como soportaba la prueba, sino que nos dice; Pero Dios estaba con José, o sea que a pesar de… Dios estaba con José.

 

 José fue metido en el pozo por sus hermanos, pero Dios estaba con José,

 José e fue vendido como esclavo, pero Dios estaba con José.

José fue llevado a tierra lejana, pero Dios estaba con José.

José trabajo en casa de Potifar, pero Dios estaba con José.

José cayó en la cárcel, pero Dios estaba con José.

José entro al Palacio, porque Dios estaba con José.

 

A lo mejor tu estas en la etapa de tu vida donde tengas que responder Pero Dios Está conmigo, permíteme decirte que tu PORQUE está por llegar, cuando entres a tu tierra prometida no dirás mas pero, sino que Porque Dios anduvo conmigo en todo el proceso.

 

Esto no era algo que José pregonaba, sino que los demás veían, que Dios estaba con José.

Aunque su situación aparentaba lo contrario.

 

Me llama la atención que en el relato de la historia de José nunca lo vemos formulando estas pregunta s ¿Donde está Dios? José sabia que Dios estaba con el, que el no estaba solo ni desamparado.

 

Es importante que todo creyente que espera respuesta de parte de Dios, no importando cuan fea se ponga la situación, debemos entender que en medio de mi dolor y mi angustia, en mi prueba en mi situación Dios se mete a pasarla juntamente conmigo.

 

El es tu sombra a tu mano derecha.

 

José no busco refugio en su jefe como Padre adoptivo, es importante tener claro tu identidad, para así no darle a otros lo que le pertenece a Dios. Y a los tuyos.

 

Es fácil olvidarnos quienes somos en momentos de aprietos.

 

José era una persona con la que Dios quería estar. Heb 11.6  Pero sin fe es imposible agradar a Dios la compañía de José para Dios era agradable.

 

 

Salmos 147.11

Se complace Jehová en los que le temen, Y en los que esperan en su misericordia.

 

La fe es una garantía de la presencia y compañía de Dios.

 

 

 

CONCLUSION

 

Algunas veces no vamos a encontrar en situaciones en donde pareciera difícil entender que Dios esta en el asunto, es difícil para cualquier ser humano pensar que en ese pozo seco donde echaron a José Dios estaba ahí, es duro pensar que en la muerte de un familiar Dios está ahí contigo, en la pérdida del empleo Dios está ahí en los más aparentes fracasos aunque tú no lo creas y pienses que no lo veas Dios está ahí metido contigo.

Lo importante no es que tu lo veas, sino que tu sepas que Dios esta contigo en medio de lo que este aconteciéndote, no es el enemigo, nada sucede si Dios no lo permite, el es el arquitecto de nuestras vidas.

 

La espera y la confianza no se pueden separar, están casadas y si no se tiene una, no se puede tener la otra. Sin la confianza no se puede esperar nada. Los que confían no se mueven de su lugar.

 

Salmos 125.1

    Los que confían en Jehová son como el monte de Sion,

Que no se mueve, sino que permanece para siempre. 

 

No se puede confiar en alguien que no se conoce,

 

El que no espera se desespera y recurre a sus propios medios.

 

Salmos 69.3

 Cansado estoy de llamar; mi garganta se ha enronquecido;

Han desfallecido mis ojos esperando a mi Dios.

 

El Perro Entrenado

Un joven en cierta ocasión relataba que había aprendido una lección de un perro que tenía. El decía que su padre ponía un pedazo de carne o bizcocho en el suelo cerca del perro y decía, "No!" y el perro sabía que no debía tocarlo. Lo curioso de todo esto era que el perro nunca miraba la carne que estaba cerca de él, sino más bien mantenía la mirada fija a la cara de su amo esperando por su autorización. Parecía como que el perro sentía que si miraba el pedazo de carne, la tentación de desobedecer sería demasiado grande.

  Aquí hay una gran lección para todos nosotros. Para poder esperar exitosamente en Dios, Debemos siempre mantener la mirada enfocada en su rostro.

 

Cuando se aprende a esperar, se sabe descansar.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →