El Corazon Y La Disposicion De Un Siervo

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 4 views
Notes & Transcripts

EL CORAZON Y LA DISPOSICION DE UN SIERVO

 

 

Alguien pensó y escribió.  De autor anónimo son estas declaraciones reflexivas:

Hay personas estrellas; Hay personas cometas.

Los cometas pasan. Apenas son recordados por las fechas que pasan y vuelven. Las estrellas permanecen.

Hay mucha gente cometa. Pasan por nuestra vida apenas por instantes; no cautivan a nadie, y nadie los cautiva. Gente sin amigos. Que pasan  por la vida sin iluminar, sin calentar, sin marcar presencia.

Así son muchos artistas. Brillan apenas por instantes en los escenarios de la vida. Y con la misma rapidez que  aparecen, desaparecen.

Así son muchos reyes y reinas: de naciones, de clubes deportivos ó concursos de belleza. Así mismo, son hombres y mujeres que se enamoran y se dejan enamorar con la mayor facilidad. Así son personas que viven en una misma familia y pasan por el otro sin ser presencia, sin existir.

Lo importante es ser Estrella. Hacer sentir nuestra presencia. Ser luz. Calor. Vida. Los Amigos son Estrellas. Los años pueden pasar, surgir distancias, pero en nuestros corazones quedan sus marcas.

Ser cometa no es ser amigo. Es ser compañero por instantes. Explotar sentimientos. Aprovecharse de las personas y de las situaciones. Es hacer creer y hacer dudar al mismo tiempo. La soledad es el resultado de una vida cometa.

Nadie permanece. Todos pasan. Y nosotros también pasamos por los otros. Es necesario crear un mundo de Estrellas. Verlas y sentirlas todos los días.

Poder contar con ellas todos los días. Todos los días ver su luz y sentir su calor. Así son los Amigos. Estrellas en nuestras vidas. Se puede contar con ellos.

Ellos son refugio en los momentos de tensión. Luz en los momentos oscuros.

Pan en los momentos de debilidad.

Seguridad en los momentos de desánimo.

Al mirar los cometas, es bueno no sentirnos como ellos. Ni desear el amarrarnos de su cola.

Al mirar los cometas, es bueno sentirse estrella.

Dejar por sentada nuestra existencia, nuestra constante presencia. Haber vivido y construido una historia personal. Es bueno sentir que hemos sido luz para muchos amigos, y que ellos nos han iluminado a su vez. Es bueno sentir que hemos sido calor para muchos corazones, y que esos corazones nos arroparon cuando el frío nos castigó.

Ser estrella en este mundo pasajero, en este mundo lleno de personas cometas, es un desafío, pero por encima de todo una recompensa.

Es nacer y haber vivido, y no haber existido apenas. Es tener disposición para servir y amar.

Disposición es la acción o efecto de disponer. Disponer es colocar, poner las cosas en orden y en situación conveniente. La disposición, la actitud de poner las cosas en orden y en situación conveniente se nos esta rompiendo. Hay cosas que tienen que ser puestas en orden en estos últimos tiempos. “Pero, todo está en orden hermano.

¿No ve el despertamiento espiritual que estamos teniendo en América Latina? ¿No ve como están creciendo nuestras iglesias? ¿Usted no ve el nuevo movimiento espiritual que estamos observando? ¿No ve los nuevos movimientos espirituales que estamos experimentado? ¿La nueva prosperidad que estamos proclamando? ¿No está observando los últimos avances que estamos teniendo en materia de guerra espiritual y nuestras nuevas fórmulas de fe?

Sí, si lo veo y doy gracias a Dios por ello. Me gozo junto con usted, pero no cierro mis ojos a las redes que se nos rompen, porque si no las remendamos pronto, se nos escaparán los peces de los cuales nos enorgullecemos.

¿Cómo se mide el corazón y la disposición de un siervo?

¿Por su actitud ante los logros , los éxitos y los avances?.  ¿Por la manera cómo es admirado por la gente y los seguidores?  ¿Por cuántos votos logra en las asambleas cristianas y de convención? O, quizá ¿por cuántos programas de televisión tiene o por cuan grande es la Megaiglesia que pastorea?  ¿Será acaso por la entrega en asumir grandes responsabilidades y la forma de iniciar nuevos retos?
No, el corazón de un siervo se mide por la disposición a ser examinado durante la obra y al terminar la obra.

El corazón se mide por la actitud que tiene cuando necesita entregar el cargo a otro. Samuel demostró su verdadero corazón cuando le entregó el pueblo a Saúl, primer Rey de Israel.
Samuel fue el último de los jueces de Israel. Los jueces fueron individuos que ejercieron gran influencia sobre las tribus de Israel por su fuerte personalidad, estatura moral y el hecho de tener acceso directo a Dios.  El corazón de Samuel se pudo ver el día que él dio su discurso final ante el pueblo para entregarle la dirección de Israel a Saúl. En el corazón de Samuel había una total disposición para Dios y para el pueblo y de ello nosotros necesitamos aprender como siervos para renovar plenamente la disposición.

Veamos juntos al pasaje de I Samuel 12:1-5 para estudiar esta disposición.
En este pasaje Samuel no solo clarificó su propio carácter mas se colocó como ejemplo ante Saúl.
En sus últimas palabras antes de marcharse Samuel demostró:

LA DISPOSICIÓN DEL SIERVO A ESCUCHAR.

“He aquí, yo he oído vuestra voz en todo cuanto me habéis dicho, y os he puesto rey”. I Sam 12:1

Como siervos necesitamos aprender a escuchar al pueblo, sin embargo antes de aprender a escuchar al pueblo necesitamos aprender a escuchar a Dios. “Y dijo El Señor a Samuel: Oye la voz del pueblo en todo lo que te digan; porque no te han desechado a ti, sino a mí me han desechado, para que no reino sobre ellos”  (I Samuel 8:7).

Cuando aprendemos a oír a Dios, él nos guiará para que oigamos a los que Él quiere que oigamos. Es difícil escuchar todo, pero es necesario a veces. Es más fácil escuchar lo dulce, pero difícil escuchar lo que sabemos que no tiene sentido, pero a veces es esencial oír eso.

Un buen siervo sabe escuchar, si queremos renuevo de plenitud  de la disposición, estemos dispuestos a escuchar al pueblo sin temor ni angustia. Muchas veces como líderes tenemos miedo de escuchar lo que pueblo quiere decir.

  • \\ LA DISPOSICIÓN DEL SIERVO A REPRODUCIRSE.*

“Yo soy ya viejo y lleno de canas; pero mis hijos están con vosotros” I Sam 12:2.

Hemos sido llamados para reproducirnos, jamás para perpetuarnos. Samuel dijo: Ya he terminado, estoy viejo, pero quedan entre ustedes mis hijos, la generación que sigue.  Estamos en la obra de Dios para hacer discípulos y el día que entreguemos lo que ahora estamos haciendo podamos decir: “Ya estoy viejo..pero aquí quedan los que he estado formando para que ellos continúen”.

El Señor Jesús nos dejó el ejemplo y el mismo modelo lo encontramos en Pablo cuando dijo: “Lo que haz oído de mi ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros” I Timoteo 2:2. Sí,  renuevo de plenitud de la disposición es dar los pasos para reproducirnos en otros.

  • \\ LA DISPOSICIÓN DE UN SIERVO A SER MODELO.*

“Yo he andado delante de vosotros” I Sam 12:2.

Andar delante implica estar expuesto a ser observado y analizado. Muchos siervos quieren andar detrás impulsando a la gente. Lo más importante no es ir detrás, es estar adelante porque el mundo se cansó de las palabras.  El mundo desea ver. Lo que la gente quiere es ver modelos para ellos. Cuando no hay un modelo de vida la angustia surge.

Se necesitan siervos modelos que demuestren con su vida la realidad del evangelio, no modelos de televisión. Muchos de los que sirven al Señor parecen más modelos de televisión que modelos de vida. Si vamos a renovar de la disposición, vamos a permitir que el evangelio sea encarnado en nuestra vida y poder decirle al pueblo, “Yo he andado delante de vosotros”.

  • \\ LA DISPOSICIÓN DE UN SIERVO A SER PERSEVERANTE.*

    “Desde mi juventud hasta este día” I Sam 12:2.

Cuando Samuel expresó tal declaración estaba diciéndole al pueblo: “ ustedes saben que desde mi juventud hasta este día, cuando ya mi cabeza está llena de canas y mi cuerpo sin fuerzas he sido perseverante”. La perseverancia estimula y anima a los seguidores. Samuel pudo hablar con firmeza: “He estado con ustedes desde mi juventud hasta ahora”. No es asunto de comenzar, es asunto de mantenerse fiel y terminar fiel.

Vivimos en un mundo lleno de inconstancias y flexibilidades, pero a los siervos se nos exige la constancia y la perseverancia. Que bueno es encontrar aún siervos que con su vida han demostrado fidelidad y perseverancia. El mejor mensaje que podemos transmitir a los discípulos es una vida de consistencia, fidelidad y perseverancia. Cuántas son las cosas que hoy son y mañana no permanecen.

Cuántas son las personas en las iglesias y en los centros de comunidad que tienen sus corazones frustrados porque no ven que la red de la disposición a ser perseverantes se ha roto tristemente en la vida de sus líderes.
Pablo hablando a los ancianos de Efeso les dijo: “Vosotros sabéis cómo me he comportado entre vosotros todo el tiempo, desde el primer día que entre en Asia”. Hech 20:18.
La perseverancia en un estilo de vida es oro y plata que se buscan ansiosamente hoy entre los siervos.

DISPOSICIÓN A SER EVALUADO.

“Aquí estoy, atestiguad contra mi delante de Jehová y delante de su ungido” I Sam 12:3.

¿Liderazgo es exponerse a ser evaluado?.   ¿Liderazgo es ponerme delante para ser medido?.

“ Jamás. Jamás lo toleraría”. Esa sería la expresión de centenares de líderes quienes tienen miedo a ser evaluados. Hoy, en los últimos años de esta última milla que nos corresponde correr, los líderes somos llamados a renovar la disposición a ser evaluados.

El Señor Jesús nos dio la medida. Un día él llamó a sus discípulos y les dijo: “Quién dicen los hombres qué es el Hijo del Hombre?.  Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías, y otros, Jeremías, o alguno de los profetas. El les dijo: ¿Y vosotros quién decís que soy yo?.  Respondiendo Simón Pedro: Tú eres el Cristo el hijo del Dios viviente. Entonces les respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos”.

El Hijo de Dios se expuso a ser evaluado. Como siervos no podemos aislarnos y vivir sin ser evaluados y sin rendir cuentas a nadie. La evaluación de nuestras vidas necesita extenderse a áreas vitales de nuestro ministerio. Samuel estuvo dispuesto a ser evaluado en diferentes áreas y nuestro corazón necesita estar a la disposición de ser evaluado en las siguientes cuatro áreas, al igual que Samuel:

1. La Administración
2. La Conversación
3. La Relación
4. La Omisión*

En el próximo artículo, La segunda parte de este tema, estaremos tocando cada una de estas cuatro áreas.

Que Dios te siga bendiciendo.

Dr. Serafín Contreras Galeano.

www.serafincontreras.com

 

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →