Drop files to upload.
Faithlife Corporation

La explicación de la incredulidad - Juan 10-22-31

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 2 views
Notes & Transcripts

La explicación de la incredulidad

Juan 10:22-30

A.      La Incredulidad no se justifica por razones de deficiencia de pruebas para FE.

Jesucristo explica a los judíos presentes, dos motivos suficientes para creer en él.

1.       Su propia afirmación. “Os lo he dicho”. V. 25

a.       El valor de la afirmación descansa en el carácter de quien las dice.

b.      Hay aquellos cuyas declaraciones sobre sí mismos no valen nada. Pero,

c.       Por otro lado, están aquellos, cuyas declaraciones, llevan a una inmediata convicción en  las personas que los conocen.

Jesús siempre hablaba la verdad, y no podía estar equivocado en un momento como este, al dar razón de su propia naturaleza y misión.

2.       Sus propias obras hechas en el nombre del Padre. V.25

a.       No había dudas para los contemporáneos de Jesús que ÉL  efectivamente hacía milagros. Si ellos en verdad dudaban, lo hacían acerca del poder que acompañaba a Jesús y unos lo atribuían al poder de las tinieblas y otros al poder de los cielos.  (Ver 10:19-21)

b.      Estas obras y prodigios hechos por Jesús no han perdido su importancia con el paso del tiempo. Cualquier evidencia de poder al que Jesús haya hecho referencia en aquel día; hoy aun está en rigor dicha evidencia.

c.       El carácter de dichos prodigios, descansa en el valor del testigo que los cuenta (en este caso la Biblia misma). Así que no pueden ser negados ni tampoco mal interpretados.

B.      La explicación para NO creer, descansa en la deficiencia de la simpatía espiritual del veedor.

No dudamos de que existan sinceros y honestos NO creyentes.  Pero la mayoría de aquellos que rechazan a Jesucristo declaran una deficiencia de simpatía por un Dios santo y benevolente. Dicha deficiencia de simpatía obedece a una apreciación somera o simple de los hechos de Dios en su propia vida y en la vida de quienes los rodean.

1.       Jesús respondió a quienes le preguntaban y a quienes dudaban, pero “no como sus ovejas”. V. 26

a.       Ellos no tenían la disposición de ser enseñables y humildes; las que por cierto son las características conductivas de un discípulo de Cristo.

b.      Dicha disposición (de no ser enseñables) es una característica desfavorable y constituye en un “agraviante” delante de un juicio justo, ya que invalida el clamor del NO creyente al decir que “las evidencias no son suficientes” a los ojos de hombres sabios y virtuosos.

c.       Solo las “ovejas” de Dios, pueden oir su voz y discernir la voz de Dios de la voz de extraños.

d.      Estas ovejas solo le “siguen” a ÉL y en consecuencia tienen todas las oportunidades de que se familiaricen con el carácter de Dios  y con la manifestación de su propósito.

C.      Esta Disposición de “no creer”, guía a los hombres a calumniar y oponerse a Cristo.

1.       Este pasaje nos muestra cómo este principio actuaba en los tiempos de Jesús.

a.       Solamente tenemos que observar cómo este principio actúa aun en la vida de los hombres hoy.

b.      Solo así podemos explicar, basados en este principio, la vida blasfema y la oposición violenta con la que Cristo aun es asaltado.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →