Drop files to upload.
Faithlife Corporation

"en El Monte De La Prueba"

Notes & Transcripts

“EN EL MONTE DE LA PRUEBA”

¿Qué Sucede en el Monte de la Prueba?

Mateo 26.36-46

INTRODUCCIÓN: Una de las materias que más me gustan es la geografía bíblica. Donde se da cuenta uno que La Palestina oriental y la occidental, como también Siria, son montañosas, y en la Biblia con frecuencia se mencionan las montañas de estas regiones. Por ejemplo el monte más alto es el monte Hermón, que podemos decir que es el monte sagrado, pues así era considerado desde tiempos inmemoriales.

Esta el monte Sinaí; que podemos decir que es el monte de la ley, porque allí Dios dio los diez mandamientos.

Esta el monte Ararat que podemos decir que es el monte de la misericordia porque Dios dio una segunda oportunidad a la humanidad.

Esta el monte Carmelo que podemos decir que es el monte del triunfo porque allí triunfo Elías contra los 450 profetas de Baal.

Esta el monte Nebo que podemos decir que es el monte de la despedida porque allí se despidió el más grande dirigente de Dios.

Esta el monte de los olivos que podemos decir que es el monte de la prueba porque allí Jesús tomo la más grande de sus decisiones.

Y es precisamente de este último que quiero que hablemos, de lo que paso en unas de sus faldas llamada Getsemaní. “EL MONTE DE LA PRUEBA”.

Esta historia se encuentra en Mateo 26.36-46 Marcos 14.32-42, Lucas 22.39-46.

1.      Después de cantar un himno salieron al monte. Mt 26:30. Se cree que era una media hora de camino. Era habitual cantar los Salmos. 115 al 118 al final de la cena pascual por los judíos.

2.      Era de noche. Lucas 26:20, Juan 13.30. Algunos creen que eran cerca de las nueve cuando Jesús llegó a Getsemaní con sus discípulos.

3.      Era jueves. En un jueves empezó el principio del fin. Algunos creen que era la tarde del día catorce del mes de Nisán, que se cree que corresponde al seis de abril del año 31 de nuestra era.

4.      Era el Getsemaní en donde entraron. ¿Por qué en el Getsemaní?

a)      Quizás porque Jesús no quería comprometer al dueño de la casa cuando lo aprendieran.

b)     Quizás porque era su lugar favorito. Lucas 22:39 dice: “y saliendo se fue, como solía, al monte los olivos; y sus discípulos también le siguieron”.

c)      Quizás también porque era el lugar que Judas conocía. Juan.18.2. dice: “Y también Judas, el que le entregaba, conocía aquel lugar”.

d)     Quizás porque Él había consagrado ese lugar para comunión con Dios.

No es ninguna sorpresa entonces que haya preferido esta tierra favorecida.

Así como un enfermo elegiría estar en su propia cama, así Jesús eligió soportar su agonía en su propio oratorio, donde los recuerdos de los momentos de comunión con Su Padre estarían de manera vívida ante Él.

Juan.18.2. Dice: “porque muchas veces Jesús se había reunido allí con sus discípulos”.

e)      Quizás porque Dios lo estaba preparando.

Me llama mucho la atención el significado de Getsemaní del hebreo gat, prensa; y semen, aceite. Lit. Prensa de aceite, debido a la existencia de una roca tallada en la que se trituraban y prensaban las olivas, obteniendo el rico aceite que manaba hasta una tinaja situada más abajo.

Es como si Dios hubiera querido exprimirlo para sacarle el buen aceite para nosotros.

No sabemos si se trataba de un lugar abierto al público, o si pertenecía a algún amigo o pariente de Jesús, pero sea como fuere el Maestro y sus discípulos visitaban frecuentemente el lugar.

f)       Quizás porque Dios quiso recuperar la batalla perdida en el huerto del Edén por Adán y Eva en otro huerto, el de Getsemaní.

Así lo llama. Juan 18:1 “Habiendo dicho estas cosas, salió con sus discípulos al otro lado del torrente de Cedrón, donde había un huerto, en el cual entro con sus discípulos”

Como dijo Carlos H. Spurgeon, “Hemos llegado así hasta la puerta del huerto de Getsemaní, por tanto entremos; pero primero quitémonos los zapatos, como hizo Moisés cuando vio la zarza ardiendo con fuego que no se consumía.

Ciertamente podemos decir con Jacob: "¡Cuán temible es este lugar!"

I. EL DOLOR NO SE PUEDE ESCONDER. 37-38

A. Las palabras que describen el dolor.

1.      Jesús hace dos grupos, deja a 8 de sus discípulos en un lugar cerca de la entrada del huerto. Y toma a 3. A Pedro, Jacobo y a Juan.

2.      Estos tres habían estado con él cuando resucitó a la hija de Jairo (Luc. 8: 51) y también en el monte de la transfiguración (Mat. 17: 1).

3.      Ahora van a ser testigos de algo mucho más difícil de entender: la agonía de Cristo, que quedará reducido a un hombre despojado de gloria y esplendor, como si estuviese derrotado.

4.      Mat.26.37-38 Dice: “comenzó a entristecerse y a angustiarse en gran manera” (37) Se mencionan dos palabras aquí de suma importancia, La Tristeza y la Angustia.

5.      Sentimientos que El aun no revela pero que se hacen evidentes en su cara, ojos, y aun en todo su cuerpo.

6.      Bien dice el Profeta “…varón de dolores, experimentado en quebranto…” (Isaías 53:3) La tristeza es un sentimiento de aflicción, pesadumbre o melancolía.

7.      La Angustia según los expertos es un estado anímico de extrema inquietud ante un peligro.

8.      El individuo que experimenta angustia se siente desarmado e impotente ante una amenaza.

9.      Angustia se caracteriza por la aparición de una fuerte sensación de miedo, asociada a una serie de síntomas, los que ocasionan un intenso malestar general.

B. La revelación del dolor.

(38) “Entonces Jesús les dijo:(a los 3 discípulos) Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo”

1.      Cuando se esta en el monte de la prueba no se puede esconder el dolor por más que uno quiera.

2.      Jesús les reveló lo que sentía en su alma.

3.      En otras palabras les dijo: “me siento tan afligido, que siento morir”

4.      Quizás sus discípulos miraron sus ojos brillosos queriendo llorar.

5.      “Nadie sabe lo que trae en el morral sino el que lo trae cargando” dice el dicho.

6.      Tal era la situación de Jesús. ¿Qué le dijeron sus discípulos? No hay registrado nada.

7.      ¿Por qué?, ¿Que se podía decir? Jesús sintió la necesidad de platicar con sus amigos sobre su sentir.

8.      Porque cuando estamos en el monte de la prueba el dolor no se puede esconder.

II. LA ORACIÓN TOMA FUERZA. 39

“Yendo un poco adelante” (como de un tiro de piedra Lc 22:41) después de decirles que velaran y oraran. “se postró sobre su rostro, (Lc 22:41 dice: “y puesto de rodillas oró”) orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú” Era a una distancia corta que le podían ver y oír.

A. Porque esta es la primera ocasión que Jesús pide algo para él.

1.      Hasta entonces había obrado como intercesor por otros; pero ahora intercede por el mismo.

2.      El sabe que le espera una muerte terrible a manos de un grupo religioso dispuesto a romper su ley, por prenderle, y de un gobierno impersonal e injusto.

3.      Jesús se enfrentaría a las consecuencias de su mensaje: Ha predicado la vida y el mundo le depara la muerte y el sufrimiento.

B. Porque Jesús hizo esta misma oración tres veces. 39, 42, 44.

1.      Vemos la insistencia de sus suplica.

C. Porque la intensidad de su oración.

1.      Su paz lo ha abandonado, su calma se ha convertido en tempestad.

2.      Después de la cena nuestro Señor había cantado un himno, pero en Getsemaní no había cantos, solo sufrimiento.

3.      Lc 22:44 Dice: “Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra”.

4.      El único evangelista que menciona este hecho, es médico: Lucas.

5.      Y lo hace con la precisión de un clínico.

6.      Esto no es un lenguaje poético sino una condición médica.

7.      Esta condición es conocida en la medicina como “hematidrosis” es un fenómeno rarísimo.

8.      Se produce en condiciones excepcionales es necesario el agotamiento físico, acompañado de un daño moral violento causado por una profunda emoción, por un gran temor.

9.      El terror, el miedo, la angustia terrible de sentirse cargado con todos los pecados de los hombres deben haber aplastado a Jesús.

10.  Semejante tensión extrema produce la ruptura de las finísimas venas capilares que están bajo las glándulas sudoríparas.

11.  La sangre se mezcla con el sudor y aparece sobre la piel.

12.  Después gotea por todo el cuerpo y cae a tierra.

13.  Esta hemorragia microscópica tiene lugar en toda la piel, la cual queda, por esta causa lesionada, dolorida y muy sensible a los golpes.

14.  Esta agonía de Jesús no se debía tanto a los padecimientos físicos que pasaría, sino a la realidad de que los pecados de la humanidad vendrían sobre él.

15.  Allí iban los nuestros.

III. LA SOLEDAD SE HACE EVIDENTE. 40-41

A. Sus discípulos se durmieron.

1.      Mat.26:40-41 “Vino luego a sus discípulos, y los halló durmiendo, (Lc 22:45 dice: “a causa de la tristeza”) y dijo a Pedro: ¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora? Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil”

2.      Por fin se levantó, temblaban sus rodillas, apenas podían sostenerlo; tenía la fisonomía descompuesta, y estaba desconocido, pálido y erizados los cabellos, Sus rodillas vacilaban; juntaba las manos; inundadas de sudor y de hojas secas.

3.      Su sudor un sudor frío, Había comenzado la Pasión cruenta en su alma.

4.      Sin duda, Jesús se acercó a ellos procurando camaradería, solidaridad y simpatía pero no las hubo.

5.      En este estado busca consuelo en los suyos pero no lo hubo.

6.      Nótese que se dirige a Pedro, Pedro era el que se había jactado que acompañaría a Jesús a la cárcel o a la muerte (ver com. vers. 33, 35).

7.      En este momento, no era capaz de permanecer despierto, mucho menos de realizar algo difícil.

8.      El les había dicho "Velad conmigo" (Mateo. 26:38) Pero no lo hicieron.

9.      Esta una queja general para los que no han sabido estar a la altura de las circunstancias.

B. Judas venia en camino para entregarlo.

1.      Todos menos uno dormían, y el que estaba despierto iba camino a traicionarlo.

2.      En este momento, hemos llegado al punto de preguntarnos el significado para los discípulos de esta noche de oración.

3.      Si para Jesús el jardín de oración es angustia y obediencia, debemos preguntarnos que significó el monte para aquellos que acompañaban al Señor en aquella noche crucial.

4.      Este es el momento de ver, que significa Getsemaní para los discípulos del Señor. Getsemaní es el lugar donde todos abandonamos a Jesús, donde todos le fallamos y le dejamos absolutamente solo, luchando contra el pecado por nosotros.

5.      ¿Puede alguien dormir cuando tiene problemas muy pesados? ¿Acaso no esta uno piense y piense?

6.      Los discípulos se durmieron no porque fueran malos, sino porque no era su problema. Hermanos, tus familiares te quieren, tus hermanos en Cristo y tus amigos, pero en la contienda espiritual, la lucha final siempre se lleva a cabo en la soledad.

7.      ¿Qué significa el Getsemaní para ti?

IV. HAY UN RENDIMIENTO A LA VOLUNTAD DE DIOS. 42

A. Jesús se dirige hacia Dios.

1.      De nuevo en su agonía, se aferra al suelo frío, como para evitar ser alejado más de

Dios. El frío sereno de la noche cae sobre su cuerpo postrado, pero él no le presta atención.

2.      De sus labios pálidos, brota el amargo clamor: “Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad” Jesús llama a su Padre, con acentos de hijo pequeño, le llama "Abba"(Marcos 14:36) oración desconocida en otros labios.

B. Jesús pide no tomar de la copa.

1.      La referencia a la "copa" como símbolo del sufrimiento y la muerte tenía su origen en la antigua costumbre de dar a los criminales un vaso de veneno y obligarles a beberlo.

2.      Satanás ha dado a todo ser humano el veneno mortal del pecado; y, a fin de que pudiéramos escapar a los fatales efectos de ese vaso mortal, Jesús tomó la copa asignada al hombre culpable, y la bebió hasta su última gota.

3.      Con razón dice el escritor a los Hebreos que Jesús "gustó la muerte por todos". Murió en nuestro lugar.

4.      Esta copa que no era otra cosa que el destino que Dios le tenía deparado para el futuro.

5.      Jesús se rindió a la voluntad de Dios. Esto es importante, no es un destino preparado por los hombres, por las instituciones o poderes de su época.

6.      Nadie le quita la vida a Jesús, él la da voluntariamente (Juan. 10:18).

7.      Creemos que el Padre lo puso a sufrir allí por nosotros.

8.      Era en ese momento que nuestro Señor tenía que tomar la copa de la mano del Padre.

9.      La prueba no venía ni de los judíos, ni del traidor Judas, ni de los discípulos que dormitaban, ni del diablo, sino que era una copa que había sido llenada por Uno que Él sabía que era Su Padre, que le había asignado una poción muy amarga, una copa que no era para que el cuerpo bebiera ni para derramar su hiel sobre su carne, sino una copa que de manera especial aturdía su alma y afligía lo íntimo de su corazón.

C. Jesús se somete a la voluntad de Dios.

1.      Pero el dijo: “No se haga mi voluntad sino la tuya” Estaban dos voluntades, la de él y la de Dios; pero el renuncio a la suya para acatar la de Dios.

2.      Lo que Dios quisiera en el cielo, Jesús lo querría en la tierra.

3.      El Padre quiere salvar a los hombres por la línea del máximo amor; y el Hijo quiere esa voluntad que costará tanto dolor.

4.      Ese es el precio de la salvación de los hombres. Eso es lo que debemos hacer cuando estamos en el monte de la Prueba.

V. LA FORTALEZA N SE HACE ESPERAR. Lc 22:43

A. Cuando se ha sometido a Dios.

1.      Me llama mucho la atención la palabra que el Dr. Lucas registra “agonía” Dios sufrió con su Hijo.

2.      Los ángeles contemplaron la agonía del Salvador. Vieron a su Señor rodeado por las tinieblas satánicas.

3.      Hasta que Dios asigno a uno que fuera a confortarle.

4.      El Dr. Lucas es el que lo registra: “Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle” (Luc. 22:43)

5.      Siempre que hay un rendimiento a la voluntad de Dios, cuando se esta en el monte de la prueba; El envía Ángeles a fortalecerle.

6.      Más de treinta años después de la pasión, uno de los apóstoles describió así la experiencia del Getsemaní: “Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente. Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen; y fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec” (Heb. 5:7-10)

B. Cuando elevamos nuestras oraciones.

1.      Aunque a veces parece que Dios no nos escucha, el siempre esta atento a las oraciones de sus hijos.

2.      La tormenta no se había apaciguado, pero el capitán había sido fortalecido para soportar su furia.

3.      Una paz celestial se leía en su rostro manchado de sangre. “Entonces vino a sus discípulos y les dijo: Dormid ya, descansad. He aquí ha llegado la hora, y el Hijo del Hombre es entregado en manos de pecadores” (Mt 26:45)

CONCLUCIÓN: Hemos visto que todos en algún momento de nuestra vida estaremos en el monte de la prueba, si es que no lo estamos ya. Pero nosotros como Jesús podemos salir victoriosos de ella.

1. El monte de la prueba fue un lugar, tanto de sufrimiento como de fortaleza.

2. Lo que marco la diferencia entre la victoria y la derrota fue: la oración.

3. Cuando sientas que todos te han dejado, recuerda Jesús esta allí.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →