Notes & Transcripts

 

 LA IGLESIA POBRE QUE ERA RICA

 

Introducción:

     A.    Recordemos que cuando estamos hablando de la iglesia estamos hablando de los miembros no del edificio. La iglesia en Esmirna los hermanos se

         sabían pobres y en cierta manera esto es un problema el saber que no se tiene lo necesario para subsistir. No se sabe si se comerá el día de mañana

         o que pasara. Pero si necesitamos saber lo importante y elemental en nuestras vidas espirituales es lo que dice nuestro Señor Jesucristo.

         Apocalipsis 2:9; cuando el Señor nos dice que El conoce se refiere no a un conocimiento casual sino a un entendimiento. Nuestro Senor tiene

         perfecto conocimiento de lo que le sucede a su pueblo en cualquier aspecto de su vida.

 

     B.   Esto nos debe de confortar, el saber que nuestro Dios sabe lo que a nos cuesta mantenernos en nuestro cristianismo y sobre todo las necesidades

         económicas y tribulaciones que estamos atravesando en nuestra vida material y espiritual porque también El las vivió Lucas 22:42; también sabe

         cuando nosotros estamos bajo presión casi a punto de ceder el conoce y entiende Hebreos 4:15; y padecemos de muchas formas.

 

Texto: Apocalipsis 2:8-11;                                                                                                                                     Fecha: 15 Febrero 2009 

 

I. Cristo Conoce Nuestra Situación Siempre

    A. Los cristianos en Esmirna estaban sufriendo tribulación, les estaban extrayendo la vida poco a poco. Pero Cristo lo sabía, esta tribulación es:

        1. Como cuando se usaban dos rocas movidas por un asno para moler trigo, Mateo 18:6; el prensado de una contra la otra

        2. Era una situación de extremos y constante sufrimiento, el no poder comprar ni vender para sustentar a sus familias era grave en extremo

    B. Pero tiene lo necesario para que salgamos fortalecidos al confiar en El no en el hombre en Cristo esta la fortaleza y el sustento de nuestra vida

    C. Es como si El nos dijera lo siguiente:

        1. Comprendo que están sufriendo una gran opresión, que están siendo perseguidos y que sus nombres están siendo blasfemados

        2. También que han sido rechazados por sus familias y que otros han perdido sus trabajos y sus hijos tienen hambre

        3. Muchos serán echados en la cárcel y otros serán muertos sé que es difícil lo que están pasando, lo entiendo

 

II. Conozco Su Pobreza Pero Ustedes Son Ricos

    A. En aquel tiempo los hermanos eran pobres económicamente, estaban en la miseria, carecían de las necesidades de la vida

        1. Algunos ya eran pobres cuando obedecieron el evangelio del Señor Jesucristo .1 Corintios 1:26-29; se entregaron a El completamente

        2. Otros que tenían propiedades en el momento de obedecer el evangelio estaban padeciendo una opresión económica tan grave que en poco

            tiempo las perderían, a menudo se las confiscaban y no los dejaban comprar o vender en el mercado.

        3. Jesús conoció la pobreza El mas que nadie sabe lo que nos está diciendo .2 Corintios 8:9;

    B. Pero las palabras que nos causan asombro son las siguientes (pero tú eres rico) No debían sentir lástima por ellos mismos pues eran ricos en

        lo que realmente importaba  Santiago 2:5; Proverbios 13:7; .2 Corintios 8:2; ¿qué es lo que Cristo nos está diciendo a Esmirna y a Nosotros?

    Puede que sus familiares les hayan vuelto la espalda; pero ahora ustedes son parte de la familia de Dios. Efesios 2:19; Gálatas 6:10; .1 Jn 3:1;

    Puede que hayan perdido sus trabajos; pero ahora tienen una vocación más sublime.. 1 Timoteo 6:18-19;

    Puede que ahora lleven harapos sobre sus espaldas, pero han sido vestidos con ropas de justicia. Romanos 13:14; Efesios 4:24; Colosenses 3:12;

    Puede que sus bolsillos estén vacíos, Santiago 2:5; .1 Samuel 2:8-9; Job 5:8-15 pero sus corazones pueden estar llenos. Prov. 8:17-21; 13:7;

       .2 Cor. 6:10;

    ( nosotros enriquecemos a otros espiritualmente compartiendo el evangelio. .2 Corintios 8:9; .1 Cor. 9:11; Vea Mateo 5:10-12;

    Están siendo perseguidos, pero pueden gozarse de que son tenidos por dignos.  Hechos 5:41; .2 Tes. 1:3-5; Digno= Ser tenido en cuenta o

      considerado valioso

    Sus cuerpos están en peligro, pero sus almas están a salvo. Romanos 8:10-11; .2 Corintios 5:1-8;

    Puede que sus nombres estén siendo blasfemados sobre la tierra; pero alrededor del gran trono blanco, son pronunciados con reverencia.

    Puede que los hombres estén en contra de ustedes; pero ¡Dios está a favor de ustedes! «Si Dios es por nosotros...» (Romanos 8.31b).

          Jesús deseaba recordarles que tenían riquezas espirituales: Vea Santiago 2.5.

    Habían sido salvados de sus pecados pasados (Romanos 3.25) y el Espíritu de Dios les había sido dado a modo de don (Hechos 2.38).

    Jesús era el Mediador de ellos (1 Timoteo 2.5), y Dios era el Padre de ellos (Romanos 1.7).

    Eran parte de la familia de Dios (Efesios 2.19) y podían acercarse a Él en cualquier momento Hebreos 4:16; Santiago 5.13).

    Podían tener tranquilidad de ánimo (Filipenses 4.7), y junto con ésta la dicha que permanece (1 Pedro 3:14; 4:14).

    Abrigaban en sus corazones la esperanza que les estaba guardada en los cielos (Colosenses 1.5).

    ¡Los cristianos que estaban en Esmirna gozaban de una prosperidad que nadie les podía arrebatar!

    Necesitamos entender en qué consisten las verdaderas riquezas. Muchos se han dedicado a la acumulación de dinero y posesiones, pero

    el dinero no puede comprar las cosas que realmente importan:

    El dinero puede comprar medicinas; pero no puede comprar la salud.

    El dinero puede comprar servicios, pero no puede comprar amigos.

    El dinero puede comprar entretenimiento; pero no puede comprar la felicidad.

 

Conclusión:

El autor de la epístola a los hebreos dijo: «Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora» (Hebreos 13.5ª Lucas 12:15-21;.1 Timoteo 6:6-10; ). Jesús instó: «[...] sino haceos tesoro en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan» (Mateo 6.20).

 

 

 

 

         

             

 

 

 

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →