Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Estar EN Cristo - La permanecia en Cristo es una cuestion de tiempo y calidad - Juan 15-1-11

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 3 views
Notes & Transcripts

¿Cuándo estoy “en Cristo”?

La permanencia en Cristo nos hace hijos obedientes

Pasaje:                 Juan 15:1-17

Enseñanza:

Proposición:

Dos imágenes del creyente: pámpanos (ramas) y amigos.

Dos responsabilidades del creyente:

1.       Como ramas tenemos:

a.       El privilegio de conducir (como la rama es un canal para la sabia) la vida de Dios.

b.      La responsabilidad de “permanecer” o “acatar” en dos sentidos:

                                                               i.      Si permanecemos = ¿Cuánto tiempo?

                                                             ii.      Si acatamos = ¿Qué acatamos? = su voluntad = ¿Por cuánto tiempo?

2.       Como amigos tenemos:

a.       El privilegio de conocer Su voluntad

b.      La responsabilidad de obedecerla.

OBJETIVO DE SER RAMAS UNIDAS AL TRONCO.

                Ya que somos ramas que salimos del tronco que es Dios, entonces dichas ramas deben llevar fruto. Cómo cuando alguien prueba una uva, si el sabor es bueno, entonces es una buena parra. Si el sabor es malo, eso quiere decir que hay problemas con el tronco. A fin de cuentas la “rama” es solo un canal conductor.

Por eso es importante que nuestro fruto, dé testimonio de qué tan bueno es nuestro tronco.

Dios es el tronco y nosotros las ramas, por las cuales debe circular libre y fluidamente una buena sabia.

 Los creyentes son ramas en "la vid del cielo", pero los no salvos son ramas en "la vid del mundo". Los no salvos dependen del mundo y su sistema para su sustento y satisfacción.  Mientras que los creyentes dependen de Jesucristo. La "viña del mundo" será talada, cortada y destruida cuando Jesucristo regrese.

Así que todo esto es sobre “relación”. Nuestra relación con Dios es una unión viva, una unión en amor, a través de la cual podemos llevar fruto verdadero y duradero. Así que no debemos atemorizarnos por lo que algo o alguien quiera hacernos. Si permanecemos (hablando de largura de tiempo) seremos más fuertes y nuestra unión con Dios será más robusta.

Ahora, siendo ramas. Las ramas en sí mismo son débiles e inútiles. Es buena solo para quemarla, pero no para la construcción (leer Ezequiel 15). La rama no puede producir su propia vida, sino que debe tomarla del tronco. Es nuestra comunión con Cristo a través del Espíritu que hace posible que las ramas lleven fruto. 

ASI QUE TODO SE BASE EN UNION Y COMUNION.

El pasaje tiene un gran énfasis en describir la relación entre Dios y el creyente; Jesucristo y el creyente.

Las imágenes que encontramos en el NT de esta relación son:

·         El Cuerpo y sus miembros = 1 Corintios.

·         El Esposo y la esposa = Efesios 5

·         El Pastor y la oveja = Juan 10

Un miembro cortado/separado del cuerpo va a morir irremediablemente.

Si todo se basa en una “relación” entonces podemos asegurar que debe haber unión y comunión.

El matrimonio por ejemplo:

·         En la boda se celebra la unión de los contrayentes: pero

o   la comunión entre los contrayentes es solamente el fruto de la devoción y el amor diario y creciente.

·         El pastor trae a la oveja al rebaño pero:

o   la oveja debe seguir al pastor para gozar de protección y provisión.

Ahora sí podemos decir que la palabra clave aquí es “PERMANECER”.

·         Es mencionada 12 veces en este pasaje (incluido la traducción “esté” del verso 11, que es la misma palabra en griego).

·         “PERMANECER” en este contexto significa: “Mantener una comunión con Cristo, de manera que SU vida, pueda trabajar en y a través de nosotros, para producir fruto”. 

Este concepto encierra algunos aspectos:

o   La Palabra de Dios y la confesión de pecados para que nada impida nuestra comunión con El. (v. 3)

o   También envuelve obedecer a Dios, porque le amamos. vv. 9-10.

Ahora la pregunta es: ¿CUANDO PODEMOS DECIR QUE “PERMANECEMOS EN CRISTO”?, ¿se siente algo especial? NO.  Pero hay evidencias especiales que aparecen y son tan claras que no podemos poner en tela de duda que “estamos en Cristo”.

·         Cuando se permanece en Dios, uno produce fruto v.2 (¿Cuál es el fruto? lo veremos luego)

·         Experimentará la poda de Dios, para que lleve más fruto. v.2

·         El creyente que permanece en Dios, encuentra respuesta a sus oraciones. v.7

·         Experimentará un profundo y creciente amor por Cristo y por otros creyentes. v.9, 12-13

·         También experimentará gozo. v.11.

Esta “relación” en Cristo es natural. Es un resultado de ser “ramas” injertas en el tronco que es Cristo. Pero no es automática, debe ser cultivada, ejercitando:

·         La adoración a Dios.

·         Meditación constante de la Palabra de Dios.

·         Oración,

·         Sacrificio propio y

·         Servicio a los demás.

Una vez que usted ha empezado a cultivar esta relación en Cristo, ya no tendrá el deseo de volver la vida superficial de los cristianos negligentes.

EL VIÑADOR.

El viñador es aquel que está encargado de cuidar de la viña. Y Jesucristo dijo que este era el trabajo de su PADRE.  Es ÉL el que hace el trabajo de “podar”, lleva a cabo la vendimia en la viña. Note que aquí hay una progresión:

·         No lleva fruto, v.2

·         Lleva fruto, v.2

·         Lleva más fruto, v.2

·         Lleva mucho fruto v.5 y 8

Muchos cristianos oran, para que Dios les dé mucho fruto o para ser más fructíferos. Pero dichos creyentes ansían tener el fruto, pero no se gozan de ser podados, no se gozan en el tiempo de la vendimia del Señor.  Intentan saltar el proceso.

El viñador poda la parra en dos maneras:

·         Primero corta la madera muerta ya que ésta puede generar enfermedades al resto de la parra y atraer insectos.

·         Luego corta tejidos vivos, incluso racimos, que crecerán desordenados y disipados que harán que la calidad del cultivo se vea en peligro.

Así el viñador corta de la parra lo que hace que el resto de la cosecha se vea en peligro de perder su calidad. De esta manera Dios muestra su interés tanto en la calidad como en la cantidad.

Algunos viñedos invierten dinero en entrenar a sus viñadores, para que sepan qué cortar, donde cortar incluso el ángulo de corte; Así toda la viña se beneficia del trabajo de los viñadores y aseguran la calidad de su producto.

Nuestro Padre celestial, nunca estará más cerca de nosotros que en el tiempo de la vendimia, de la poda.  Si las ramas pudieran hablar dirían que la poda duele. Pero estarían agradecidas ya que por eso, ellas pueden dar más fruto y de mejor calidad.  La poda no significa solamente una cirugía espiritual que remueve lo que está mal de nuestra vida, sino que también puede significar que lo bueno puede ser cortado para dar lugar a lo mejor y así disfrutar mucho más. Si, la poda de Dios duele, pero nos ayuda. Puede que no sea un proceso fácil, pero definitivamente lo necesitamos.

COMO DIOS LLEVA A CABO SU PODA?

Simplemente El a veces usa la Palabra para darnos convicción y limpiarnos. Vea el verso 2, la palabra limpiar aquí también significa “purgar”. Tiene el mismo uso que Juan 13:10. Y el concepto es la limpieza de la iglesia, como en Efesios 5:26-27

…como Cristo amó a la iglesia y se entregó a sí mismo por ella para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.

Otras veces Dios nos disciplina/castiga (Heb. 12:1-11) Siempre va a doler, pero debemos saber que Dios siempre quiere lo mejor para nosotros y ÉL quiere que seamos beneficiados/bendecidos. Nunca dude de que Dios sabe lo que hace.

Mientras más permanecemos en Cristo, más fruto llevamos, y mientras más fruto llevamos, más Dios tiene que podarnos para que la calidad vaya de la mano con la cantidad del fruto que producimos.

EL FRUTO.

La palabra “resultados” a menudo se escucha en las mesas de conversación entre obreros cristianos. Pero una máquina puede producir “resultados” también. Y eso no es necesariamente un concepto bíblico. Cualquier máquina puede dar “resultados” pero se necesita de un “organismo vivo” para producir “frutos”. Toma tiempo y cultivo, pero se asegura un fruto de calidad.

Noten que las “ramas” no consumen su propio fruto, sino que otros comen de él. El fruto es para que otros se beneficien de él. Debemos “alimentar” a los demás con nuestras palabras y nuestras acciones.

Dice en Proverbios 10:21  Los labios del justo apacientan a muchos, Mas los necios mueren por falta de entendimiento.

¿Cuál es el fruto?   ¿cuándo estamos llevando fruto?

·         Llevamos fruto cuando llevamos a otros a Cristo. Romanos 1:13

·         Cuando somos parte de la gran cosecha. Juan 4:35-38

·         Cuando crecemos en santidad y obediencia. Romanos 6:22

·         Cuando damos a otros de lo que nosotros tenemos y aun de lo que no tenemos en abundancia. Romanos 15:28

·         Cuando mostramos los frutos del Espíritu. Gálatas 5:22-23

·         Cuando nuestro carácter es de aquellos que glorifica a Dios y hace que otros vean a Cristo en nosotros. Efesios 4:13

·         Hasta nuestro trabajo, nuestras buenas obras, son una manera de llevar fruto. Colo. 1:10

·         Las alabanzas que sale de nuestro corazón y nuestros labios, también son un fruto que glorifica a Dios. Hebreos 13:15

CONCLUSION.

Así que. Ya que somos ramas:

1.       Debemos permanecer unidos al tronco, trabajando y cultivando una comunión espiritual diaria.

2.       Debemos esperar y soportar con convicción que Dios haga su trabajo de poda en nosotros.

3.       Debemos procurar que nuestro fruto sea de calidad para que otros sean bendecidos.

¿Se da cuenta usted de que todo es una cuestión de “relación”?

Una relación:

1.       Con Dios.

2.       Con La Palabra, la oración, el servicio, y la devoción.

3.       Con otros creyentes y no creyentes, para que ello sean beneficiados al comer de su fruto.

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí;

y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios…

Gálatas 2:20

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →